Conductores que cobran por denunciar a otros y que les multen, ¿es legal en España?

radar conductores
Conductores que cobran por denunciar a otros y que les multen, ¿es legal en España?
Juan Manuel Ponce
Juan Manuel Ponce
En países como Estados Unidos, Reino Unido y, sobre todo, Francia, los conductores pueden obtener alguna remuneración si denuncian a otros que estén cometiendo infracciones. Pero, ¿puede denunciar un conductor a otro en España? ¿y cobrar por ello?

¿Conductores que denuncian a otros para que les multen? La polémica está servida. O, mejor dicho, lleva servida varios años en algunos países… donde esta práctica es perfectamente legal e incluso ha sido alentada por las autoridades.

¿El mejor ejemplo? Nuestra vecina Francia, que instauró la instalación de radares en los coches de ciudadanos particulares allá por 2018 (entonces, sólo en pruebas y en las regiones de Normandía y Bretaña) y que, en 2021, instaló ya otros 200 cinemómetros en coches de ciudadanos de todo el país. Pero ojo, porque para 2023, el gobierno galo espera que hasta 450 radares instalados en coches particulares les ayuden a recaudar hasta 53 millones de euros en sanciones por velocidad… No parece mal negocio, ¿no?

Y, desde luego, no lo es… si eres uno de los conductores elegidos, ya que estos que, eso sí, deben circular por zonas concretas que les indique la Sécurité Routiére (la DGT gala); trabajan seis horas al día… y cobran ¡1.500 euros mensuales!

También en EE.UU.

El país capitalista por excelencia no podía dejar de tomar parte en esta cuestión. Y la ciudad pionera en hacerlo fue Nueva York, cuyo ayuntamiento y en plena lucha contra la contaminación ambiental alentó en 2019 a que los neoyorquinos denunciaran a aquellos vehículos, particulares o de reparto que mantenían el motor encendido durante más de tres minutos.

¿Existía una recompensa? Obvio, en la mejor tradición del país, estos ciudadanos obtenían el 25% de la cuantía de la multa que se impusiera al infractor. Tanto es así que se generaron grupos de ciudadanos especializados en estas denuncias (denominados iddle Warriors, guerreros ociosos) y, como señalan medios americanos, uno de ellos, Paul Slapikas de 81 años, llegó a percibir cerca de 71.000 dólares, o lo que es lo mismo, 71.015 euros al cambio.

conductores nueva york

Pese a lo escandalosa que pueda sonar la cifra, al ayuntamiento de Nueva York le salen las cuentas, ya que el consistorio americano calcula que la deuda por sanciones de este tipo que aún no se han abonado alcanza ¡los 8 millones de dólares! Cómo es lógico, las empresas de reparto o mensajería son las que más dólares deben al ayuntamiento por dejar los motores en marcha: sólo Amazon debe a la ciudad de Nueva York 250.000 dólares, seguido por UPS y FedEx. 

Nueva York es la más famosa ciudad estadounidense en premiar las denuncias de sus ciudadanos. Pero no la única. En Austin, capital del estado de Texas, tampoco tienen dudas morales al respecto.

Y si en 2021 su ayuntamiento ya retribuyó cierta cantidad de dinero a los ciudadanos que denunciaron a aquellos conductores que no habían pagado el estacionamiento regulado de determinadas zonas de la ciudad; este año acaba de aprobar otra iniciativa (inspirada en la de Nueva York) para que se denuncie a los conductores que estacionan sus vehículos en las vías ciclistas. Para ello, el denunciante, que obtendrá el 25% del saldo de la infracción que se imponga al infractor, tendrá que enviar a las autoridades una foto de la infracción… en la que se distinga la matrícula del vehículo.

… y en el Reino Unido, aunque sin recompensa

La controversia sobre las denuncias de unos conductores a otros también ha llegado este año al Reino Unido, pero más que por una posible recompensa por parte de las autoridades, que no la han ofrecido; por la aparición de una aplicación para smartphone, denominada Speedcam Everywhere, (ojo, no está disponible en España) que facilita y mucho, las denuncias por exceso de velocidad a los conductores a las autoridades.

En concreto, esta app permite que un transeúnte tome un pequeño video de cualquier coche circulando. Tan sólo con los datos de su matrícula, la app buscará información sobre el vehículo y sus características y, lo mejor, comparará, a través de inteligencia artificial, el vídeo con otros de la misma zona… para certificar o no si el vehículo circulaba por encima de la velocidad permitida. Es más, la indignación de los conductores británicos viene más bien dada porque la propia app envía al tomado del vídeo un completo informe que éste puede enviar directamente a las autoridades, favoreciendo así que el infractor sea sancionado.

Multa DGT conductores

¿Y qué pasa en España?

En nuestro país, buenas… y malas noticias. Buenas noticias en cuanto que la normativa permite perfectamente que otro conductor denuncie a uno que comete una infracción. Y malas… porque el denunciante nunca obtendrá una recompensa económica por ello.

En concreto, en nuestro país, se puede presentar una denuncia ante otro conductor siempre que se cuente con pruebas, algo muy fácil en la era de los móviles con cámara o si has instalado en tu coche una cámara a bordo o dashcam (aquí te contamos cómo puedes denunciar a un infractor si lo grabaste en vídeo).

Pero incluso si no cuentas con un vídeo como prueba, sí podrás denunciar, ante cualquier agente o en la comisaria (o en el cuartel de la Guardia Civil) cualquier infracción que hayas presenciado. Para ello es importante que ofrezcas los mayores detalles posibles: así deberás identificar el vehículo (y al conductor en caso de conocerlo), relatar la infracción denunciada y, como testigo, presentar tu DNI y declarar tu profesión y domicilio.

Eso sí, recuerda que si un particular presenta una denuncia, no contará con la presunción de veracidad, por lo que presentar fotos o testigos del incidente aumentarán la fuerza de su versión.