18.650€*- 95 CV - 174 km/h - 4,0 l/100 km

Ford 1.6 TDCI B-Max Titanium

2012 11 08 IMG 2012 11
Ford 1.6 TDCI B-Max Titanium
Ser de los últimos en llegar a un segmento, en este caso el de los minivolúmenes, tiene sus desventajas -ya hay rivales más 'consolidados'-, pero también sus ventajas: puedes ver lo que ofrecen tus competidores y hacer algo diferente.


Algo así han pensado en Ford y, por eso, para que su denominado B-Max -un modelo que por tamaño y precio se emplaza dentro de la gama por encima del Fiesta, pero por debajo de los Focus y C-Max- ofrezca algo especial frente a sus rivales -Hyundai ix20, Renault Modus, Citroën C3 Picasso…- le han dotado de un original sistema de puertas -ver parte inferior-. Mientras que las delanteras se abren de forma convencional, las traseras son deslizantes… y entre ambas no hay ningún pilar que las una. Este nuevo modelo deriva del Fiesta y se posiciona como el monovolumen más pequeño de la marca -si quieres verlos todos, consulta la Motorguía, pág. 144-; ¿qué aporta frente al urbano? Básicamente su original sistema de puertas, una apariencia ‘diferente’ y algunos detalles prácticos, como el asiento del copiloto abatible hacia adelante -útil para llevar objetos largos-. Eso sí, si lo que buscas es mucho más espacio, deberás optar por ‘el hermano mayor’ del B-Max: el C-Max, apenas 350€ más caro con el mismo motor diesel de 95 CV.
 
Cómpralo por… Equipamiento, ideal para parejas con niños pequeños, consumo muy ajustado.

No lo compres por… Maletero inferior al de la competencia, mecánica poco refinada.
 
Por dentro y por fuera
 
11 colores:  El azul y el rojo son gratis, el blanco cuesta 150€, y los demás metalizados valen entre 375€ y 540€.
 
El techo panorámico sale por 600€ y las ventanillas traseras oscurecidas cuestan 120 euros.
 
Qué aportan las puertas
 
Si tienes ‘peques’… Estas puertas dejan más espacio para colocar cómodamente a un niño con su sillita en las plazas traseras; también son cómodas si hay que depositar algún objeto al pie de los asientos traseros.
 
Al aparcar en línea€ Las puertas traseras deslizantes apenas necesitan espacio a los lados para abrirse: puede venirnos bien si un coche nos aparca muy ‘pegado’ o si lo hacemos cerca de una pared.
 
Bueno… y malo€ Como no cuenta con un pilar central, las puertas se han reforzado y el nivel de seguridad es como el de un coche normal. Ojo: una vez accedemos detrás y con el vehículo aparcado en pendiente, cuesta ‘tirar’ de las puertas traseras para cerrarlas.
 
Si quieres espacio ‘tirado de precio’€ El Fusion se puede considerar el antecesor del B-Max: un Fiesta con un extra de espacio y practicidad. Aún se vende con un motor gasolina de 80 CV, un maletero de 337 litros y un precio que arranca en los 8.150€.
 
Respecto  al Fusion… cambia un … 99%
 
Por dentro y por fuera

En la frontera entre el fiesta y el C-max…
 
El diseño es el típico de Ford… aunque, curiosamente, el del B-Max recuerda más al de un C-Max que al de un Fiesta.
Eso es lo bueno     Por apariencia, imagen… el salpicadero transmite una agradable sensación de ‘gran coche’, algo que no sucede en sus rivales. No sólo es llamativo, moderno y atractivo, también cuenta con una calidad notable y está muy bien hecho. Eso sí, como en otros Ford, ganaría con algún botón menos en la consola central y si los del climatizador estuviesen un poquito más altos -para no desviar la mirada de la carretera a la hora de manipularlos-.

¿Monovo… qué?   El asiento del copiloto se puede abatir hacia adelante para llevar objetos largo, los traseros al plegarse dejan una superficie de carga plana… pero no dispone de más huecos para depositar objetos que en un Fiesta -aquí gana un Citroën C3 Picasso-, tampoco hay asientos traseros deslizantes -sí en sus rivales- y no cuenta con bandejas en los respaldos de los asientos delanteros.

Viene con todo  El acabado Titanium es el más recomendable porque puede llevar bastante tecnología -ver detalles superiores- y, como promoción de lanzamiento, regala equipamiento valorado en 1.300€: Bluetooth, sensores de luz y lluvia… El B-Max gana en esto a sus rivales.

Qué saber   El climatizador, de serie en este acabado, es potente, pero de una zona -dos en el C3 Picasso-. El interior cuenta con un llamativo sistema de iluminación ambiental que puede cambiar de tono. El equipo de audio, de la marca Sony en el titanium, suena bien, incluye un vistoso display en la consola central, mandos en el volante…
 
Active City Stop Es un sistema que si en ciudad, a menos de 30 km/h, detecta un posible choque, activa los frenos por sí solo para evitarlo.

SYNC  Dispositivo capaz, entre otras cosas, de saber cuándo una canción que te gusta está sonando en alguna emisora.

Integrado  Una cámara muestra lo que hay en la parte posterior del vehículo.

Amplio… pero menos

Muy bueno€  Postura de conducción elevada -12 cm más que en un Fiesta- y dominante, gran visibilidad y asientos cómodos que sujetan bastante bien.
 
Lo normal€ Hay mucha altura y sobra espacio para las piernas -la banqueta va muy alta y eso también favorece, porque se llevan las piernas poco flexionadas-, pero no hay más anchura que en un Fiesta: mejor sólo para dos.
 
