Micromovilidad inversa: del desplazamiento de la persona al de la mercancía

revoolt
Micromovilidad inversa: del desplazamiento de la persona al de la mercancía
Ramon Ledesma,
Ramon Ledesma,

Ramón Ledesma, subdirector de Ordenación Normativa de la DGT de 2005 a 2012, nos da su visión de la nueva movilidad.


Los últimos 50 años han sido especialmente intensos en la ordenación de nuestras ciudades, para bien o para mal. En el ámbito del comercio, y salvo contadas excepciones, diseñamos un sistema de grandes centros comerciales y parkings donde el comportamiento consistía, básicamente, en ir abandonando el barrio y en acudir en vehículo privado a obtener las diferentes mercancías y objetos. En estos centros, además, se generaba un entorno de confort que fomentaba su asistencia y estancia: bares, restaurantes, cines o centros infantiles de juego cerraban el círculo.

Sin embargo, y como con cualquier acción humana, la hemos modificado: hoy día, la persona deja de buscar la mercancía en el centro comercial y es la mercancía la que sale del comercio y busca a la persona. Dos son esencialmente los motivos de esta metamorfosis:

1.- El cambio de modelo de ciudad.

De un modo lento pero constante, las decisiones públicas van orientándose a recuperar ‘el barrio’; a estar en las calles más que a pasar por ellas. Un ejemplo cada vez más habitual: de los 12 metros de ancho de una calle, antaño sólo 3 m eran aceras para los peatones. Ahora, la situación es inversa: únicamente 3 metros se dedican a la circulación esporádica y puntual de vehículos.

2.- Internet y las nuevas tecnologías.

Lo que hace 10 años resultaba impensable -el e-commerce en nuestro móvil- es ahora el centro de la batalla empresarial. Grandes y pequeñas empresas luchan por situar sus productos en el entorno de los ciudadanos a través de sus smartphones, y el ‘click’ de compra sustituye progresivamente al ‘éste’ de la estantería del supermercado.

Este cambio es lo suficientemente complejo como para involucrar en él a todos los actores implicados, ya sean públicos o privados. Y en este camino se antoja cada vez más necesaria una acción estratégica a nivel nacional que, entre otros, debe incluir dos elementos:

1.- Una institución al frente del cambio del modelo.

PONS Seguridad Vial reivindica hace años la creación de una Secretaría de Estado de Movilidad, que lidere el cambio y estrategia en los modelos urbanos de las ciudades. Hace falta una institución estatal que escuche, discuta, ordene y presente las líneas futuras que marcarán las decisiones de la movilidad urbana.

2.- Un documento estratégico de cambio de modelo.

Tampoco existe un mínimo decálogo de intenciones, principios o siquiera deseos sobre lo que debería ser la movilidad de nuestro país en los próximos 20 años. Los diferentes actores públicos y privados no cuentan con un Plan de consulta sobre el que puedan respaldar sus decisiones institucionales o futuras inversiones.

Ambos elementos se antojan, en este momento, especialmente necesarios. No contar con ellos implicará que cada actor entenderá y llevará a cabo su modelo ‘personal’ de movilidad€ en un entorno donde el uso colectivo del espacio público debe ser, por el contrario, cada vez mayor.

Ramón Ledesma

Ramón Ledesma, Asesor de PONS Seguridad Vial.

Ledesma, como subdirector de Ordenación Normativa de la DGT de 2005 a 2012, ayudó a desarrollar el carnet por puntos. Desde entonces, este licenciado en Derecho ha seguido ligado al Tráfico y a la movilidad.