Esta versión dispone de un sofisticado sistema de cuatro ruedas directrices. Renault venderá a partir del 1 de junio un nuevo acabado deportivo en la gama Laguna, que cuenta con el chasis Active Drive de cuatro ruedas directrices (4RD) y dos nuevas motorizaciones: una de gasolina 2.0 Turbo de 205 CV y una turbodiesel 2.0 dCi de 180 CV.

Renault Laguna GT, precios

Renault Laguna GT, precios
Autofacil
Autofacil


Comportamiento más preciso
Desarrollado conjuntamente por Renault y Renault Sport Technologies, esta tecnología garantiza mayor manejabilidad, mayor dinamismo y una precisión de conducción mucho más grande. El Renault Laguna GT innova en el mercado de los coches deportivos y está garantizado por 3 años o 150.000 kms.

Desde su comercialización, hace apenas cinco meses, el total de pedidos han sido 51.125, de los que un 87% son de ciclo Diesel. En cuanto a versiones destacan un 43% en Dynamique, 19% en Privilege y 12% en Initiale. A pesar de la llegada masiva de renovaciones, este segmento continúa experimentando una erosión continua de un 6% anual por término medio.

Chasis Active Drive, mayor seguridad
Con cuatro ruedas directrices, el chasis Active Drive supone un plus en seguridad. A baja velocidad, cuando se gira el volante, las ruedas se orientan en sentido opuesto a las delanteras, reduciendo el radio de giro y por encima de 60 km/h, las ruedas se orientan en la misma dirección que las delanteras. Eso supone una mayor seguridad al volante, especialmente en las maniobras de esquiva enérgica (también conocido como el “test del alce”), haciendo que el coche gire casi plano, evitando los movimientos de balanceo a la carrocería.

Para ello cuenta con un activador que, en función de la velocidad del vehículo y de la velocidad con que se gira el volante orienta las ruedas traseras con un ángulo máximo de 3.5º, en uno u otro sentido. Renault Laguna GT comenzará su andadura comercial en el mercado español a partir del 1º de junio de 2008 y contará, como sus hermanos de gama, con una garantía de 3 años o 150.000 kms.

Los beneficios del chasis Active Drive de cuatro ruedas directrices son varios. Además de un comportamiento dinámico aún más riguroso y de una manejabilidad acentuada, Renault Laguna GT ofrece una precisión de dirección inigualada que sitúa de manera intuitiva al vehículo en la trayectoria adecuada con un agrado de conducción y un nivel de seguridad activa de primer nivel. Incluso a poca velocidad, el comportamiento es muy natural.

Tanto en ciudad como en carretera virada, el vehículo es muy fácil de conducir, manejable y preciso. Basado en reglajes específicos y en un comportamiento en carretera eficaz, el dominio de los balanceos ofrece a los ocupantes del Renault Laguna GT, la impresión de estar a bordo de un coche que gira totalmente plano. La ausencia de fenómenos dinámicos transitorios desde los primeros virajes y la precisión que proporcionan los reducidos ángulos de volante que ofrecen un verdadero confort a bordo. En cuanto a seguridad activa, el chasis Active Drive de cuatro ruedas directrices se pone de manifiesto no solamente en situaciones de frenado difíciles (adherencia asimétrica, intervención del ESP adaptado a una conducción de tipo dinámico y deportivo), sino en maniobras de evitación.

A baja velocidad, manejabilidad de un coche pequeño
Dotado de cuatro ruedas directrices, el chasis Active Drive del Renault Laguna GT es tan manejable en ciudad como en carreteras muy viradas y sinuosas. Por debajo de 60 km/h, las ruedas traseras se orientan en sentido opuesto a las delanteras, con un ángulo máximo de 3,5º. En estas circunstancias, el chasis Active Drive ofrece dos ventajas: maniobras más fáciles debidas a un diámetro de giro y ángulos de volante reducidos, gracias a una dirección más directa, especialmente ajustada.

