Lavado de cara y aumento de potencia

Mercedes-AMG C43 4Matic 2018: maquillaje y mucho músculo

27 Mercedes-AMG C43 4Matic 2018: maquillaje y mucho músculo
Fotos del Mercedes-AMG C 43 4MATIC 2018
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Mercedes-AMG actualiza el C43 4Matic en sus variantes berlina y familiar. Además de los cambios estéticos, eleva la potencia de su V6 biturbo hasta los 390 caballos.


El año 2018 ha llegado cargado de trabajo para Mercedes. Después de presentar la tercera generación del CLS y la actualización del Clase C, Mercedes-AMG aprovechará el Salón de Ginebra para mostrar el lavado de cara del C43 4Matic en carrocería sedán y Estate.

Al igual que el resto de versiones de la gama, el C43 adopta una estética más actual y gana músculo a través de detalles como la calandra con doble lama en plata iridio mate, el nuevo faldón delantero o las tomas de aire laterales integradas en el propio faldón. En la parte trasera destacan las dobles salidas de escape cromadas, el faldón trasero con entradas de ventilación, el difusor más agresivo y el spoiler del color de la carrocería ubicado sobre la tapa del maletero.

Mercedes-AMG C43 trasera

Los más rebeldes pueden decantarse por el paquete estético AMG opcional que confiere una imagen todavía más deportiva al conjunto. Además de incluir un labio delantero más prominente, pinta de negro brillo el alerón posterior, algunos detalles de los faldones laterales y varios apéndices aerodinámicos del parachoques trasero.

Más información

La actualización del exterior se completa con las nuevas llantas de aleación AMG de 18 pulgadas. Su diseño se ha optimizado en el túnel de viento para lograr una mayor eficiencia aerodinámica y conseguir una mejor refrigeración de los frenos. De serie, el C43 4Matic incorpora llantas de cinco radios dobles en color tremolita y pulidas en alto brillo, mientras que opcionalmente se ofrece otra variante en 19 pulgadas de cinco radios dobles pintadas de gris tántalo, negro brillante o negro mate y pulidas a alto brillo. En ambos casos la medida de los neumáticos delanteros y traseros es diferente.

Deportividad por los cuatro costados

El restyling también afecta al interior, donde se respira deportividad y elegancia a partes iguales. El cuero y el aluminio revisten gran parte del habitáculo, aunque todo el protagonismo recae en los espectaculares asientos AMG Performance opcionales. Entre sus múltiples características figura la de ajustar los laterales de la butaca a través de cojines integrados, la calefacción, la ventilación y su tapizado en símil de cuero y microfibra de color negro con costuras rojas. El contraste continúa con el techo de color negro y los cinturones de seguridad rojos.

Mercedes-AMG C43 Interior

En cualquier caso, el cliente dispone opcionalmente de amplias posibilidades de configuración individual. Uno de los extras más recomendables es el cuadro de instrumentos totalmente digital. Dispone de tres estilos de visualización (Clásico, Deportivo y Supersport) y a través de una pantalla de 12,3 pulgadas muestra todos los parámetros e información referentes a la conducción. Entre sus funciones sobresale el indicador de fuerzas G, el cronómetro para medir los tiempos por vuelta y los gráficos que muestran el uso del par motor, la potencia nominal y la sobrealimentación.

Opcionalmente, el sistema AMG Track Pace sirve para aportar datos adicionales a través de la telemetría. Es un componente del sistema de infoentretenimiento Comand Online y los datos se muestran en el visualizador multimedia, el cuadro de instrumentos y el Head-Up Display. Además de poder registrar perfiles con circuitos propios, representa cartográficamente trazados de competición famosos, como el Nürburgring.

Mercedes-AMG C43 piloto trasero

El lavado de cara también nos trae un nuevo volante AMG de serie. Su parte inferior es achatada, está tapizado en cuero perforado (opcionalmente en napa) para mejorar el agarre e incluye levas del cambio galvanizadas para favorecer una conducción deportiva con cambios de marcha manuales. Otra novedad son los botones que permiten manejar de forma intuitiva las funciones del cuadro de instrumentos y del sistema multimedia mediante movimientos táctiles. Estos pulsadores han sido heredados del Mercedes Clase S, el buque insignia del fabricante alemán.

Más enérgico

Debajo del capó se esconde el conocido motor AMG V6 de 3.0 litros, aunque esta vez con dos turbocomprensores de mayor tamaño para rendir 390 caballos y 520 Nm de par, suficiente para alcanzar una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora (limitada electrónicamente) y alcanzar los 100 kilómetros por hora desde parado en apenas 4,7 segundos (4,8 segundos si hablamos del Estate). El consumo medio en el caso de la berlina es de 9,3 l/100 km y el Estate se conforma con 9,6 l/100 km.

Mercedes-AMG C43 Motor

Para transmitir toda la potencia al asfalto, el C43 4Matic cuenta con el cambio de doble embrague AMG Speedshift TCT 9G adaptado para realizar transiciones más cortas y lograr una experiencia de conducción más dinámica. Los más exigentes quedarán encantados con la función doble embrague en los programas de conducción Sport y Sport+, pero si lo desean pueden tomar las riendas con el modo Manual.

Y es que el conductor tiene a su disposición los programas del selector de modos de conducción Drive Select para cambiar la personalidad del vehículo en función de sus necesidades y variar entre Confort, Sport, Sport+ e Individual. Adicionalmente, se incorpora el modo «Calzada resbaladiza» para circular en situaciones de baja adherencia como la nieve y el hielo.

Mercedes-AMG C43 delantera

El otro aliado del propulsor V6 de 390 CV es la tracción AMG Performance 4Matic. Viene de serie en las dos variantes y distribuye el 31% del par delante y el 69% en el eje trasero. Gracias a ello se logra una experiencia de conducción más satisfactoria sin comprometer la seguridad. De igual manera, el tren de rodaje AMG Ride Control con amortigación adaptativa regulable ofrece un gran equilibrio entre dinamismo y confort, por lo que el C43 4Matic puede convertirse en el perfecto compañero de viajes después de rodar en circuito.

 

Mercedes-Benz Clase C