Ofrecería más de 80 km de autonomía

Seat podría comercializar, en 2022, un biplaza eléctrico fabricado por Silence

Seat MÓ eScooter 125
Seat y Silence alcanzaron un acuerdo en 2019 para que la primera comercializase su scooter eléctrico.
Enrique Espinós
Enrique Espinós
Según desvela La Tribuna de la Automoción, y al igual que ya ocurre con el scooter eléctrico Seat MÓ eScooter 125, una versión personalizada de la Silence S01; Seat se está planteando comercializar un biplaza eléctrico que está desarrollando la firma barcelonesa de vehículos eléctricos.

Seat y su división de movilidad Seat MÓ podrían aumentar su oferta de vehículos eléctricos: a los actuales patinetes eléctricos eKickScooter 25 y eKickScooter 65 y al scooter eScooter 125 (lee aquí su prueba), pronto podría sumarse un cuadriciclo eléctrico biplaza fabricado por Silence, competencia directa de los Renault Twizy o Citroën Ami.

Así lo desvela La Tribuna de la Automoción, que informa de que la firma barcelonesa Silence está ultimando el desarrollo de un biplaza eléctrico que saldría a la venta en 2022 y, según se rumorea, podría contar con una batería de 30 kW, una autonomía superior a los 80 km y alcanzar los 100 km/h (algunos ciudadanos de Barcelona lo han visto, en los últimos meses, circular por autovías cercanas a la ciudad a dicha velocidad). Este vehículo, que podría ser denominado Silence S04, no sólo estaría únicamente comercializado por Silence, sino que, tal y como adelanta esta publicación; la firma Seat estaría interesado en distribuirlo, a partir de 2022, bajo su firma de movilidad Seat MÓ. Esto supondría que ambas marcas llegarían a un acuerdo similar por el que la marca automovilística española comercializa como Seat MÓ eScooter 125 una versión personalizada del scooter eléctrico S01.

¿Se fabricará en las instalaciones de Nissan en Barcelona?

De llegar a buen puerto, la fabricación de este cuadriciclo podría llegar a tener lugar en Montcada i Reixac, uno de los tres centros de Nissan en Barcelona que cerrarán sus puertas el próximo 31 de diciembre y para los que ya se están buscando planes de reestructuración. Y es que, tal y como anticipa La Tribuna de la Automoción, Seat podría solicitar un pedido inicial de 40.000 unidades, a las que se sumarían las unidades solicitadas por Acciona (dueña de Silence) para sus servicios de sharing, presentes en seis ciudades españolas y dos italianas. Si se dieran estas necesidades de producción, la fábrica de Silence en Sant Boi de Llobregat, en Barcelona, no podría cubrir esta demanda.

 

Seat Eléctricos SEAT