Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Pruebas TT - Iveco Massif - Desde 20.500- - 160 km/h - 10,0 l/100 km - 146 CV

Iveco Massif, el último TT puro

Sobre la base del extinto Santana Aníbal, Iveco comercializa un TT sin compromisos que aúna capacidad de carga con buenas aptitudes camperas, al tiempo que rechaza cualquier concesión al confort.
Juzgar a este coloso del todoterreno no es tarea fácil.

Si tenemos en cuenta todo su bagaje, podemos olvidar que su seguridad o su confort de marcha están muy lejos de los valores mínimos exigidos hoy día a sus rivales

Comentar Publicado el viernes 24 de abril de 2009

Si, por el contrario, aplicamos el máximo rigor, estaremos obviando el legado de 60 años de producción continua y lenta evolución de uno de los mayores iconos del todoterreno.

Conviene recordar que el Iveco Massif nace de las cenizas del Santana Aníbal/PS-10 (2002-2008).

Éste a su vez no es sino una actualización del Santana 2500 (1984-1994), continuador patrio de la dinastía de los Land Rover-Santana Series III (1974-1984) y Series II (1962-1974) producidos en Linares bajo licencia de la firma británica que en 1948 lanzó el primer Land Rover.

Así que, tras Santana, ahora es Iveco quien reinterpreta este clásico del diseño industrial con gran acierto en algunos aspectos y con indolente despreocupación en otros.

Diseño industrial

Cuando se diseñó el primer Land Rover, la funcionalidad prevalecía sobre aspectos como la belleza de sus líneas, el confort o la ergonomía.

Iveco contrató a Giorgetto Giuggiaro para rediseñar el Santa Aníbal, pero el trabajo del célebre italiano no fue más allá de un "lavado de cara" con nuevas ópticas, aditamentos de fibra a lo largo de la carrocería y un salpicadero algo más funcional.

Pero, en esencia, el vehículo apenas ha variado, conservándose su carrocería independiente atornillada sobre un bastidor de dos largueros unidos por cinco travesaños que descansa, mediante ballestas, sobre dos ejes rígidos.

Cadena cinemática

La mayor aportación de Iveco al legado de Santana se encuentra en la cadena cinemática, heredada del comercial Daily. Bajo el capó se ubica un motor diésel con inyección directa a alta presión mediante conducto único que rinde 146 CV y 350 Nm con turbocompresor convencional (HPI) o 176 CV y 400 Nm con turbo de volumen variable (HPT).

En cualquiera de las dos versiones, su rendimiento es sobresaliente, con una entrega de par muy generosa desde el ralentí que hace difícil calar el motor incluso evolucionando sobre las trialeras más exigentes.

No hay que olvidar que la experiencia de Fiat-Iveco en el desarrollo de los sistemas common rail (conjuntamente con Bosch) es superior a la de la mayoría de fabricantes.

Este excelente propulsor va asociado a una caja de cambios manual, de seis relaciones, fabricada por ZF, que permite disponer de una velocidad de crucero desahogada. No es una caja amiga de las inserciones fulgurantes, pero se adapta bien al uso del vehículo.

A la salida del cambio se acopla una tránsfer que envía el par de forma permanente al tren trasero y, bajo demanda, también al delantero. No hay diferencial en este acoplamiento, por lo que deberemos usar la tracción total sólo cuando sea realmente necesaria.

La tránsfer permite asimismo seleccionar la reductora, que desmultiplica el desarrollo 2,3 veces.

Con ella engranada, el Massif comienza a tener algo de sentido. Resulta fácil enfrentarse a acusadas subidas sin acelerar.

Basta con mantener la pierna izquierda quieta y apuntar con el volante.

El vehículo subirá al ralentí por donde muchos todocamino no podrían hacerlo ni siquiera ayudados por la inercia.

Incluso si el piso no presenta las mejores condiciones, podemos jugar la baza de montar ruedas mixtas, opción muy recomendable que casi ningún fabricante ofrece.

Las limitaciones vendrán cuando nos encontremos con un cruce de puentes.

Pese a que las suspensiones presentan amplios recorridos, ni la dureza de las ballestas ni la de las barras estabilizadoras permite aprovechar toda la extensión disponible. Por ello resulta relativamente fácil encontrarnos con una rueda suspendida en el aire, e incluso con dos...

Y aquí es donde surgen los problemas. Pero nuevamente en Iveco han previsto soluciones.

El diferencial trasero dispone, opcionalmente, de un mecanismo de bloqueo que se conecta accionando un interruptor con tapa ubicado entre las plazas delanteras; un auténtico seguro contra la inmovilización en cruces de puentes.

Nos resulta curioso que se hayan conservado los ejes de Santana, aunque ahora al menos los árboles de transmisión atacan los grupos cónicos de forma perfectamente perpendicular.

Suspensiones medievales

Pero si bien los sistemas encargados de generar fuerza y transmitirla al suelo aprueban con nota, no se puede decir lo mismo de los responsables de que las ruedas mantengan el contacto con el suelo.

