El Nissan Patrol G60 y su aventura a través del desierto de Simpson

Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
Hace 60 años, un Nissan Patrol fue el primer vehículo en cruzar el desierto de Simpson, en Australia. Aprovechando la efeméride, damos un repaso a este interesante y no muy conocido todoterreno puro.

Aunque en España no se popularizaría hasta que comenzó a ser fabricado en Barcelona en 1983, el Nissan Patrol posee una larga historia. Su primera generación (4W60) vio la luz en 1951, solo 10 años más tarde que el Willys MB, cuyo diseño fue copiado sin ningún tipo de pudor por Nissan.

Su segunda entrega nace en 1960 y, aunque ya se percibe cierta evolución que le separa de los coetáneos Jeep CJ-3B (similares a los fabricados en Zaragoza bajo licencia por Viasa) y CJ-5, sigue respondiendo al esquema clásico del mítico todoterreno norteamericano, con una carrocería atornillada sobre un chasis de largueros que a su vez se apoya en dos ejes rígidos mediante ballestas.

Nissan Patrol G60 015.JPG
Nissan Patrol G60 008.JPG

Chasis de largueros, dos ejes rígidos y ballestas son la receta de este todoterreno clásico.

Pero, a diferencia de los un tanto infra-motorizados Jeep de la época, la segunda serie del Nissan Patrol iba propulsada por un motor de gasolina de seis cilindros en línea con una moderna distribución OHC que entregaba nada menos que 125 CV (145 CV en las versiones más modernas). Contaba con una caja de cambios de tres velocidades (que fue reemplazada por una de cuatro relaciones a lo largo de la vida del modelo), tracción total conectable y reductora. Estaba disponible en tres batallas y diversas configuraciones de carrocería, y nuestro protagonista de hoy corresponde precisamente a una variante de batalla intermedia con el volante a la derecha, una versión que se conoce popularmente en Australia por su código interno ‘G60’.

La aventura de los Sprigg y el Nissan Patrol a través del desierto de Simpson, en 1962

Según Nissan, los cuatro miembros de la familia Sprigg fueron los primeros en cruzar el desierto de Simpson en un vehículo. Y lo hicieron a bordo de su Nissan Patrol G60 en 1962. Por poner un poco de contexto, el susodicho desierto es una extensión de 176.500 km2 (casi el doble que Portugal) situada en el centro de Australia. Los Sprigg (Reg, su mujer, Griselda, y sus hijos Marg y Doug, que es quien rememora el hito y aparece en las fotos) tardaron algo menos de dos semanas en completar la hazaña, un viaje que concluiría exitosamente el 11 de septiembre de 1962.

Nissan Patrol G60 005.JPG
Nissan Patrol G60 013.JPG

Hoy, Doug Sprigg se acerca a los 70 años, pero tenía solamente siete años cuando el Nissan Patrol partió de Andado Station, en el Territorio del Norte, para completar un viaje a través de las aparentemente interminables arenas de uno de los desiertos más grandes del planeta, un viaje que acabaría exitosamente en Birdsville (Queensland), con la única ayuda, prácticamente, de la brújula, ya que no había rutas, pistas, caminos ni mapas que seguir; solo había arena y aventura.

Lo cierto es que, sin restar mérito a la hazaña, la cosa no es exactamente tal y como la cuentan los responsables de comunicación australianos de Nissan, que se olvidan de mencionar que los Gregg no viajaron con un único vehículo, sino que (como es lógico) iban acompañados de al menos otro vehículo que, curiosamente, no era un Nissan Patrol, sino un Toyota Land Cruiser que no solo concluyó con éxito el viaje sino que, según algunas fuentes, fue en realidad el primero en llegar al destino o, como mínimo, lo hicieron a la vez.

Nissan Patrol G60 044.JPG

En cualquier caso, nada de esto resta mérito a la experiencia vivida por los Sprigg, que el entonces joven Doug narra 60 años después como si acabara de suceder: “Tengo muy buenos recuerdos de ese G60. Entonces [yo] era incluso más bajo que ahora, y Nissan me había proporcionado una forma de poder ver hacia adelante: a través de las salidas de aire situadas debajo del parabrisas”, unas trampillas similares a las montadas por los Land Rover clásicos antes de que el aire acondicionado se popularizara en el automóvil.

Y es que los cuatro miembros de la familia viajaban apretados en el asiento delantero (un banco corrido en lugar de dos plazas individuales), mientras que un depósito de combustible de 200 litros y otro de agua de idéntica capacidad se hacían sitio en la parte trasera, algo que habla muy bien de las capacidades de aquel Nissan Patrol que, con la familia al completo y las provisiones, totalizaría fácilmente 800 kilos de carga al inicio del viaje, algo que hubiera sido imposible para un Jeep CJ-3B, por ejemplo.

Para celebrar los 60 años de la hazaña, Nissan reunió a Doug con una unidad restaurada del Patrol G60 y realizó un precioso set de fotos que te invitamos a ver en la galería que abre esta noticia y que nos recuerda la importancia de los vehículos todoterreno en la historia de la exploración y el legado que atesoran vehículos como los actuales Nissan Patrol, Toyota Land Cruiser o Jeep Wrangler, que jamás serían tal y como los conocemos hoy ni tendrían sus asombrosas capacidades si no hubieran existido modelos como el Patrol G60.

Nissan Patrol G60 068.JPG
Nissan Patrol G60 003.JPG

El Nissan Patrol G60, en breve

  • Segunda generación del Nissan Patrol.
  • Vendido entre 1960 y 1980.
  • Motor 4.0 de seis cilindros y 125-145 CV.
  • Cambio manual de 3-4 velocidades.
  • Tracción total y reductora.
  • Chasis de largueros y dos ejes rígidos.

 

Artículos de Nissan

47
Kamaz1

Kamaz no participará en el rally Dakar 2023 tras negarse a condenar la invasión rusa de Ucrania

Por primera vez en 24 años, Kamaz no disputará el rally Dakar. Su negativa a firmar una condena contra la invasión de Rusia sobre Ucrania vetará al equipo ganador de 19 ediciones del rally raid más importante del mundo.

Pablo J. Poza
Lamborghini Huracán Sterrato naranja apertura

Lamborghini Huracán Sterrato 2023: el ‘Lambo’ todoterreno

Pese al titular de la noticia, no, no estamos hablando del icónico Lamborghini LM002 de los años 80 ni tampoco del Urus, sino del último prototipo de la firma italiana, que ha elevado y robustecido un Huracán para crear este Lamborghini Huracán Sterrato.

Enrique Espinós