Puedes tener uno por menos de 30.000 euros

Porsche Panamera (2009-2016): prueba usado

Porsche Panamera 2010
Porsche Panamera (2009-2016): prueba usado
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Porsche se inmiscuyó en el segmento de las berlinas de lujo con el Panamera. En su primera generación, marcó además una nueva referencia en
lo que a capacidades dinámicas se refiere.

Al igual que sucedió con el lanzamiento del Cayenne en 2003, la presentación del Panamera en el Salón de Shanghai de 2009 suscitó algo de recelo entre los puristas de Porsche al no tratarse de un vehículo eminentemente deportivo.

Sin embargo, y de nuevo de forma idéntica a como pasó con el Cayenne, el Panamera fue un rotundo éxito de ventas durante toda su vida comercial, la cual finalizó en 2016 con la presentación de la segunda generación de este modelo.

Inicialmente su carrocería medía 4,97 metros de largo y, bajo su capó, dispuso de una rica oferta mecánica. Antes de su primer y único restyling, que se produjo en 2013, el Panamera se ofrecía con los siguientes motores: 3.6 V6 de 300 CV, 4.8 V8 de 400 CV ó 430 CV (este último correspondiente a la versión deportiva GTS), 4.8 V8 biturbo de 500 ó 551 CV (Turbo y Turbo S) y 3.0 V6 turbodiésel de 250 CV.

También hubo una versión híbrida que combinaba un motor 3.0 V6 y un propulsor eléctrico que sumaban 380 CV. La tracción podía ser trasera o total y casi todos llevaban transmisión automática PDK, excepto el diésel y el híbrido, que utilizaban una transmisión Aisin de convertidor de par. Incluso hubo una minúscula producción de ejemplares V6 y V8 con caja manual.

Porsche Panamera 2010

En 2013 se aplicó el mencionado restyling, en el que se modernizaban los grupos ópticos y los paragolpes, aumentando la longitud del vehículo a 5,01 metros como resultado. Este lavado de cara aumentó la potencia de todos los motores* y supuso la introducción de una versión híbrida enchufable, así como de la carrocería Executive, una variante alargada a 5,16 metros y asociable a las versiones 4S, Turbo y Turbo S.

*El V6 pasó de 300 a 310 CV; el V8 de 400 a 420 CV; el V8 GTS de 430 a 440 CV; el Turbo de 500 a 520 CV; el Turbo S de 550 a 570 CV; el diésel de 250 a 300 CV; y el híbrido de 380 a 416 CV, pasando además a ser enchufable.

Porsche 989
El Porsche 989 fue el primer conato de berlina en la casa Porsche, pero nunca llegó a la producción. Su proyecto nació en 1988 y se abandonó en 1991. Parte de su herencia fue a parar al Porsche 911 996 de 1997, en el que se plasmaron muchos de sus rasgos.

¿Cómo era por dentro?

El habitáculo del Panamera es de cuatro plazas. Los asientos traseros son individuales y se parecen mucho a los delanteros, por lo que sujetan el cuerpo muy bien. En cualquier caso, las butacas van ancladas muy abajo, y eso repercute en, por un lado, una buena altura disponible para los ocupantes de las plazas posteriores y, por otro, una postura de conducción marcadamente deportiva en combinación con un volante que va posicionado muy vertical. Pero no todo es bueno: para manejar el cambio PDK de forma manual no hay levas, sino unos peculiares pulsadores poco apropiados.

Por otra parte, la calidad de construcción es muy buena, algo que se aprecia en el aspecto y tacto de todos los materiales y también de los mandos y botones, que abundan en la consola central. Asimismo, la instrumentación, presidida por el cuentarrevoluciones, contiene mucha información. Por último, el maletero cubica unos discretos 445 litros, que no es una cifra demasiado buena pero que no desentona en el segmento de las berlinas de lujo.

Porsche Panamera 2010 interior

¿Cómo iba el Porsche Panamera?

No se trata de un coche deportivo, pero dentro del segmento de berlinas de lujo de en torno a cinco metros de largo, el Panamera era el modelo que presentaba las cualidades más dinámicas.

Si buscas prestaciones, debes fijarte en las mecánicas V8, aunque en la práctica la versión V6 ya proporciona un rendimiento muy aceptable. La versión diésel, por su parte, se aleja un poco del planteamiento deportivo, pero durante muchos años fue la elección más sensata por su comedido consumo, que en la práctica podía rondar los 8,5 L/100 km, lo que es un 45% menos de lo que ‘tragaba’ el V6 y un 65% menos que el V8 (ya no digamos de los Turbo y Turbo S).

En curvas era un coche de tacto satisfactorio, con buen aplomo, una precisa dirección y potentes frenos.

¿Qué revisar a la hora de comprar uno?

La mecánica del Panamera es fiable en cualquiera de sus versiones, aunque dada la envergadura del vehículo y tratándose de un Porsche, es especialmente recomendable revisarlo a fondo porque, de tener que sustituir algún elemento, en ningun caso sería económico. Que un taller especializado verifique el motor, la transmisión, la suspensión neumática en caso de llevarla, o la parte electrónica (te pueden cobrar unos 120 euros bien invertidos) es crucial de cara a minimizar el riesgo de averías futuras.

Ficha técnica Porsche Panamera 4S PDK

  • Motor: Gasolina, ocho cilindros en V, situado en posición delantera longitudinal, 4.806 cm3, 400 CV (294 kW) a 6.500 rpm, 500 Nm de par de 3.500 a 5.000 rpm.
  • Velocidad máxima: 282 km/h.
  • Aceleración de 0-100 km/h: 5,0 segundos.
  • Consumo: 11,1 litros/100 km.
  • Tracción: Total.
  • Cambio: Automática de doble embrague y 7 velocidades.
  • Frenos: Discos ventilados.
  • Suspensión: Independiente delante y detrás.
  • Dirección: De cremallera con asistencia.
  • Llantas: 8 x 18″ delantera; 9 x 18″ trasera.
  • Neumáticos: 245/50 R18 delantera; 275/45 R18 trasera.
  • Largo x ancho x alto (m): 4,97 x 1,93 x 1,42 metros.
  • Peso: 1.860 kg.
  • Maletero: 445 litros.
  • Depósito de combustible: 100 L.

 

Porsche Panamera