¿Cuál es la multa por utilizar un detector de radares?

radar
¿Cuál es la multa por utilizar un detector de radares?
Javier Jimenez
Javier Jimenez
Como ya hemos señalado en más de una ocasión, el uso de detectores e inhibidores de radares de velocidad está totalmente prohibido en España. La Dirección General de Tráfico (DGT) recuerda a los conductores más propensos a pisar el acelerador que las multas por tratar de evitar sus sistemas de vigilancia pueden alcanzar los 30.000 euros.

El verano está a la vuelta de la esquina. La temporada estival es sinónimo de vacaciones familiares y escapadas para aprovechar el buen tiempo. Durante los próximos meses, las principales carreteras de nuestra geografía volverán a recuperar el flujo de desplazamientos que acostumbramos a ver cada año. A sabiendas de ello, la DGT ha querido recordar a través de sus redes sociales la importancia de respetar los límites de velocidad establecidos añadiendo que sancionará a todos aquellos conductores que pretendan escapar de su vigilancia.

El mensaje del organismo dirigido por Pere Navarrro no solo va dirigido a todos aquellos conductores que acostumbran a frenar bruscamente antes de llegar a un radar, sino también a los que hacen uso de dispositivos como detectores e inhibidores para tratar de burlar los controles de velocidad.

¿Cuál es la multa por utilizar un detector de radares?

En este sentido, la DGT recuerda que ‘‘avisar de la ubicación exacta de un radar fijo es legal’’, ya que es una información que el propio organismo detalla en su página web. Por lo tanto, el uso de aplicaciones móviles como Google Maps o Waze resulta totalmente lícito. Sin embargo, usar detectores e inhibidores de radares es motivo de infracción y está sancionado.

En el caso de los radares móviles, la situación es distinta. Para referirse a la ubicación de estos dispositivos de control, la DGT detalla los tramos de carretera en los que suelen realizar controles de velocidad, pero sin especificar el punto kilométrico exacto. A sabiendas de ello, revelar la posición exacta de un control de velocidad móvil es ilegal.

radar

Teniendo en cuenta todo lo hablado, es necesario aclarar las diferencias que existen entre un avisador, un detector y un inhibidor de radares, así como también las sanciones económicas que pueden acarrear el uso de algunos de ellos:

  • Avisador. Se trata de los GPS y aplicaciones móviles que cuentan con una base de datos que registra la posición de los radares fijos y de tramo de las carreteras españolas. Según señala Tráfico ‘‘los sitúan en el mapa y alertan al conductor de la proximidad del mismo. Por lo tanto, su uso es legal’’.
  • Detector. Estos dispositivos rastrean y localizan radares cercanos. Su uso está considerado como una infracción grave y supone una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.
  • Inhibidor. Mucho ojo con la tentativa de utilizar uno de estos instrumentos ya que su uso supone sanciones económicas muy superiores a las de cualquier infracción por exceso de velocidad. Según afirma la DGT ‘‘los inhibidores rastrean los radares y anulan su funcionamiento’’. Emplear este tipo de dispositivo al circular es ilegal y está sancionado con multas de hasta 6.000 euros y la detracción de 6 puntos del carnet. Los talleres que instalan este tipo de aparatos también están expuestos a multas de hasta 30.000 euros.

 

Noticias Radares y multas

multa conducir beber agua

Las multas de tráfico más habituales en el verano: conducir en chanclas, sin camiseta…

Conducir con chanclas, sacar el brazo por la ventanilla o estacionar en una zona turística prohibida son solo algunos ejemplos de las multas de tráfico más repetidas durante la temporada estival.

Nicolás Merino
Los diez radares que más multan en Madrid

La DGT obligada a rebajar una multa, por no aplicar el margen de error de un radar de velocidad

A finales del pasado mes de junio, Tráfico reforzaba su red de equipos de vigilancia de cara a la actual campaña de verano. El objetivo principal de este plan es reducir al máximo el número de accidentes relacionados con el exceso de velocidad y las distracciones. A pesar de que la tecnología aplicada a los cinemómetros ha avanzado mucho en los últimos años, aún se siguen registrando errores puntuales.

Javier Jimenez