Comienza el segundo día de paro con retenciones en las grandes ciudades.Aunque las negociaciones entre el Gobierno y la patronal avanzan en buen sentido, el paro continúa durante todo el día de hoy, que ha amanecido con retenciones en las vías de acceso a las grandes ciudades del país.

Huelga de transportes: día 2

Huelga de transportes: día 2
Autofacil
Autofacil


El segundo día de paro por la huelga de transportes convocada por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha comenzado de manera muy similar a la jornada de ayer lunes, cuando los piquetes y las retenciones paralizaron algunas de las vías principales de acceso a las grandes ciudades.Durante esta mañana la Comunidad de Madrid ha sufrido los mayores problemas de tráfico, con tráfico lento de camiones en todas las entradas a la capital, excepto la A-2. En la A-1 se encuentra el tráfico cortado en el kilómetro 13 (Alcobendas), en la A-3, a la altura del municipio de Rivas, en la A-4, en el punto kilométrico 29, en Ciempozuelos, en la A-5, entre Navalcarnero y Móstoles, y en la A-6, a la altura de Villalba y Las Rozas. Además, hay problemas de circulación en la ronda de circunvalación M-40 entre Hortaleza y Villaverde.Otras grandes ciudades también están sufriendo problemas de circulación debido al tráfico lento de camiones y a los piquetes. Los puntos fronterizos de Irún y La Junquera permanecen cerrados.

Sin problemas de abastecimiento
El primer día de huelga no se ha dejado notar de manera sensible en los supermercados. Sólo productos como zumos o leche mostraban huecos vacíos en los estantes de las grandes superficies, que confían en disponer de género para toda la semana. Incluso mayoristas como Mercasevilla esperan contar con fruta, carne y pescado frescos hasta el viernes.En cuanto a las gasolineras, el 15% de las estaciones de servicio de la capital madrileña y más del 50% en Barcelona sufrieron la escasez de combustible, una situación provocada sobre todo por los millones de conductores que se han lanzado a la compra simultánea de carburante. Por la noche, muchas gasolineras presentaban un estado de normalidad.