Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Pruebas TT - Parque natural de la Serranía de Cuenca.

Ruta 4x4 Suzuki Gran D vitara 1.9 DDIS. Parque natural de la Serranía de Cuenca.

Aprovechando las abundantes nieves, nos echamos al monte para descubrir un parque natural poco conocido: el de la Serranía de Cuenca. Su habitual verdor se ha mezclado este año con un blanco intenso que cautiva al instante. Muchos aficionados al todoterreno están deseando la llegada del invierno durante todo el año para practicar su afición favorita sobre los caminos embarrados por el efecto de la lluvia. Pero la presencia de nieve ofrece, además, un plus de disfrute que nosotros hemos querido aprovechar visitando, de paso, el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, donde el blanco elemento suele estar más asegurado en esta época del año.

Comentar Publicado el lunes 02 de marzo de 2009
Ruta 4x4 Suzuki Gran D vitara 1.9 DDIS. Parque natural de la Serranía de Cuenca.
Así, sin más preámbulos y pensándolo poco, nos echamos al monte en busca de paisajes y aventura. Como equipamiento garante del éxito de nuestra empresa, contamos con la participación de un Suzuki Grand Vitara de la hornada 2009 que además cuenta con una dotación excepcional de serie: protecciones de duraluminio en los bajos (cárter, piña del eje trasero y depósito de combustible) y unos amigos de excepción en situaciones extremas, unos perfilados neumáticos ATR (Cooper Discoverer). La comunión de las cualidades 4x4 del Grand Vitara con los ATR tiene un comportamiento excepcional sobre el blanco manto, lo que nos llevó tan alto como pudimos ascender por los nevados caminos de esta serranía conquense. Esta ruta, en primavera o verano, no es más que un simple paseo por unos paisajes excepcionales; en esas estaciones apenas hay dificultades por lo bien acondicionados que están los accesos. Pero en invierno, y con la acumulación de nieve, la ruta se convierte en toda una aventura... incluso contando con ausencia total de incidencias. Así fue en nuestro caso. Nieve a baja cota Decidimos comenzar en la población de Cañamares, donde los caminos vecinales ya estaban pintados de blanco a primera hora de la mañana. En un principio, la presencia de nieve a tan baja cota (908 metros de altitud) nos hizo pensar en lo peor y que los caminos de la serranía estarían poco o nada transitables para visitar el parque natural. Además, el frío de la noche había helado la nieve y el barro, dejando la pista muy deslizante. Sin embargo, la poca inclinación del ascenso no planteó excesivos problemas a nuestro 4x4 en alcanzar las primeras cotas. Hasta Villaconejos de Trabaque, todo fue bien. Pero, a continuación, se añadió la presencia del naciente sol, que fue deshelando la pista y configurando una explosiva mezcla de barro y nieve que dejaba el camino más que divertido. Sobre todo si se juega con la ventaja de disponer de unos neumáticos ATR. Posteriormente y desde que emprendimos ascenso a Priego, el manto de nieve fue haciéndose más espeso según ganábamos altitud. Pero el sol continuaba siendo nuestro aliado a medida que avanzaba la jornada y el tacto de la nieve se hacía lo suficientemente adherente como para continuar sin demasiada preocupación. Una dificultad media y unos paisajes espectaculares fueron el resultado de este tramo, que culminó con la visita a la villa de Priego. Desde aquí, nuestro inmediato hito fue Beteta. Para ello, tomamos la única vía posible a través de esta serranía, que es el desfiladero del río Escabas. El tránsito fue relativamente cómodo, ya que el trabajo de las máquinas quitanieves dejaba la vía expedita, pero, aún así, las constantes placas de hielo pusieron cierto grado de dificultad. En nuestro ascenso, llegamos a la salida del desfiladero, Puente Vadillos, donde se nos presenta una alternativa muy interesante: desviarnos unos pocos kilómetros hacia la derecha y visitar las instalaciones del Real Balneario de Solán de Cabras y, por qué no, también beneficiarnos de los manjares de su restaurante, rebosante de gastronomía local. Después de la visita, volvemos a Puente Vadillos y retomamos el rutómetro en tránsito de nuestro siguiente destino: Beteta. Pasos únicos entre cañones De nuevo el camino por esta serranía nos ofrece un único paso, pero esta vez en la propia Hoz de Beteta, dibujada por el tiempo y el agua del río Guadiela. Es absolutamente impresionante el viaje por esta vía, pues las paredes verticales nos abrazan como queriendo ahogarnos exultantes de belleza. El tramo es muy retorcido, debido a que su serpenteante dibujo va cambiando de un lado a otro del cauce que nos guía. Tras salir de este túnel a cielo abierto, llegamos a Beteta. Ésta se nos aparece como mágica, colgada en una ladera completamente blanqueada por la nieve y con el castillo de Rochafría coronándola. La ascensión a la villa en principio se complica levemente, pues las calles están heladas y la reductora de nuestro Suzuki debe emplearse con devoción para poder coronar en su plaza mayor. Aquí es donde esta población ofrece su mayor esplendor, pues aún conserva un conjunto de casas porticadas y balconadas que son un claro exponente de arquitectura local. Tras una breve vista a las callejuelas del pueblo y matar el hambre en algunos de sus bares (que también tienen restaurante), la ruta puede continuar de dos formas muy distintas. Así, con un poco de valentía y un buen equipo anti-nieve hay quien se atreve a ascender 'pateando' el sendero que lleva al castillo de Rochafría; eso sí, aquellos que cumplen el reto tienen la recompensa de disfrutar de unas vistas más que espectaculares. En el segundo caso, podemos seguir en nuestro 4x4 hasta la laguna de El Tobar; para ello, a la salida del pueblo debemos tomar una pista (perfectamente indicada) que, a través de un pequeño valle que se cierra al fondo y que da lugar a esta laguna, nos conducirá a la pequeña aldea de El Tobar. Una vez atravesada esta pequeña población, llegaremos a una bifurcación donde, si giramos a la izquierda, visitaremos la laguna, que es un importante punto de anidación de aves acuáticas en ciertas épocas del año. O bien, si decidimos poner un poco más de aventura al día, ascenderemos en 4x4 hasta el alto de San Cristóbal (1.398 metros). Curiosamente, en este lugar encontraremos algo muy singular: el aeródromo de Beteta... además de unas vistas como las del mejor sueño. Un paseo hasta cuenca Hasta aquí llega nuestra blanca aventura 4x4 por la serranía conquense... si es que estamos cansados. Quienes tengan más energía pueden volver sobre sus propios pasos y rodar en busca de la capitalina Cuenca. Para ello hay que retornar por el desfiladero de la Hoz de Beteta y, en la población de Cañamares, tomar un pequeño atajo que sale directamente hasta la N-320. Así, en poco menos de una hora se llega al Centro de Recepción de Turistas, donde se facilita al viajero toda la información necesaria para disfrutar de la visita a esta bella ciudad. No hay que perderse las siempre recurrentes casas colgadas y la estampa de la catedral... pero Cuenca es mucho más y merece la pena dedicarle todo el tiempo que podamos.

