Lo veremos en persona en el Salón de Tokio

Mini presenta el Mini Cabrio 2016

mini1 5
Mini presenta el Mini Cabrio 2016
Autofacil
Autofacil
Llega el Mini Cabrio 2016, con pocos cambios estéticos respecto a la versión hatchback pero con un aumento de cotas y espacio que podremos ver en el Salón de Tokio.


Era el último que quedaba, justo a quien estábamos esperando para completar la gama de Mini, y que la marca ha dado a conocer hoy: el Mini Cabrio en su versión 2016. Tanto estéticamente como en comportamiento no difiere mucho de sus antecesores, no obstante, necesitaba una renovación para ponerse al día con respecto al resto de sus ´hermanos´.

Las que sí cambian notablemente son sus dimensiones, ofreciendo ahora un mayor espacio en el habitáculo para sus ocupantes y un maletero que gana aproximadamente un 25% de capacidad, llegando hasta los 215 litros con la capota puesta y cubicando 160 con ella en el interior del mismo. La culpa la tiene, además de un mejor aprovechamiento del espacio, el aumento de cotas, que se cifran en 382 cm. de largo, 173 de ancho y 142 de alto, experimentando el mayor crecimiento en su longitud -9,8 cm.-. Maletero Mini Cabrio 2016

De la misma forma, la anchura se amplía en 4,4 cm. y la altura en solo un mm.; y que la batalla sea exactamente igual que la del Mini hatchback la hace 2,8 cm. mayor, con unas vías ensanchadas en 4,2 cm. delante y en 3,4 detrás. La capota, por su parte, es de tela y cuenta con un accionamiento eléctrico que funciona hasta los 30 km/h, completando su recorrido en 18 segundos y mejorando el acceso al maletero gracias a que la parte que la cubre ahora se puede abrir.

Sobresale en uno de los aspectos característicos de Mini como es la personalización, con una capota de serie en negro pero con la opción de teñirla de otros colores y una paleta cromática para la carrocería que añade el nuevo azul Caribbean Aqua metalizado que se suma a otros 7 metalizados más y 4 sólidos. No obstante, lo más llamativo es su arco de seguridad, que permanece escondido y se despliega automáticamente si sus sensores detectan riesgo de vuelco.

Referente a las motorizaciones, el nuevo descapotable de Mini aterriza con dos versiones gasolina y una diésel. Los propulsores de gasolina son un 1.5 de 3 cilindros, 136 CV y 220 Nm que acelera de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y alcanza los 208 km/h, homologando un consumo mixto de 5l/100km; y un 2.0 de 4 cilindros, 192 CV y 280 Nm –aunque cuenta con función overboost que sube el par motor hasta los 300 Nm- que llega a los 100 km/h desde parado en 7,2 segundos, su velocidad máxima es de 230 km/h y consume en ciclo combinado 6l/100km.

En el lado opuesto a éstos se encuentra el diésel, con otro tricilíndrico de 1.5 litros y que desarrolla 115 CV y 270 Nm de par motor máximo. El 0 a 100 lo completa en 9,9 segundos y la cifra su velocidad máxima en 195 km/h, todo ello con un consumo mixto de 3,8l/100km. Como cabía esperar, todos los motores son TwinPower Turbo, y en un futuro se esperan más opciones… como el radical JCW.

El Mini Cabrio llegará al mercado casi 2 años después de que hiciera lo propio esta tercera generación, y podremos contemplarlo en persona y saber aún más detalles en el Salón de Tokio, que tendrá lugar entre el 30 de este mes y el 8 de noviembre.

Trasera Mini Cabrio 2016

 

Mini Mini Cabrio