En primer lugar, el diámetro de giro del Renault Laguna GT equipado con el chasis Active Drive de cuatro ruedas directrices, se reduce en un 10% con relación al de 2 ruedas directrices, pasando de 12,05 metros a 10,80 m (con llantas de 18”). Este radio de giro es el del Renault Clio. Obviamente, a mayor ángulo de ruedas trasero, menor diámetro de giro. Esta facilidad de maniobra se pone de manifiesto principalmente en maniobras como al salir de un estacionamiento o a la hora de callejear por calles estrechas.

Al haber incluido la posibilidad de orientar las ruedas delanteras y traseras, el sistema 4RD induce asimismo una reducción de la desmultiplicación en el volante de dirección. Mientras que hacen falta 16º de volante para orientar las ruedas delanteras de un Nuevo Laguna, no hacen falta más que 13,5º con el chasis Active Drive. Este valor llega a 12º cuando el giro de las ruedas traseras se encuentra en oposición (con un máximo de 3,5º) a las delanteras.

Dos mecánicas
El motor 2.0 dCi se propone en un nivel de potencia excepcional de 180 CV (131 kW) a 3.750 vueltas. Con un par motor de 400 Nm disponible desde las 2.000 vueltas, es capaz de subir de régimen de manera rápida y continua, hasta las 5.000 vueltas. Dispone de un turbo de geometría variable de escasa inercia que proporciona una inmediata respuesta. Incluso a bajo régimen, este motor alcanza su total plenitud ya que el Renault Laguna GT puede recorrer un kilómetro con salida parada en 29,6 segundos solamente y llegar a 100 kms/h en 8,5 segundos.

Equipado con filtro de partículas y válvula EGR de refrigeración aumentada, esta nueva versión dedicada al placer de conducir, respeta el medio ambiente con un consumo en ciclo mixto de 6,5 litros cada 100 kms, lo que representa un nivel de emisiones contaminantes de 172 gr de CO2 por km recorrido. Con sus bujías de precalentamiento ultra rápidas, el motor 2.0 dCi de 180 CV entra en acción inmediata una vez se acciona el botón “Start” incluso a muy bajas temperaturas (-23ºC).

En su versión de gasolina, Renault Laguna GT recibe la declinación deportiva del motor 2 litros turbo de 16 válvulas con 205 CV (150 kW) a 5.000 vueltas y 300 Nm disponibles desde las 3.000 vueltas. Surgido de la tecnología Mégane Renault Sport, este motor ha sido trabajado a fondo para el Renault Laguna GT, con el fin de proporcionar un nivel de prestaciones, respuesta y placer intenso de conducción. Esta polivalencia se caracteriza por una suavidad al rodaje y por una capacidad de reacción impresionante, para un uso deportivo.

El brío demostrado al subir de vueltas a alto régimen ha sido conseguido mediante un trabajo específico en la admisión de aire y en la utilización de un turbo de doble entrada (Twin Scroll) reduciendo el tiempo de respuesta. Renault Laguna GT equipado con el motor 2.0 T acelera de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y recorre los 1.000 metros con salida parada en 28 segundos, con un consumo reducido de 8,2 litros cada 100 kms, equivalentes a unas emisiones contaminantes de 194 gr/km de CO2.

Aditamentos estéticos específicos
Con una línea expresiva y característica, Renault Laguna GT ofrece más que una simple versión deportiva. Al final de un capot largo e inclinado, su cara delantera más agresiva enseña una rejilla característica de los modelos más dinámicos de la gama. Dos agallas laterales y dos faros con máscara en negro completan este nuevo aspecto distintivo. Surgido de los desarrollos de la competición en la Fórmula Uno, Renault Laguna GT viene calzado con neumáticos específicos de altas prestaciones Bridgestone Potenza de generosas dimensiones 225/45 con llanta de 18 pulgadas.

A través de unas llantas específicas Celsium se distinguen los discos de freno de 320 mm de diámetro delante y de 300 mm detrás, para una mayor eficacia. Con un aspecto muy dinámico, los ensanchadores de caja, subrayan este aspecto del chasis Active Drive hasta la doble salida de escape característica de sección derecha. Los retrovisores negro brillante y los pilotos traseros ahumados recuerdan que también en materia de diseño, Renault Laguna GT tiene todos los atributos de un gran rutero deportivo.