Ruta 4x4 Parque natural de la Serranía de Cuenca.



Beteta (40º 34' 500'' / 02º 04' 639'') La serrana población de Beteta es el broche final de un paseo por una bellísima hoz formada por el río Guadiela y que tiene su comienzo en Puente Vadillos, lugar muy próximo al famoso Real Balneario Solán de Cabras (www.rbsc.es). Al final de este angosto paso natural, entre pétreas formaciones y exuberante naturaleza, encontramos Beteta sobre una ladera. Se trata de una villa de típica arquitectura serrana, que conserva restos de la muralla y de antiguas puertas que la protegían. De todo esto, destacan una serie de casas enlazadas con una gran balconada de madera y porches de típica construcción. Sobresale también el castillo de Rochafría, de origen árabe y situado a más de 1.200 metros de altitud. CASA RURAL LA LAGUNA. Durante nuestro tránsito hacia la Laguna del Tobar, encontramos este establecimiento para pernoctar con sosiego. Más información en www.eltobar.com CASA TERE y LOS TILOS. Son dos agradables restaurantes para acallar nuestro apetito. Teléfonos: 969 318 079 y 969 318 098. La vista del torreón de Despeñaperros es un emblema característico del histórico pasado de la villa de Priego. En Beteta tenemos dos puntos de inflexión en nuestra visita: uno está en los soportales típicos de las casas serranas en la zona central del pueblo; y el otro está a sólo cuatro kilómetros y es la Laguna del Tobar, lugar de anidación de aves acuáticas. La visita al convento de San Miguel de las Victorias es imprescindible por sus vistas incomparables de los barrancos. El cultivo y la artesanía del mimbre es una de las tradiciones autóctonas de las villas de Priego y Beteta.