318 litros€ Son apenas 23 l más que el Fiesta y lejos del mejor, el C3 Picasso. Además, no lleva rueda de repuesto -cuesta 88€; de serie lleva un kit reparapinchazos-. El portón es muy amplio.
 
Como vá
 
Hay un diesel de 75 CV: no interesa
 
¿Qué tal el gasolina?

El modelo equivalente sería el 1.0 Ecoboost, turbo de 100 CV. Es ligeramente más rápido que el diesel de 95 CV -175 km/h, de 0 a 100 en 13,2 seg.- y consume 4,9 l -0,9 litros más-; pero, sobre todo, es mucho más silencioso, refinado y cuesta 1.400 euros menos con el mismo equipamiento: interesa.
 
 Con el fiesta… Comparte plataforma, suspensiones y distancia entre ejes, pero el B-Max tiene 6 litros más de depósito.
 
No resulta extraño que vaya tan bien…

Tanto la plataforma como el motor derivan de los que emplea el Fiesta -donde dan muy buen resultado-… pero el B-Max es 12 cm más alto y pesa 129 kg más. ¿Cómo le afecta eso?
 
A pesar de su mayor altura, el B-Max ofrece una muy buena estabilidad… y, aunque balancea más que el Fiesta, resulta seguro y con un ‘punto’ de agilidad que no tienen sus rivales. Además, la suspensión se muestra más cómoda que en un Fiesta, aunque en este aspecto no gana al mejor del segmento, el Citroën C3 Picasso.
 
Por rendimiento, el motor es muy bueno: sus 95 CV ‘cunden’ mucho, tiene buen empuje… y, aunque es 2,1 seg. más lento que el Fiesta de 0 a 100 km/h, sus prestaciones son más que suficientes incluso para viajar y superar a sus rivales. Lo mejor es que el cambio de cinco marchas -con un manejo excelente por tacto y rapidez- tiene unos desarrollos cortos que permiten aprovechar la mecánica al máximo… sin que esto perjudique el consumo -es el más ahorrador del segmento-. ¿Lo peor? Es un motor que suena más que el de los rivales como el C3 Picasso o el Renault Modus.
 
La dirección es un punto fuerte: cuenta con la dureza perfecta y transmite seguridad en curvas rápidas. Mientras, los frenos son muy buenos: respecto al Fiesta incorpora discos traseros, que aguantan mejor los esfuerzos. El tacto del pedal es muy bueno.
 
Los rivales

Con un precio de 18.650 euros, el B-Max es el más caro de todos… pero, ojo, ofrece algo más de potencia que la media -95 CV- y más equipamiento de serie.
 
Citroën C3 Picasso 1.6 HDI

Maletero: 385/500 l

Precio: 16.330€ / 2.717.083 pta*

Buena insonorización, cómodos asientos, suspensión blanda… Y el interior más práctico; a cambio, es el menos ágil.
 
El más cómodo
 
Potencia: 90 cv  

Velocidad máxima: 173 km/h

Consumo medio: 4,8 l/100 km

Tamaño: 408x173x167 cm

Hyundai ix20 1.4 CRDI 90

Maletero: 440 litros

Precio: 15.240€ / 2.535.722 pta*

Tiene el interior más espacioso para los pasajeros, va muy bien en carretera… Sería ideal con un motor más ‘contundente’

El más equilibrado

Potencia: 90 cv  

Velocidad máxima: 167 km/h

Consumo medio : 4,5 l/100 km

Tamaño: 410x176x160 cm

Renault G. Modus 1.5 dci

Maletero: 305/410 l

Precio: 14.800€ / 2.462.512 pta*

Es el que lleva más tiempo en el mercado, pero aún destaca por prestaciones, interior amplio y, sobre todo, su precio sin rival.

El más veterano

Potencia: 90 cv

Velocidad máxima: 174 km/h

Consumo medio: 4,3 l/100 km

Tamaño: 403x169x159 cm
 
 
 
La Gama

Hay tres acabados: Trend -básico-, Titanium -intermedio- y Titanium X -el más completo-. Sólo la versión 1.6 gasolina se ofrece con cambio automático -manual en el resto-. Todos ofrecen 1.000€ de rebaja.

MODELO Comb.  POT.  PRECIOS (desde)*
  1.0 Ecoboost G 100 CV 15.900€
  1.0 Ecoboost G 120 CV 16.700€
  1.6 TiVCT G 105 CV 16.300€
  1.5 TDCi D 75 CV 16.700€
1.6 TDCi D 95 CV 17.300€

 
 
Ficha Técnica

Ford 1.6 TDCI B-Max Titanium 1.6 TDCi 95
Motor 4 cilindros, turbodiesel 1.560 cc
Potencia 95 CV (70 kW) a 3.800 rpm
Par      20,9 kgm (205 Nm) a 1.750 rpm
Tracción A las ruedas delanteras
Caja de cambio Manual, de cinco velocidades
Frenos del./tras. Discos ventilados/Discos
Tamaño
Tamaño 407x175x160 cm
Peso 1.310 kg
Neumát. 195/55 R16
Maletero                  318 l
Dep. combustible      48 l
Cómo va
Vel. máxima 173 km/h
Acel. 0-100 km/h 13,9 seg.
Con.medio 4,0 l/100 km
Qué tiene (Titanium)
Serie:  ABS, ESP, seis airbags, climatizador, dirección asistida, equipo de audio con CD, USB y Bluetooth, elev. eléct. del., volante multifunción, ordenador de a bordo, retrovisores eléctr., llantas de 16″, faros antiniebla, sensor de luz y lluvia, control de vel…
Opciones: Pintura metal. (375 euros), techo solar (600), llantas 17″ (250), alarma (150), sensor párking trasero (250), rueda de emergencia (70), acceso y arranque manos libres (300)…

 

 

Ford B-Max