Los radares de obra que utiliza la DGT para vigilar los excesos de velocidad… y otras infracciones

Cristina Muñoz
Cristina Muñoz
Los radares de obra no son nuevos, la DGT lleva ya tiempo utilizándolos para controlar que los conductores no exceden la velocidad en las carreteras que están de obras.

En septiembre de 2022, durante una semana, la Dirección General de Tráfico (DGT) llevó a cabo una campaña de vigilancia en los tramos de obras y hasta 4.679 vehículos fueron sancionados por distintos motivos; aunque, en realidad, las multas interpuestas fueron 4.727 porque algún conductor recibió más de una. 

¿La sanción más habitual? El exceso de velocidad, que fue la infracción cometida por siete de cada diez conductores. En concreto, 3.436 conductores fueron multados por superar la velocidad máxima establecida en los tramos de obras; un 73 % de los conductores sancionados.

Si quieres un coche nuevo con descuento haz click aquí

Por qué la DGT coloca radares de obra

Desde que se llevó a cabo esa campaña, en septiembre de 2022, la DGT no ha realizado otra similar; aunque eso no significa que no instale radares de obra (así es como llamamos a estos radares cuando se colocan en este tipo de zonas). El motivo por el que Tráfico sitúa estos radares en carreteras en obras es por el elevado número de accidentes que se produce en ellas mientras se están ejecutando los trabajos de mejora o mantenimiento.

Por ejemplo, en 2021, se produjeron 158 siniestros de tráfico relacionados con obras de mantenimiento y conservación en las carreteras, en los que fallecieron dos operarios que fueron atropellados cuando realizaban su trabajo. Además, un estudio que analiza los factores determinantes del riesgo de atropello en trabajadores de conservación y explotación de la Red De Carreteras del Estado indica que, entre 2007 y 2013, del total de accidentes laborales mortales que se produjeron, el 45 % fueron accidentes laborales de tráfico y, de estos, un 92 % fueron atropellos a estos trabajadores.

radares-de-obra

Debido a esto, además de utilizar radares de obra, la DGT también está poniendo en marcha medidas de mejora de la señalización como los nuevos conos inteligentes, que están geolocalizados y desprenden destellos luminosos. Unos conos inteligentes que cuando las empresas que los instalen procedan a su encendido, una vez comiencen las obras, activarán de forma automática una incidencia de circulación en el Centro de Gestión de Tráfico de la DGT.

A continuación, la incidencia será compartida en tiempo real mediante la plataforma DGT 3.0 y del Punto de Acceso Nacional (PAN; se trata de un servicio exigido por la Comisión Europea para el suministro de servicios de información sobre desplazamientos multimodales en la Unión Europea creado por el Ministerio de transportes, movilidad y agenda urbana) para que el conductor disponga de la información sobre las obras que se va a encontrar en su trayecto y pueda actuar de forma preventiva.

Otras sanciones habituales en tramos de obras

La segunda infracción más cometida, durante la campaña de Tráfico en zonas de obras, fue la de no respetar las señales (a 242 conductores), de los agentes de tráfico, de los operarios de obras, de las señalización vertical, marcas viales, semáforos, conos o balizas luminosas o cualquier otra clase de señal específica. Esta infracción se considera grave y conlleva una sanción de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carnet.

Además, se sancionó a 153 conductores por utilizar el teléfono mientras conducían, y a 140 por no llevar puesto el cinturón de seguridad. La multa por hacer uso del móvil, aunque sea en parado, es de 200 euros y la retirada de seis puntos del permiso de conducir. En cuanto al uso del cinturón, la sanción por no llevarlo puesto es de 200 euros y cuatro puntos del carnet.

Y en las zonas de obras también recibieron una denuncia 53 personas por conducir bajo los efectos del alcohol y 11 por hacerlo tras haber consumido drogasen esta información puedes conocer cuáles son las tasas de alcoholemia permitidas y las multas que te pueden poner si das positivo.

Por último, 34 conductores fueron multados por conducción negligente (conlleva una sanción de 200 euros sin pérdida de puntos); 30 por no respetar la distancia de seguridad (200 euros y cuatro puntos del carnet); 24 por adelantamientos prohibidos en los tramos de obras; y 22 por cambios de carril que tampoco se permiten en este tipo de zonas (estas dos últimas conductas están sancionadas con 200 euros).