Priego (40º 27' 019'' / 2º 18' 825'') La pequeña pero atractiva población de Priego se dibuja entre alcarreña y serrana. Es la puerta natural de entrada de la Serranía Alta a través del Estrecho de Priego, donde ríos se desploman en cascadas y las zonas altas nos emboscan en sus farallones. Pero Priego también es historia, y ésta se remonta al año 250 a.C. Por eso en su visita encontraremos importantes monumentos, como el Torreón de Despeñaperros o el convento de San Miguel de las Victorias. CENTRO DE TURISMO RURAL MONTEGESMA. Esta empresa ofrece una gran variedad de actividades multiaventura, campamentos de verano y estancias en granja escuela. Su teléfono para realizar reservas y pedir información es el 620 517 049. Aquí, además, también podremos pasar la noche en una acogedora cabaña de madera. Este completo centro se encuentra a seis kilómetros de Priego. RUTAS A CABALLO HOTEL EL ROSAL. Para los amantes de estos paseos, organizan excursiones por la zona si anticipamos nuestra visita con el debido tiempo. Se acuerdan en el 969 312 085. El torreón de Despeñaperros marca la silueta de Priego cuando su arquitectura asoma por entre las hoces de sus ríos. En este cartelón se recoge una breve síntesis de la historia de la alfarería y su trascendencia en estas poblaciones serranas. "Puerta a la naturaleza viva". Éste es el lema que luce Beteta a la entrada de su casco urbano. El puente del Liendre, a la entrada de Priego, supone un bonito paso obligado en nuestra ruta serrana. La artesanía del barro cocido es una constante durante el viaje.


Cuenca (40º 04' 379'' / 02º 08' 489'') Después de hacer camino por la serranía y apaciguar nuestro espíritu en el sosiego de tan encrespada naturaleza, podemos escaparnos a la capital en busca de más rincones especiales. Porque Cuenca es de esas ciudades que, aunque visitada, conocida o ya descubierta, siempre esconde en alguna recoleta calle un pasado, una historia o un museo donde entretenernos observando el origen de todo. Para los aún poco conocedores de esta bella ciudad, lo mejor es organizarse y recopilar información. CENTRO DE RECEPCIÓN DE TURISTAS, en Avda. Cruz Roja, 1, que está a la misma entrada de la ciudad. También podemos informarnos por anticipado en el 969 241 050 o vía correo electrónico (info@turismocuenca.com). RUTA DE LOS MUSEOS. De las posibles visitas a realizar por Cuenca, nos quedamos con la de los museos. Saliendo de la Plaza Mayor, podemos cultivarnos en: Museo Diocesano, Museo de Arte Abstracto Español, Museo de Cuenca, también conocido como la Casa de Curato, y completar el recorrido con el Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha. Más información en el 969 241 051 o en ofi.turismo@cuenca.es La Laguna del Tobar, punto final de nuestro rutómetro 4x4, es de una belleza sin igual, por quietud y contraste de colores sobre la nieve. Cascadas y ríos rompiendo por todos los lados... la naturaleza desbordante se deja oír a nuestro paso. Cuenca, única, inmensa en su belleza, se encarama para invitarnos a asaltarla a través de sus retorcidas calles llenas de pasado y tradición. Siempre tiene para nosotros una callejuela o la panorámica de una de sus hoces, aún por descubrir en nuestro deambular. Gran parte del recorrido está balizado, pero la pertinaz nieve obliga a bajar del vehículo para leer con certeza los indicadores. Los museos de Cuenca son punto de encuentro de turistas y viajeros en busca del detalle histórico de un rico legado.


Fauna y Flora El Parque Natural de la Serranía de Cuenca, junto con el adyacente del Alto Tajo, es una de las masas boscosas más extensas de la geografía española, particularmente en pinares. Entre las parameras y las muelas de las hoces excavadas por los ríos, tenemos un importante refugio de flora eurosiberiana, así como flora rupícola y ribereña. En cuanto a la fauna presente en este parque, la elevada variedad de ambientes de montaña que ofrece dispensa una alta biodiversidad. Pero la altitud, superior a 1.000 metros, también condiciona la presencia de vertebrados. La zona es prolífica en comunidades de anidamiento en escarpes y murciélagos que habitan en cuevas. También es conocida la calidad de sus truchas serranas. Una Cuenca de contrastes asalta al viajero con colores, pasado, arquitectura y una buena gastronomía que invitan a conocerla al paso y con el merecido sosiego.

