La DGT regula los patinetes eléctricos: a 25 km/h y solo por la calzada

patinetesregaloreyes01 7
La DGT regula los patinetes eléctricos: a 25 km/h y solo por la calzada
Nicolás Merino
Nicolás Merino

La DGT ha aprobado una instrucción provisional que afecta a los VMP, entre los que se encuentran los patinetes eléctricos. Se podrán conducir hasta 25 km/h y únicamente por la calzada.


La regulación de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) está siendo realmente conflictiva; y es que sin una normativa Estatal que defina unos límites, la regulación de su uso queda en manos de los municipios.

Mitsubishi Outlander PHEV: el SUV híbrido más completo

En este sentido, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado una instrucción en la que establece las normas de uso para los VMP, donde se incluyen los patinetes, que va en consonancia a lo que se está debatiendo en la Unión Europa. Recordemos que la modificación del Reglamento General de Circulación (RGC), que contempla regular el uso de los VMP, se encuentra actualmente paralizada.

Así, esta regulación de carácter provisional establece una velocidad máxima de 25 km/h, así como unas multas de entre 500 y 1.000 euros por circular bajo los efectos de alcohol y de hasta 200 euros por conducir usando el teléfono móvil. Todos los usuarios de un VMP tendrán ahora la obligación de hacer un test de alcoholemia o drogas. De negarse, esto supondrá una sanción administrativa. Si la prueba da positivo, las autoridades pertinentes se dispondrán a inmovilizar el vehículo.

Solo por la calzada

La calzada será la única zona por la que un VMP podrá desplazarse, quedando prohibida su circulación por aceras y zonas peatonales. La capacidad del vehículo es de tan solo una persona, por lo que de haber más de un ocupante la sanción será de 100 euros. Si se circula por la noche y no se hace debidamente -sin alumbrado o ropa reflectante- la sanción se elevará a los 200 euros.

Los auriculares u otro sistema de comunicación está totalmente prohibido mientras se circula con un VMP. En lo referente al uso del casco, al no haber una norma en el RGC, su uso dependerá de las normativas de cada municipio. En caso de ser obligatorio, no llevarlo se saldará con una multa de 200 euros. Lo mismo sucede con las paradas y los estacionamientos, donde la ordenanza municipal tendrá la última palabra. Ante una infracción cometida por un menor de 18 años serán los padres o los tutores legales los que tengan que hacer frente a la sanción.