Cámaras para identificar a quienes no pasen la ITV

Javier Jiménez
Javier Jiménez
En 2021 ya se anunció como una posibilidad en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados. En 2022 ya es una realidad: determinadas cámaras de tráfico controlan si los vehículos han pasado o no la ITV

Tenemos interiorizado que las cámaras de seguridad instaladas por la Dirección General de Tráfico (DGT) en las carreteras españolas están ahí por dos razones principales: una es vigilar el estado de la circulación para informar de incidencias, atascos o cualquier tipo de situación que ataña algún riesgo o incomodidad para los usuarios de la vía. La otra es multar, por medio de radares, a los conductores que excedan los límites de velocidad de cada vía. Sin embargo ya hay cámaras que detectan el uso del teléfono móvil al volante o la no utilización del cinturón de seguridad. Ahora, se suman las cámaras que te pillarán si circulas sin haber pasado la ITV a su debido momento.

Así lo propuso el director de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV (AECA), Guillermo Magaz, durante su intervención en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso a finales de 2021. Este argumento se basa en la idea de aprovechar las imágenes recogidas por las cámaras de vigilancia para verificar la vigencia de la etiqueta de la ITV que deben llevar colocada los vehículos que circulan por las distintas carreteras.

pegatina ITV

No nos olvidemos que la inspección periódica de la ITV sirve entre otras cosas para verificar el buen estado de los vehículos en lo relativo a seguridad, algo que por tanto afecta tanto a su propio conductor como al resto de usuarios de la vía. En esta inspección se verifica el correcto funcionamiento del alumbrado, de la suspensión, de los frenos y de los neumáticos, aparte de otros apartados no directamente relacionados con la seguridad, como las emisiones contaminantes.

¿Cuál es la multa por circular sin haber superado la ITV?

Recordemos que cuando la ITV caduca, no existe ningún periodo de carencia, ni excusa que evite la multa. Las sanciones pueden estar relacionadas con tres motivos:

  • Si no se ha llevado el coche a pasar la ITV en el tiempo especificado, la multa será de 200 euros (100 euros con pronto pago).
  • Si se circula con un coche que ha pasado la ITV como negativa, la multa asciende a 500 euros, sin posibilidad de rebaja por pronto pago.
  • Si circulas con un coche que ha intentado pasar la ITV y el resultado ha sido desfavorable, la multa será de 200 euros (100 euros con pronto pago).

Además, conviene recordar que aunque un coche haya superado la ITV, los agentes podrán sancionar a su propietario con una multa de 80 euros si no lleva la etiqueta colocada en el parabrisas. Y no nos olvidemos del seguro del automóvil, porque aquí también podrías tener problema si no llevas la ITV en vigor. ¿La razón? En caso de accidente, la aseguradora podría dictaminar que el coche no estaba en regla para circular e, incluso, podría desentenderse de la situación.