El anónimo herrero que inventó la ballesta no debió de imaginar ni remotamente que 11 siglos después una máquina tan compleja como es un todoterreno utilizaría semejante rudimento.

Al margen de los diversos sistemas neumáticos, hoy existen soluciones económicas como los muelles helicoidales concéntricos o los de espiras variables que permiten aunar capacidad de carga con unas mínimas cualidades dinámicas que no ofrecen las ballestas.

El Land Rover Defender, el Hummer H1 o el URO VAM son perfectos ejemplos.

Tampoco nos convence el anclaje inferior de los amortiguadores delanteros en la pletina de los abarcones que sujetan el eje a las ballestas. Éstas, además, limitan mucho el ángulo de giro de las ruedas.

Falta de confort

El resultado en el uso cotidiano es una manifiesta falta de confort, que hace que los kilómetros pasen elevada factura a los ocupantes.

No hay apenas insonorización, y tanto las suspensiones como la dirección transmiten con firmeza las irregularidades del terreno al conductor.

En las plazas traseras la sequedad de las ballestas es aún mayor, aunque al menos se dispone de bastante espacio, un piso plano y una posición muy natural, con la cadera alta y las rodillas poco flexionadas.

Como casi todo en este vehículo, el aire acondicionado hay que pagarlo aparte, junto con la tapicería de tela o cuero (de serie es de vinilo).

Lo que viene en origen es un revestimiento interior del techo que se empeña en poner de manifiesto en forma de crujidos la flexibilidad de la carrocería ante las constantes torsiones del bastidor cuando evolucionamos en zonas trialeras.

¿Por qué comprarlo?

A la vista de todo esto, y teniendo en cuenta que el Massif no es precisamente barato, cabe preguntarse si realmente tiene sentido ante algunos todoterreno puros más modernos y confortables (Jeep Wrangler Unlimited) o ante otros de corte más familiar que pueden llegar a ser suficientemente eficaces en campo (Toyota Land Cruiser).

Y la respuesta es "sí, tiene sentido", siempre y cuando necesitemos exactamente lo que este Iveco ofrece: una sobresaliente capacidad de superar obstáculos en campo a la vez que transporta casi una tonelada en su zona de carga.

A excepción del Land Rover Defender y el URO VAM TL, sólo algunos pick up pueden cargar tanto, pero carecen de las aptitudes trialeras del Massif.

También puedes plantearte su compra si deseas preparar un vehículo extremo con el que hacer grandes rutas, pero en este caso su confort deberá ser uno de los primeros aspectos a mejorar en la preparación.

Por dentro y por fuera


Pegados a la puerta y sin apenas juego de inclinación de respaldo, los asientos no brindan el confort que prometen. Atrás, las plazas son amplias y el piso es plano, pero las ballestas resultan implacables.

Iveco ha aportado racionalidad en el entorno del conductor.

Hay un práctico asidero para el acompañante donde, obviamente, no hay una tapa para un airbag.

Junto al selector del cambio, de seis velocidades, se halla la palanca de la reductora. Tras ella encontramos los mandos de los elevalunas eléctricos y del bloqueo del diferencial trasero (opcional).

Hay un estribo plegable, opcional, que facilita el acceso a la zona de carga.

En ésta puede transportarse un europalet (1,20 x 0,80 metros), algo imposible en el Land Rover Defender. El acabado recubierto de aluminio es opcional.

Aunque hay que pagar un sobreprecio, el Massif puede salir de fábrica calzado con ruedas AT o MT 235/85-16.

En esta ocasión hemos probado la versión menos potente del 3.0 de Iveco. Su rendimiento es excelente.


Cómo va


Bajo la lupa tren delantero

Herencia santana...Los largueros del chasis son idénticos a los del Aníbal; su altura favorece la rigidez longitudinal, pero su longitud, menor anchura y distancia entre travesaños permite una notable torsión.

Las ballestas delanteras de dos hojas, la pletina que soporta los abarcones y el amortiguador, las grandes gemelas y los topes de compresión permanecen invariados

Aspectos mejorables...La mangueta es robusta, pero el brazo al que se ancla la barra de dirección es demasiado largo, herencia de los veteranos Santana sin dirección asistida.

El eje delantero jienense también ha sido conservado; no así el travesaño que va tras él, reemplazado por uno tubular acodado para "encajar" la cadena cinemática tomada del Daily .

Bajo la lupa tren trasero

Mejorado y mejorable...El enorme depósito de combustible, en el voladizo trasero, proporciona una gran autonomía pero incide demasiado en el reparto de masas. Los ejes de transmisión se han alineado mejor que en el Aníbal .

El sobrante de silicona en la junta de la carcasa del diferencial trasero no ofrece una imagen de buen acabado .

Detalles interesantes...En el tren trasero se montan ballestas de cuatro hojas y un ballestín que refuerza el conjunto cuando se transportan cargas pesadas.

Los topes de extensión aparentan bastante robustez. La carrocería se atornilla al chasis mediante silentblocks . La línea de escape se adapta a los huecos dejados por el resto de la mecánica y se encuentra excesivamente acodada.