Se puede ver el logo GT en el pie medio exterior y sobre alcántara gris claro de los respaldos de los asientos delanteros. Como para toda la gama Renault Laguna, el diseño interior procura un auténtico sentimiento de bienestar y de calidad percibida al conjunto de los ocupantes. Algunos aspectos deportivos no cesan de recordar el carácter exclusivo de la versión GT: volante de 3 brazos deportivo de cuero liso sin festoneado, con un pespunte en gris, pedales de aluminio perforado, pomo de la palanca de velocidades surgido de los modelos deportivos de la marca, asientos con sujeción lateral reforzada disimulada bajo el cuero Riviera carbono oscuro. La calidad de los materiales utilizados y los ajustes han sido tomados muy en cuenta ya que en materia de diseño del Renault Laguna GT, nada escapa al placer de utilización.

Equipamiento completo
Realizado a partir de la versión Dynamique, Renault Laguna GT ofrece equipamientos útiles altos de gama. El confort de vida a bordo con el triple automatismo “Soft-Auto-Fast” de la climatización regulada bi-zonal con reciclado automático por un captador de toxicidad.

El confort acústico se ha logrado con soluciones integradas desde las primeras fases de desarrollo que hacen del Renault Laguna una referencia. Confort de manejo que asimismo se pone de manifiesto con el Freno de Parking Asistido. El limitador – Regulador de velocidad y el encendido automático tanto de las luces como de los limpia parabrisas, son otros claros ejemplos de equipamiento al servicio del usuario.

En el capítulo referente a la seguridad, nada se ha dejado al azar. Los Renault Laguna y por supuesto, esta versión GT, van muy por delante en materia de seguridad activa manteniéndose como punto de referencia del segmento en la seguridad pasiva, como lo han demostrado los últimos resultados del organismo independiente Euro NCAP. Su principal innovación concierne a la protección lateral con un doble captador asociado a los dobles airbags laterales tórax – cadera de nueva generación.

Versión de imagen dentro de la gama, los Renault Laguna GT son accesibles y disponen de unas prestaciones aparte de las del mercado de los vehículos de temperamento más deportivo. Son, de alguna forma, el sumun del placer de conducción con total tranquilidad.

Historia de esta tecnología
En los 80, los sistemas de cuatro ruedas directrices eran esencialmente mecánicos, con unas ruedas traseras acopladas a las ruedas delanteras y giraban en ángulos fijos para compensar las imperfecciones del vehículo (comportamiento en sub viraje, por ejemplo). La llegada de los sistemas de control de trayectoria ESP les sustituyó de manera ventajosa durante los años siguientes.

Hacia finales de los 90, algunos fabricantes, como Nissan, desarrollaron sistemas basado en accionadotes eléctricos, incluso hidráulicos, con el fin de proponer nuevas prestaciones dinámicas para los chasis. El pilotaje electrónico de las ruedas traseras permite un reglaje más afinado del comportamiento del vehículo, en particular para los dotados con propulsión.

El sistema Active Drive lleva esta tecnología aún más allá reaccionando de manera dinámica y reactiva, para disponer de unas calidades fuera de lo común del chasis de Renault Laguna GT con el fin de proporcionar una alta eficacia a su conducción. Además de la puesta a punto compleja, el chasis Active Drive posibilita tener en cuenta los deseos del conductor cada 10 mili segundos, reaccionando en función de los parámetros de rodadura, aplicando todos los sistemas de seguridad frente a cualquier imprevisto.

Precios
2.0 T 205 CV Berlina : 31.100 euros
2.0 T 205 CV Grand Tour : 32.100 euros
2.0 dCi 180 CV Berlina : 30.700 euros
2.0 dCi 180 CV Grand Tour : 31.700 euros

En estos importes, se encuentran incluidos los impuestos correspondientes (IVA al 16% y Matriculación al 9,75%), el traslado de la unidad hasta el punto de entrega y la acción comercial prevista por Renault para el mes de la fecha. Comercialización : 1 de junio de 2008.