¿Qué es el desequilibrado de ruedas y qué factores lo originan? KO

¿Qué es el desequilibrado de ruedas y qué factores lo originan? KO
Autofacil
Autofacil


Los neumáticos son uno de los elementos que intervienen en la seguridad activa de nuestro vehículo y su vida útil viene condicionada por el uso que se le dé al vehículo, la conducción que se haga y por la presión de inflado que se le aplique.

El dibujo o banda de rodadura debe ser el idóneo y los componentes de su fabricación de buena calidad, dependiendo la seguridad y confortabilidad en la conducción de estas características.

La fabricación de un neumático es muy compleja, debido a las estructuras metálicas internas que incorpora y sobre las que se van a adherir las diferentes capas de caucho que lo forman. Por lo tanto, a lo largo de la vida útil de un neumático, se producen golpes en la llanta, en la goma etc., que van a hacer que haya desequilibrio en las masas de la rueda y por consiguiente se tenga que realizar el equilibrado del mismo.

El equilibrado consiste en la distribución del peso alrededor del neumático o rueda, que, si es realizado de una forma correcta y exacta, va a mejorar el confort de la conducción. Si el equilibrado no se realiza a tiempo, puede provocar peligro al conducir el vehículo.

Las causas que provocan un desequilibrado del neumático pueden ser las siguientes:

  • Problemas de desequilibrio en tambores de freno o discos de freno.
  • Problemas en el rodamiento de buje o rueda.
  • Una fabricación del neumático defectuosa o de la misma llanta.
  • Desgaste irregular de la banda de rodadura del neumático.
  • Golpes en la llanta o bordillazos al estacionar.
  • Sistema de amortiguación defectuoso que generará descompensación en las masas de la rueda.

Circular con el equilibrado de los neumáticos en mal estado, va a provocar que afecte de forma negativa al comportamiento del vehículo en carretera, ocasionando las siguientes averías:

  • Desgaste prematuro de los amortiguadores, rodamientos de rueda, rotulas de dirección y, por supuesto, de los neumáticos.
  • Peor adherencia de los neumáticos al asfalto.
  • Menos confort en la marcha normal del vehículo.

Pero, ¿cómo detectar si tengo el equilibrado de las ruedas en mal estado?

Normalmente, es fácil darse cuenta que el equilibrado de los neumáticos está en mal estado y notaremos vibración en la carrocería a cierta velocidad del vehículo, vibración en el volante si el desequilibrado es de las ruedas delanteras (el cual puede desaparecer al aumentar la velocidad), desgaste irregular de los neumáticos, vibración del asiento del acompañante si el desequilibrio proviene de las ruedas traseras y en algunos casos el típico zumbido al ir en carretera.

Si percibimos alguna de estas situaciones debemos realizar el equilibrado, que consiste en la distribución uniforme de las masas alrededor del eje de la rueda para que no haya zonas con mayor o menor masa. Se debe realizar en el taller mediante la máquina equilibradora destinada para tal fin, poniendo contrapesos con adhesivo donde la máquina indique, debiéndose realizar el equilibrado siempre que se sustituyan los neumáticos o se haya cambiado la llanta por un golpe etc.

En ocasiones, si el vehículo circula por zonas en las que hay barro, tras incorporarnos a carretera vamos a notar que el volante y la dirección vibra mucho y es debido a que hay restos de barro en la llanta que modifican las masas del neumático y que si no se limpia cuanto antes y no nos damos cuenta, vamos a creer que tenemos el equilibrado mal, pero con una simple limpieza con agua a presión y quitando el barro el problema desaparecerá.

Hay que destacar que los contrapesos que se utilizan suelen ser de zinc o de acero, ya que, el plomo está prohibido en la actualidad al ser nocivo para la salud y el medio ambiente.

En resumen, si notamos vibración en el volante debemos acudir lo antes posible al taller para ver el origen y subsanar el problema, evitando tener averías derivadas de un desequilibrio de rueda.

El precio medio de equilibrado por ruedas suele ser de entre 6 y 12 euros, dependiendo del taller o concesionario donde se realice.