Opel Mokka X, Mitsubishi ASX o Suzuki S-Cross, ¿qué SUV interesa comprar?

16 Opel Mokka X, Mitsubishi ASX o Suzuki S-Cross, ¿qué SUV interesa comprar?
Fotos de la prueba del Opel Mokka X
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza


Buscas un SUV nuevo, tienes un presupuesto de unos 20.000 euros y recorres 15.000 kilómetros al año. Además, tienes claro que te gustan el Opel Mokka X, el Mitsubishi ASX y el Suzuki S-Cross, ¿cuál deberías comprar? Esa es la pregunta que nos traslada nuestro lector José Manuel Montero Verín, desde Ourense.

Tengo un Ford Focus de 1999 y me gustaría cambiarlo por un todocamino. Manejo un presupuesto de unos 20.000 euros, y el uso que voy a dar al vehículo es principalmente urbano, desplazamientos de fin de semana y vacaciones, nunca fuera de carretera.

«Lo que más valoro de un vehículo es la seguridad, la fiabilidad, la garantía, el precio, el consumo, la estética y el equipamiento. En resumen: quiero que no me dé problemas, que esté bien equipado, que sea seguro y que no consuma mucho. Pretendo recorrer unos 15.000 kilómetros anuales, de los cuales el 70 % los realizaría por carretera convencional y autovía, mientras que el resto serían en ciudad. Según están las cosas, prefiero un motor de gasolina. Me he fijado en tres modelos: el Opel Mokka X, el Mitsubishi ASX y el Suzuki S-Cross».
 

Si no vas a realizar desplazamientos fuera del asfalto y teniendo en cuenta que quieres un motor de gasolina, vamos a descartar, de entrada el Mitsubishi ASX. Y lo vamos a hacer por dos motivos. El primero es que es que es el modelo con el centro de gravedad más elevado, con mayores recorridos de suspensiones, con ruedas de mayor perfil, con mayor altura libre… en definitiva: el más adaptado para salir del asfalto, por lo que todas esas virtudes camperas se invierten a la hora de evaluar su comportamiento dinámico en asfalto.

Ver Galería

 

No es que vaya mal, ni mucho menos, pero es el peor de la terna. Por otra parte, su motor de gasolina, atmosférico, de 1,6 litros, ofrece un rendimiento algo pobre comparado con los motores turbo de sus rivales. Probablemente, a largo plazo, pueda presumir de una mayor fiabilidad, pero lo cierto es que se queda algo corto, y sus consumos son similares a los de sus rivales, claramente más potentes. Un último argumento en su contra es su veteranía, ya que lleva en el mercado desde 2010, si bien ha sido actualizado en varias ocasiones.

El Opel Mokka X es también bastante veterano, puesto que vio la luz en 2012, pero nos gusta especialmente por su comportamiento y por la calidad de sus acabados. Está fabricado en España, en Zaragoza, lo que para nosotros vuelve a ser un plus, y su motor 1.4 turbo resulta muy dinámico. Su consumo, sobre el papel, es algo superior al del ASX, pero en la práctica las diferencias son pequeñas, ya que va más sobrado que el japonés. Eso sí, si realizas una conducción dinámica, el consumo puede dispararse por encima de los 10 litros cada 100 km.

En cuanto al S-Cross, es probablemente el más equilibrado. Su motor 1.4 resulta muy dinámico, y, a pesar del turbo, consigue un consumo brillante, con unas prestaciones muy dignas, gracias en gran medida a los largos desarrollos de su caja de cambios. Recientemente ha adoptado un motor 1.0, de tres cilindros y también con turbo. Desde nuestro punto de vista, no merece la pena, ya que el ahorro en combustible es muy bajo, y la pérdida de prestaciones resulta notable.

En carretera ofrece un buen comportamiento, un elevado nivel de confort y sus acabados son bastante dignos. Dicho todo esto, a nosotros nos parecería mucho más interesante adquirirlo con tracción total, lo que te dará un plus de seguridad en asfalto y la posibilidad de circular por caminos con ciertas garantías. Quién sabe; a lo mejor acabas por cogerle el gusto.

 

 

Mitsubishi ASX