Los vehículos incorporan la tecnología 'Multiradar C'

Más radares camuflados para la DGT

peugeot camuflado con el sistema multaradar c
Más radares camuflados para la DGT
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
La DGT está inmersa ya en la campaña de verano y para la ocasión contará con una flota de radares mucho más extensa. Los nuevos radares camuflados en vehículos como Citroën C4 y Peugeot 3008 controlaran a los conductores durante el periodo estival.


Nuevos radares camuflados en vehículos, otras unidades capaces de distinguir vehículos de carga y más radares en las carreteras secundarias son tres de las claves de la campaña estival de la Dirección General de Tráfico.

Gracias al acuerdo con el Grupo PSA, la DGT ha incorporado 50 radares camuflados en unidades del Citroën C4 Picasso y Peugeot 3008. Se tratan de una nueva versión conocida como ‘Multaradar C’, que es capaz de detectar hasta nueve carriles en ambos sentidos, aunque en nuestro país están programados para seis carriles.

Todos ellos están programados en la normativa ‘Tolerancia 7’, es decir, permiten circular 7 kilómetros por hora por encima del límite para velocidades menores a 100 kilómetros por hora y de 7% para una celeridad superior.

Además, los nuevos radares son casi indetectables para los detectores de radares y mucho más a simple vista. El dispositivo se camufla en un pequeño agujero en la parte interior del parachoques delantero y trasero del vehículo y solo las grandes antenas que suelen llevar estos coches camuflados pueden delatarles. La DGT ya se ha pùesto manos a la obra para impedir excesos en las carreteras españolas durante el verano.

 

 

Citroën C4 Picasso/Grand Picasso