Mercedes-Benz Clase C

Clase C
Consumo 1,2 - 10,1 L/100km
Eco G
Potencia 156 - 510 CV
Plazas 5
Maletero 455 L
Precio Desde 41.105

La quinta generación del Mercedes-Benz Clase C llega con una gama completamente electrificiada, ya sea mediante hibridación ligera a 48 voltios o con un híbrido enchufable con récord de autonomía ‘cero emisiones’: 100 kilómetros. La noticia no tan positiva es que de inicio no hay mecánicas con más de cuatro cilindros. Y puede ser peor porque, si se confirman los rumores, no las habrá: los AMG recurrirán a bloques tetracilíndricos con electrificación que elevarán su potencia por encima de los 500 CV . Lo que sí se mantendrá, y no deja de ser otra sorpresa, es el diésel 2.0 de cuatro cilindros, cuyo cubicaje aumenta de 1.950 cm3 a 1.992 cm3. Su denominación pasa a ser OM 654 M y va a llegar con dos versiones, monoturbo (C 220 d, con 200 CV) y biturbo (C 300 d, con 265 CV), en ambos casos con un consumo muy contenido: 4,9 litros/100 km en el 220 d y 5,0 litros/100 km en el 300 d. Como suele ser habitual, Mercedes añadirá alguna motorización más sencilla. En gasolina habrá más para elegir, comenzando con un C 180 con motor 1.5 de cuatro cilindros y 170 CV de potencia, seguido del C 200, con el mismo bloque y 204 CV. El C 300 da el salto hasta los 2.0 litros y eleva la potencia hasta los 258 CV que le sitúan como el gasolina más potente disponible en la gama de lanzamiento. Cabe destacar que tanto este como el C 200 van a poder combinarse con la tracción a las cuatro ruedas, siempre con cambio automático de nueve velocidades (es la única transmisión disponible en el Clase C). No obstante, el récord de potencia le corresponde a la anteriormente mencionada versión híbrida enchufable conocida como C 300 e. Surge de combinar el bloque de gasolina 2.0 (con 204 CV) con una unidad eléctrica, dando como resultado 313 CV de potencia, 7 CV menos que el anterior modelo, aunque el nuevo sistema de alto voltaje es más compacto y más potente (ahora desarrolla 95 kW, 129 CV) que su antecesor (90 kW, 122 CV). Otro cambio importante se debe a la integración de la electrónica de potencia en la carcasa del cambio, que reduce el espacio necesario y facilita el proceso de montaje en la planta de producción. En lo que respecta a la batería, es un desarrollo propio de Mercedes-Benz. Consta de 96 celdas y tiene una capacidad 25,4 kWh, que da lugar a una autonomía cercana a los 100 kilómetros. Cabe destacar que cuenta con un sistema interno de refrigeración, de modo que la gestión térmica puede regular la temperatura de servicio con independencia de la climatización del habitáculo. Esto implica dos ventajas: por una parte, su rendimiento no se ve tan afectado por la temperatura exterior, y por otra, permite la carga rápida con corriente continua; en concreto, con el cargador opcional de 55 kW es posible cargar completamente una batería vacía en unos 30 minutos. Para la red doméstica, con corriente alterna, contará con un cargador de a bordo de 11 kW, aunque aún no es seguro si será de serie o se ofrecerá en opción. Dicho todo lo anterior, una de las innovaciones más llamativas del nuevo Clase C está en su eje trasero direccional, el cual estará disponible en opción. Es novedad en la Clase C aunque no en el segmento; el desaparecido Renault Laguna, de 2008, podía equipar uno similar. En el caso del Mercedes, las ruedas posteriores pueden girar un máximo de 2,5 grados: hasta 60 km/h, lo hacen en sentido contrario a las delanteras, y por encima, en la misma dirección. Con este sistema se logra una doble ganancia: en maniobrabilidad (se reduce el radio de giro) y en el comportamiento en curvas. Y de la extensa lista de novedades también rescatamos el Digital Light, un módulo con tres led de gran potencia, cuya luz se refleja mediante ¡1,3 millones! de microespejos, cada uno de ellos con una superficie similar a una moneda de 5 céntimos de euro que equivale a un píxel. De esta forma, es como si tuviésemos 2,6 millones de píxeles que crean un haz de luz totalmente adaptable a las condiciones de circulación. Su funcionalidad va aún más allá, pues estos faros pueden proyectar en la carretera animaciones o símbolos que sirven tanto de ayuda al propio conductor como al resto de usuarios

Información y pruebas

Mercedes AMG C63 S vs Audi RS 4

Comparativa Mercedes-AMG C 63 S Estate vs. Audi RS 4 Avant: familiares de altos vuelos

Con la llegada del BMW M3 Touring confirmada para 2023, es momento de analizar a qué se va a enfrentar. El Mercedes-AMG C 63 S Estate ha sido una absoluta referencia, pero su generación acaba de ser reemplazada. Por su parte, el Audi RS 4 ofrece un planteamiento diferente y un resultado inapelable. ¿Cuál es mejor?

Precios Mercedes-Benz Clase C