Las cámaras de la DGT podrían multar a los conductores que no hayan pasado la ITV

Las cámaras de la DGT podrían multar a los conductores que no hayan superado la ITV
Las cámaras de la DGT podrían multar a los conductores que no hayan pasado la ITV
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Durante su intervención en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, el director de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV (AECA), Guillermo Magaz, ha valorado la posibilidad de hacer uso de esta funcionalidad. 

Las cámaras instaladas por la Dirección General de Tráfico (DGT) en las carreteras españolas se encargan de vigilar el estado de la circulación, proporcionando información relevante al organismo sobre las áreas más congestionadas, posibles incidencias y accidentes ocasionados. Sin embargo, estos dispositivos de control podrían llegar a desempeñar nuevas funciones en el futuro. Entre ellas, sancionar a los conductores que circulen sin haber pasado la ITV.

Así lo ha propuesto el director de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la ITV (AECA), Guillermo Magaz, durante su última intervención en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso. Este argumento se basa en la idea de aprovechar las imágenes recogidas por las cámaras de vigilancia para verificar la vigencia de la etiqueta de la ITV que deben llevar colocada los vehículos que circulan por las distintas carreteras.

pegatina ITV

Según los datos que maneja el organismo dirigido por Pere Navarro, el 32% de los automóviles matriculados en nuestro país circulan sin la ITV en regla o directamente no la han pasado. Este porcentaje se traduce en uno de cada tres conductores. Preocupada por esta situación, la AECA plantea la posibilidad de aprovechar las cámaras de la DGT para identificar a todos estos infractores.

¿Cuál es la multa por circular sin haber superado la ITV?

Recordemos que cuando la ITV caduca, no existe ningún periodo de carencia, ni excusa que evite la multa. Las sanciones pueden estar relacionadas con tres motivos:

  • Si no se ha llevado el coche a pasar la ITV en el tiempo especificado, la multa será de 200 euros (100 euros con pronto pago).
  • Si se circula con un coche que ha pasado la ITV como negativa, la multa asciende a 500 euros, sin posibilidad de rebaja por pronto pago.
  • Si circulas con un coche que ha intentado pasar la ITV y el resultado ha sido desfavorable, la multa será de 200 euros (100 euros con pronto pago).

Además, conviene recordar que aunque un coche haya superado la ITV, los agentes podrán sancionar a su propietario con una multa de 80 euros si no lleva la etiqueta colocada en el parabrisas.

 

0 Comentarios