Según un estudio del RACE

300.000 españoles han conducido saltándose el confinamiento

raceconductor
300.000 españoles han conducido saltándose el confinamiento
Enrique Espinós
Enrique Espinós

Lo hicieron "sin necesidad y buscando una excusa". Es una de las conclusiones a las que llega la última oleada del Observatorio RACE de Conductores, que investiga sobre la movilidad bajo la pandemia del coronavirus.


El Observatorio de Conductores es un estudio mensual, realizado por el RACE, sobre distintas cuestiones que afectan a los conductores españoles. El club automovilista acaba de hacer públicos los resultados de la tercera oleada de este año, que se ha centrado en el uso de los vehículos durante el confinamiento por el coronavirus y que se ha realizado mediante una encuesta a 1.187 conductores.

El estudio revela, entre otras cuestiones, que un 70% de los encuestados han conducido un vehículo durante el confinamiento instaurado el pasado 16 de marzo. Los motivos para ello son diversos, siendo el más habitual el tener que ir a hacer la compra (lo reconoce el 83% de los encuestados), seguido de ir a la gasolinera (un 53%) o acudir al trabajo, algo que realiza el 39% de los encuestados. Otras actividades para las cuales han cogido un automóvil o una moto son ir a la farmacia (lo indica así el 39% de los encuestados), a casa de un familiar que necesita ayuda o al médico (un 22% en ambos casos), y acudir al estanco (9%). Un 6% de los conductores entrevistados ha justificado el hecho de conducir por otros motivos no contemplados en el estado de alarma e, incluso, un 2% por ir a recoger o a llevar a sus hijos en régimen de visitas o en custodia compartida.

Sin embargo, el resultado más llamativo de este estudio es que un 3,5% de los encuestados (si extrapoláramos ese porcentaje a todos los conductores españoles supondrían aprox. 900.000) reconoce que ha cogido su automóvil «sin necesidad» y «utilizando una excusa para salir con el coche». En un uso menos lúdico, hasta el 9,2% de los encuestados admite que sí han recurrido a su vehículo para realizar actividades para las que, habitualmente, no utiliza este medio de transporte. ¿El motivo? El miedo a un posible contagio por coronavirus.

Este temor a la enfermedad también supondrá un cambio de tendencia en cuanto a movilidad cuando se levante el confinamiento. Si antes de la pandemia, un 83,2% de los encuestados utilizaba el coche para acudir al trabajo, mientras que un 11% lo hacía en transporte público y un 5,8% andando; cuando se levanten las restricciones de movilidad, un 86,8% afirma que recurrirá a su coche o moto, mientras que sólo un 6,0% utilizará el transporte público. Aquellos que van caminando a su trabajo apenas variarán; seguirá siendo un 5,4% de los encuestados.

El mantenimiento y los viajes durante el confinamiento

El Observatorio también ha preguntado a los encuestados sobre su experiencia relacionada con la conducción y los viajes durante estas semanas de pandemia. Lo más significativo es el escaso mantenimiento que se está llevando a cabo en los vehículos, ya que sólo el 16,3% de los conductores ha revisado el aceite y otros líquidos, mientras que un 18% ha comprobado el nivel de combustible y un 18,9%, la presión de los neumáticos. A cambio, un 43,1% sí ha arrancado su vehículo para comprobar el estado de la batería y un 53% le ha puesto combustible. Eso sí, un 20,6% de los encuestados no ha llevado a cabo ninguna de estas acciones con su vehículo.

En otro orden de cosas, más de la mitad de los conductores, el 55,5% de los encuestados, han tenido que cancelar uno o más viajes por carretera. Más de la mitad de estos viajes cancelados eran de fin de semana pero, debido a la coincidencia del confinamiento con la Semana Santa, un 32% eran por vacaciones largas; un 17,5%, desplazamientos por trabajo; y un 14,5%, viajes por acontecimientos familiares como cumpleaños o bodas.

De cara a las próximas vacaciones de verano, sólo un tercio de los encuestados se ha planteado cómo va a llevarlas a cabo. Pero de ellos, un 34,4% aboga por pasarlas en una segunda residencia y un 25,4% aún no sabe dónde, pero sí que las disfrutará en España. Un 14,6% mantendrá sus planes de viajes ya reservados, mientras que un 4,6% anulará sus viajes.