Datos útiles



Distancia La nieve nos dejó con ganas de más, pero la altitud de la Sierra de Cuenca invitaba a la aventura justa para un solo coche y tanto camino blanco. Así, el rutómetro consta de 140 kilómetros, con la excursión alternativa a Cuenca incluida, pero los tramos efectivos por nieve sumaron 60 kilómetros. Dificultad En la zona de Cañamares, la altitud y los planos caminos no presentaban excesiva dificultad a pesar de la nieve. Pero a partir de Priego, las dificultades afloraron. Los pasos se complicaron y la acumulación de nieve hicieron tomar las cosas con delicadeza. En primavera o verano el tránsito suele ser un vistoso y agradable paseo. Fecha Febrero de 2009. Duración El rutómetro completo, con las visitas de Priego, Beteta y Cuenca, nos puede llevar dos días. El tránsito por la nieve depende mucho de la climatología del día anterior a la ruta. En nuestro caso, madrugamos... y mucho. Climatología La propia de una zona serrana con altitudes superiores a 1.000 metros. Nieve en invierno y mucho frío. Es importante ir bien equipado. CARTOGRAFÍA I.G.N. 1:50.000. Hojas: 563, 564, 538. y 539.
Suzuki Grand Vitara 1.9 Ddis
Motor
Tipo Turbodiésel, 4 Cil. En Línea
Distribución/Cilindr. 16 Válvulas / 1.870 Cm3
Alimentación Inyec. Directa, Common Rail, Turbo E Intercooler
Potencia Máxima 129 Cv A 3.750 Rpm
Par Máximo 300 Nm A 2.000 Rpm
Transmisión
Tracción Total Perm., Bloqueo Central Y Reductora
Suspensión
Delantera Independiente
Trasera Indeppndiente
Dirección
Tipo Cremallera, Servoasistida
Frenos
Delante/Detrás Discos Vent./Discos Vent.
Neumáticos Atr 235/65 R17
Carrocería
Largo/Ancho/Alto 4.470/1.810/1.695 Mm
Batalla Y Vías 2.640/1.540 (D)/1.570 (T)
Peso 1.660 Kg
Prestaciones
Velocid. Máx./Aceler. 170 Km/H / 13,2 Seg.
Consumo Medio 7,4 Litros/100 Km



Seguro sobre la nieve

El Suzuki Grand Vitara DDiS ha recibido, en su recién estrenada versión 2009, discretos retoques estéticos y diversos cambios internos en aras de hacer el vehículo más atractivo y confortable. La mecánica diésel sigue siendo la fiable y robusta tetracilíndrica de 1,9 litros de origen Renault. Sus 129 CV y 300 Nm de par garantizan una respuesta adecuada a las necesidades de conducción fuera y dentro de la carretera. Entre la tecnología con que cuenta este 4x4, destaca el control de tracción electrónico en modo reductora, que además deja completamente desconectado el ESP en esta circunstancia, con lo que tendremos un control extra de la motricidad de las ruedas. Todo ello, unido a los neumáticos Cooper Discoverer ATR que equipaba esta unidad, forma un conjunto de notable rendimiento sobre superficies nevadas, en el que destaca la seguridad de marcha.

Consejos TT

Para la rutaSin duda el equipamiento debe ser el mejor. Contar con dos juegos de cadenas nos dará la seguridad de ganar la batalla a la nieve. Y ya que nos ponemos a escalar, pues unas planchas, pala para cavar en la nieve o una eslinga serán bienvenidos. En nuestro caso, contamos con la ayuda de unos Cooper Discoverer ATR, de excelente rendimiento. Para el Rutero En la nieve, los caminos se desdibujan y perderse es fácil. El GPS es una herramienta necesaria en estos casos, además de la habitual cartografía sobre papel. En cuanto al equipo personal y dadas las temperaturas, no debe faltar ropa de abrigo y calzado adecuado. Nadie nos garantiza que no tengamos que caminar unos kilómetros en busca de ayuda.
Por fuera






Galería de fotos

 
0
 

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • Síguenos en Google+
  • RSS