Más ligero pero más fuerte

Nissan planea usar un mínimo de acero de alta resistencia en todos sus vehículos

Nissan planea usar un mínimo de acero de alta resistencia en todos sus vehículos
Autofacil
Autofacil
Para lograr reducir el peso de sus modelos, que, para 2017, la cantidad de piezas de sus coches fabricadas en acero de alta resistencia sea del 25 %, lo que permitiría rebajas en el peso de hasta un 15 %.


Esto tiene un fuerte impacto sobre el consumo, y el plan de Nissan pasa por que el consumo medio de todos los modelos que produzca en 2016 haya caído un 35 % frente a la media de los que producía en el año 2005. El primer modelo del grupo en emplear este tipo de acero en algunas de sus partes es el Infiniti Q50.

De esta manera, Nissan se une a otros muchos fabricantes en el uso del acero de alta resistencia como forma para aligerar el peso de sus vehículos al mismo tiempo que conserva las cualidades de los metales. Su ventaja frente a otro material ligero, el aluminio, son unos costes inferiores cuando de lo que se trata es de producir carrocerías completas para un gran número de unidades.

El acero que se dispone a usar Nissan presenta una resistencia a la tensión de 1.2 GPa, una cifra a la que ningún fabricante había llegado hasta ahora. Hasta ahora, el gran problema para recurrir a este material era que, cuando la resistencia del acero llegaba a 1 GPa, perdía propiedades de ductilidad; es decir, era menos flexible y resultaba más fácil que se fracturara. Gracias a la colaboración de Nissan con las acereras Nippon Steel Corporation y Kobe Steel Ltd, la marca ha hallado un acero de alta resistencia con el que se puede realizar fácilmente un proceso de conformado. Ahora basta una sola pieza de este acero para lo que antes se necesitaban varias, debido a no poderse moldear adecuadamente. Una de las consecuencias de necesitar menos piezas es que la marca en cuestión puede jugar más con la estructura del vehículo, distribuyendo de distintas formas los puntos clave.