Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

El personaje: así es Juan Hurtado, fundador de Hurtan

Publicado el lunes 24 de septiembre de 2018
El personaje: así es Juan Hurtado, fundador de Hurtan

Este empresario y carrocero español es el creador de la marca de automóviles Hurtan. Sus vehículos, producidos artesanalmente y por encargo personal, son objeto de deseo para los amantes de los clásicos.

Juan Hurtado es el primer –y único– carrocero español dedicado a producir automóviles de forma completamente artesanal; de hecho, las únicas máquinas que intervienen en el proceso son las que se utilizan para coser las tapicerías. Desde que empezó a hacerlo de forma más o menos profesional, en 1992, ha vendido unos 1.500 coches, que recrean clásicos de los años 40 y 50, aunque dotándolos de una mecánica de última generación. Todos se fabrican por encargo personal y sus servicios ya han sido requeridos por compradores de Rusia, Alemania, Emiratos Árabes, Portugal, República Dominicana, Francia, Inglaterra...

Este almeriense, nacido en la localidad de Abla, jugaba de niño a dibujar coches sobre los senderos de tierra de su pueblo y a meterse dentro durante horas imaginándose que eran de verdad. A su padre, un artesano calderero que fabricaba todo tipo de objetos utilizando la chapa de bidones de alquitrán –desde cántaras para transportar el aceite hasta depósitos de almacenamiento–, le debe una parte muy importante de su éxito. Él fue su maestro, quien le educó –Hurtado sólo cursó estudios primarios en la escuela hasta que tenía 10 años– y, sobre todo, el que le enseñó tanto el manejo de las herramientas como a darle forma a la chapa.

Cuando sólo tenía 15 años, su familia emigró a Barcelona y Hurtado comenzó a trabajar en empresas dedicadas a la construcción de carrocerías de autocares o cabinas de camiones para Barreiros o Pegaso. Con 20 años le llegó una de sus primeras grandes oportunidades: participó activamente en el desarrollo del Seat 800 –el 600 cuatro puertas– e, incluso, llegó a ser encargado de la cadena de montaje. Pero dos años después tuvo que incorporarse al servicio militar, obligatorio por aquellos tiempos, debiendo abandonar el puesto.

Hurtan T2


En 1967, abrió su taller de reparación de automóviles, en Guadix –Granada–, y en 1970, lo trasladó a la localidad de Maracena, especializándose en reparaciones complicadas de carrocerías. Pero el sueño de Hurtado era construir coches, así que decidió iniciar su primer taller de fabricación: una simple lona le sirvió para separar una pequeña parte de su negocio y dedicarlo a la creación de prototipos. El primero lo acabó en 1969, y le sirvió para, posteriormente, construir un urbano de tres plazas sobre la base de un Seat 133. Lo denominó Hurtan 70, pero el proyecto jamás llegó a ver la luz. A partir de ese momento comenzó a invertir gran parte de sus ratos libres y de sus ahorros en la producción de modelos de pequeña tirada.

Durante años se dedicó a realizar prototipos –por ejemplo, coches de tipo kit car como una réplica del mítico Austin 7–, pero en 1991 decidió empezar a desarrollar los primeros planos del que sería su primer clásico, inspirado en los viejos modelos de los años 40 y 50 que tanto admiraba. Con la ayuda de sus cuatro hijos y con el apoyo de su esposa, todos se implicaron en el proyecto, y en 1992 vio la luz el Hurtan-T, un primer prototipo al que luego seguirían el T-2 y el T-2+2.

En 1995, un proveedor amigo le solicitó uno de sus modelos para exponerlo en el estand que tenía reservado en una feria empresarial de maquinaria industrial que se celebraba en Armilla, Granada. El coche causó sensación y saltó a las portadas de varios periódicos andaluces. En apenas unos días, los pedidos se le acumulaban encima de la mesa.



En 1997, presentó el Hurtan T2+2 en la feria Retromóvil de Madrid. Fue el punto de inflexión definitivo: tras el evento decidió dedicar todos sus esfuerzos a la fabricación de automóviles, abandonando definitivamente la reparación de vehículos. Se trató, además, de una cuestión familiar, pues tres de sus cuatro hijos también dejaron sus respectivos trabajos para incorporarse al proyecto.

