Las gasolineras tienen un nuevo objetivo… ¡y son las motos eléctricas!

Andrés Martínez
Andrés Martínez
¿Y si en vez de cargar la batería de un vehículo eléctrico se pudiera sustituir en un minuto por otra que estuviese cargada? Ese es el ambicioso objetivo de Cepsa y Silence.

Cualquier análisis racional de las nuevas formas de movilidad eléctrica, deja entrever el principal problema de este tipo de vehículos: el tiempo de carga es elevado. En especial si se compara con alternativas equivalentes con motor térmico.

Si quieres un coche nuevo con descuento haz click aquí

Si bien, dentro de los automóviles eléctricos la solución pasa por instalar cargadores cada vez más potentes, a la vez que se amplía el número de puntos de recarga, en el caso de las motos otra podría ser la solución definitiva.

A fin de cuentas, las motos eléctricas son más pequeñas y ligeras que cualquier vehículo de cuatro ruedas y eso implica que también lo sean sus baterías. Así las cosas, ¿por qué no diseñar un sistema de intercambio de baterías para motos eléctricas en las gasolineras?

Intercambiar baterías, la clave es ahorrar tiempo

Gasolinera Cepsa

Esa es la conclusión a la que han llegado Cepsa y el Grupo Acciona, que a su vez es propietario del fabricante de vehículos eléctricos Silence. Y la primera etapa de su plan ha sido desarrollar una prueba piloto en Barcelona.

Sin embargo, no se quedará ahí, ya que la estrategia de ambas compañías contempla el desarrollo de un total de 10 intercambiadores, cinco en Madrid y otros cinco en Barcelona.

“Nuestro objetivo, con esta iniciativa, es poner en marcha lo antes posible una amplia red de servicio de intercambio de baterías en todo el país para dar respuesta a nuestro propósito de acelerar la descarbonización y reforzar nuestro liderazgo en el sector de la movilidad eléctrica 100% renovable”, señala Carlos Sotelo, CEO de Silence

“Con este piloto en Barcelona y Madrid, de la mano de Cepsa, nuestros usuarios tendrán una estación de intercambio de baterías a menos de 10 minutos en ambas ciudades”, ha señalado el máximo mandatario.

Por su parte, la directora del área de New Mobility de Cepsa, Isabel Gorgoso, ha señalado que “en Cepsa nos adaptamos a las nuevas formas de movilidad, dentro de nuestra ambición de convertirnos en líderes de la movilidad y la energía sostenibles en España y Portugal. Mediante esta nueva alianza comenzaremos a ofrecer servicios de micromovilidad en nuestras estaciones de servicio: una solución más dentro de las distintas alternativas de movilidad sostenible que ponemos a disposición de nuestros clientes”.

¿Por qué Silence es clave de este proyecto?

Silence_BaaS_1
La batería se reserva, durante un máximo de 20 minutos, vía APP

Las motos eléctricas de Silence emplean un sistema de baterías extraíbles que permite cambiar una unidad descargada, por otra con un 100% de carga, en poco más de un minuto. De esta forma, se podría conseguir una batería recargada en un tiempo similar al que se reposta un scooter de gasolina.

Eso sí, con algunos matices. Y es que, para acceder a una batería cargada, deberás reservarla en el intercambiador más cercano a través de la aplicación Battery Station de Silence, depositar la batería descargada y, a continuación, montar la nueva en la moto.

Por otro lado, cabe destacar que el Seat Mó, fabricado por Silence, así como el cuadriciclo biplaza Silence S04, podrían beneficiarse de esta práctica en un futuro. 

Por último, la estrategia de futuro de Silence pasaría por ofrecer a los compradores la posibilidad de adquirir la moto eléctrica sin batería, con la intención de abaratar el precio. En este sentido, el usuario debería utilizar las baterías de los intercambiadores para moverse.