Cotas Iveco Massif 3.0 HPI 146 CV SW
Ángulo de ataque 50º 5,5 ptos.
Ángulo de salida 30º 3,5 ptos.
Ángulo ventral 156º 4 ptos.
Profundidad de vadeo 50 cm 5 ptos.
Altura libre 23 cm 6 ptos.


La opinión TT


Salvo que necesites un vehículo capaz de transportar cargas muy pesadas por escenarios muy todoterreneros, el Iveco Massif carece de sentido. Su eficacia en campo obliga a renunciar al confort y la seguridad de un TT moderno.

Iveco Massif 3.0 HPI 146 CV SW
Carrocería ---
Habitáculo --
Motor ----
Transmisión ----
Suspensiones --
Total ----


Ficha técnica y gama


Iveco Massif 3.0 HPI 146 CV SW
Motor
Tipo Diésel, 4 cilindros en línea
Posición Delantero longitudinal
Distribución 4 válvulas por cilindro, DOHC
Cilindrada 2.998 cm3
Alimentación Inyección directa por conducto común y turbo
Potencia máxima 146 CV a 3.000 rpm
Par máximo 350 Nm a 1.400 rpm
Transmisión
Tracción Trasera con el eje delant. conectable, bloqueo de diferencial trasero en opción y reductora
Cambio Manual, 6 velocidades
Embrague Monodisco, en seco
Grupo (reductora) 3,909:1 (2,300:1)
Relaciones  del cambio I. 5,373; II. 3,154; III. 2,041; IV. 1,365; V. 1,000; VI. 0,791; MA 4,838
Chasis
Tipo Largueros y travesaños
Suspensión delantera Eje rígido, amortiguadores y ballestas
Suspensión trasera Eje rígido, amortiguadores y ballestas
Dirección
Tipo Cremallera, asistencia hidraúlica
Diámetro de giro 13,04 metros
Frenos
Delante/detrás Discos ventilados/discos macizos
Ayudas ABS (en opción)
Dimensiones y pesos
Long./anch./alt. 4.720/1.852/2.050 mm
Batalla 2.768 mm
Vía del./trasera 1.486/1.486 mm
Peso 2.140-2.325 kg
Depósito 100 litros
Maletero 725-910 kg
Ruedas
Llantas Chapa, 6,5 x16"
Neumáticos 235/85-16
Prestaciones
Vel. máx. (km/h) 160 km/h
0 a 100 km/h No declarado
Consumo
Consumo 10,0 l/100 km
Autonomía 1.000 km

Fíjate en: El par máximo se obtiene a sólo 1.400 vueltas. Existe una versión aún más potente gracias al uso de un turbocompresor de geometría variable. Las suspensiones mediante ballestas son anacrónicas, especialmente en el tren delantero. El ABS hay que pagarlo aparte.


Iveco Massif 3.0 HPI 146 CV SW
Equipamiento, Seguridad y Funcional
Aire acondicionado >900 - Bloqueo del diferencial trasero 500 -
Asientos tapizados tela/cuero 100/800 - Faldillas en las 4 ruedas 100 -
Cierre centralizado manual 150 - Gases de aceite del cárter calet. 150 -
Elevalunas eléctricos del./tras. 200/400 - Gancho de remolque >300 -
Faldones en color de carrocería 250 - Liberadores de rueda delant. 250 -
Llantas de acero/aleación Sí/900 - Limpiaparabrisas posterior 200 -
Lunas tintadas 150 - Neumáticos AT o MT 600 -
Radio CD con MP3 >250 - Parrilla separación zona de carga 250 -
Sistema de navegación 1.200 - Peldaño posterior/laterales 150/150 -
Techo en color de carrocería 150 - Preinstalación antinieblas delant. 50 -
Moqueta en zona de pasajeros 150 - Preinstalación cabrestante del. 200 -
Volante y cambio en cuero 150 - Protección del cárter
ABS Opción Rejilla de protección de faros 100 -
Airbag No Rueda rep. en portón trasero
Anclajes Isofix

Control de tracción/estabilidad

No

No

Toma corr. en compart. de carga 100 -

Atento a: Prácticamente todo el equipamiento del Massif es opcional, por lo que el precio final del vehículo será siempre muy superior al oficial. No hay airbags, ESP, ni posibilidad de instalar estos elementos.



Galería de fotos

 
0
 

Servicios

Mantenimiento

llave inglesa

¿Cuánto va a costar la próxima revisión de tu coche? Averígualo aquí.

Tasación

coche y lupa

¿Vas a comprar o vender? Conoce el valor real de tu coche en el mercado.

Concursos

trofeo

Descubre todos los regalos que puedes conseguir si participas.

Consultorio

interrogación

Plantéanos tus dudas sobre coches y nosotros te las resolveremos.

¿Cuál me compro?

dinero

Envía tu pregunta y sigue los consejos para decidir qué coche comprar.

Kiosco LUIKE

revista y móvil

Descubre todas las publicaciones de LUIKE en soporte impreso y digital.

Autofácil.es es un producto de Luike
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de autofácil.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
Luike
Otros medios del grupo: logo Luike | logo formulamoto

Síguenos en

  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • Síguenos en Google+
  • RSS