Singer une sus fuerzas con Williams para desarrollar el 911 más exclusivo

65 Singer une sus fuerzas con Williams para desarrollar el 911 más exclusivo
Fotos del Singer DLS
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
La última creación de Singer se llama DLS e incluye el sello de Williams, que se ha encargado de poner a punto el motor atmosférico de 507 CV y el sistema de suspensión, además de ayudar para aligerar todo lo posible el peso máximo del conjunto.


Puede que todavía no lo conozcas, pero Singer Vehicle Design, o simplemente Singer, lleva varios años modificando unidades del Porsche 911 con un gusto exquisito. Este especialista americano se dedica a devolver a la vida los Porsche 964 de sus clientes, pero no de cualquier manera, puesto que cada una de sus creaciones es única y destila un gusto exquisito con sabor a ´nueveonce´ clásico. Su último modelo estuvo presente en el Festival de la Velocidad de Goodwood y, de igual manera que cada uno de sus predecesores, consigue superarse.

Y es que esta empresa con sede en California, Estados Unidos, no solo se dedica a realizar simples restauraciones, sino que reinterpreta el diseño, el interior y la mecánica de los 964 para desarrollar un clásico moderno en toda regla que, además, incluye tecnología actual. El último modelo del fabricante es el mejor ejemplo de ello, pero Singer no se ha conformado con los ingredientes de siempre y, con el objetivo de rozar la perfección, ha unido fuerzas con Williams, que se ha encargado del motor y de la suspensión.

Singer 911 DLS

Se llama Porsche 911 DLS -Dynamics and Lightweighting Study- y, además de un diseño soberbio, es especialmente ligero y potente, tanto que su motor atmosférico de seis cilindros ubicado en la parte trasera consigue extraer 507 CV de sus 4.0 litros de cilindrada, una cifra ligeramente superior a la que ofrece el bóxer del actual Porsche 911 GT3. Para transmitir toda la potencia al eje trasero utiliza una caja de cambios manual de seis velocidades, mientras que el conjunto de frenos está firmado por Brembo e incluye discos carbonocerámicos con pinzas ultraligeras. Las ruedas, que van calzadas en unas llantas BBS de magnesio, son unas Michelin Pilot Sport Cup 2 de doble medida -245/35 18 delante y 295/30 18 detrás-.

Menos peso y un interior cuidado al detalle

Ainger DLS

Más allá de la parte técnica, destaca el trabajo realizado para aligerar lo máximo posible el peso del conjunto. Magnesio, aluminio y fibra de carbono -material que da forma a la carrocería- se combinan para dar como resultado un Singer especialmente ligero, pero no creas que el DLS renuncia a los elementos de confort del resto de modelos de la firma porque su interior es igual de lujoso, a pesar de contar con una jaula antivuelco.

Sin duda, lo más llamativo del habitáculo son los asientos Recaro de tipo baquet con un diseño tan clásico como el del resto del coche. También llaman la atención los acabados de fibra de carbono del túnel central, el volante, el salpicadero o los paneles de las puertas y, de la misma forma, es inevitable destacar el cuadro de instrumentos de cinco relojes.

 

Porsche 911