Cambios en las etiquetas de la DGT: solo se salvarían los eléctricos

pegatina 2
Cambios en las etiquetas de la DGT: solo se salvarían los eléctricos
Nicolás Merino
Nicolás Merino

El Gobierno está estudiando introducir una modificación en el etiquetado de la DGT por el que los vehículos híbridos enchufables pasarían del distintivo CERO a ECO. También está previsto establecer un nuevo impuesto de matriculación para todos los vehículos, excepto los eléctricos.


Actualización: La DGT ha desmentido, a través de su perfil de twitter, que esté trabajando en modificaciones de las etiquetas ambientales para vehículos.

Mientras avanzamos hacia una electrificación general, los vehículos impulsados por los combustibles tradicionales se van encontrando lenta e inexorablemente con más trabas de cara al futuro. Y es que desde el Gobierno de España y la Dirección General de Tráfico se está estudiando modificar la clasificación actual del etiquetado ambiental y una subida del impuesto de matriculación, del que solo se salvarían los vehículos 100% eléctricos.

De llegar a materializarse esta medida, todos aquellos coches con unas emisiones superiores a los 80 g/km de CO2 que se vendan tendrán que abonar un impuesto de matriculación del 7%. Un hecho que sin duda alguna encarecería el precio de la gran mayoría de vehículos. Esos hipotéticos 80 g/km de CO2 obligarían a pagar el impuesto de matriculación a los vehículos que se pasen, entrando en este criterio la mayoría de vehículos, incluidos híbridos e híbridos enchufables.

cocheelectricorecarga

Tal y como refleja la regulación vigente, todos los vehículos vendidos con unas emisiones por debajo de los 120 g/km no tienen que hacer frente a dicho impuesto.

¿Qué va a pasar con las etiquetas?

Otra de las medidas estrella que se baraja en este estudio es la de hacer cambios en el sistema de clasificación del etiquetado de la DGT, con el punto de mira puesto en los vehículos con un sistema de propulsión híbrido enchufable. Así, este tipo de coches pasarían de tener el distintivo CERO a ECO.

No obstante, aquellos híbridos enchufables que ya hubieran recibido la etiqueta CERO de la DGT podrán seguir llevándola, siempre y cuando dicho vehículo no cambie de dueño. Si esto sucede se deberá solicitar un nuevo distintivo, momento el que ya sería categorizado como un coche ECO.