La clave del proceso de fabricación residía en realizar el trabajo sin prisa y tomándose las pausas que fueran necesarias. Desde que los operarios del taller comenzaban el trabajo hasta la entrega del coche se dedicaban entre 300 y 500 horas. Para ello, partían de un Renault Clio, del que aprovechaban motor, frenos, suspensión y dirección. Cada una de estas piezas se encajaba en una carrocería de fibra de vidrio que se fabricaba en la nave a partir de un molde de elaboración propia. El resto de los componentes y accesorios dependían de la elección del cliente. Y es que los Hurtan se montaban –y se montan–, literalmente, a medida. Hasta el extremo de que se tomaban las medidas de las piernas del piloto para calcular la distancia entre los pedales y el asiento. Igual sucedía con la tapicería: el cliente podía elegir la tela o el cuero que deseara, así como su tinte y acabados, capota corredera de lona incluida.

Las llantas, las manillas, los embellecedores o el tapón de la gasolina se encargaban al proveedor de los legendarios Morgan. Las moquetas que se plegaban a los pies de los viajeros eran igualmente importadas, mientras que el tubo de escape despedía una estudiada sonoridad que recordaba a los coches de los años 50. El claxon se encontraba en el salpicadero y consistía en un interruptor de palanca, similar a los de las luces e intermitentes. Fieles a la tradición de su espíritu clásico, no estaba dotado con tecnologías como el cierre centralizado, el GPS o el ABS, aunque sí con aire acondicionado.

Hurtan Albaycín


Así, ya plenamente centrado en su nuevo negocio, entre 2001 y 2003 se dedicó a trabajar en el desarrollo del que sería su nuevo modelo, el Hurtan Albaycín. Pero, en 2002, entró en vigor una nueva normativa europea en materia de seguridad y medio ambiente muy difícil de afrontar para una pequeña empresa familiar. "Ese reto nos pilló por sorpresa", explica Hurtado, "sólo teníamos dos salidas: aceptarlo con los costos que ello suponía, ya que teníamos que crear nuevos modelos con nuevas mecánicas, o dedicarnos a otra cosa y dejar de fabricar. Al final, decidimos seguir adelante y crear el Albaycín biplaza".

Finalmente, consiguió la homologación técnica oficial, las patentes y los registros internacionales de las estructuras de seguridad y de las cumplimentaciones de orden industrial y, basándose en la plataforma del Renault Clio I, logró perfilar el Albaycín, que empezaría a fabricarse a principios del 2003 y que, con dos modelos distintos, un roadster dos plazas con líneas deportivas y un cabriolet de cuatro plazas y dos puertas, se comercializó y distribuyó hasta finales de 2009.

En 2007, la Factoría Hurtan se trasladó a la localidad granadina de Santa Fe y se comenzó a desarrollar el Hurtan Gran Albaycín, un roadster de dos plazas que fue presentado oficialmente a principios de 2009 en el Salón Top Marques de Mónaco.

Hurtan Author


Ahora, ya bajo la batuta de sus hijos, la marca acaba de presentar el Author. La compañía encara el futuro con la vista puesta en una movilidad que, previsiblemente, va a sufrir una revolución en los próximos años. "Veo el futuro del automóvil muy competitivo, sacando modelos sobre las mismas características mecánicas. Y en eso nos diferenciamos de las multinacionales, ya que nosotros seguimos siendo artesanos del automóvil, de estilo clásico y con capacidades productivas en pequeñas series".

En cuanto a la llegada de los coches eléctricos tampoco les pillará de sorpresa: "ya estamos preparados para subirnos al carro, siempre basado en nuestro estilo, claro está".

 
 

Tasación de coches

Precios de coches nuevos

¿Cuánto vale tu coche?

Si deseas tasar tu coche para venderlo, achatarrarlo para beneficiarte de ayudas oficiales o sencillamente sientes curiosidad sobre cuál es su valor real en el mercado, nosotros te ayudamos.  

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • RSS
0