A la venta desde 29.350 euros

Primera prueba del Renault Espace 2015

renaultespace2015b
Primera prueba del Renault Espace 2015
Rogelio Camargo
Rogelio Camargo
Renault reinventa por completo el Espace, que adopta un aspecto a medio camino entre un todocamino y un monovolumen... aunque con un dinamismo cercano al de un turismo. Está a la venta con dos motores diésel y uno de gasolina.


El Renault Espace 2015 es, sin lugar a dudas, uno de los modelos más revolucionarios del año. Su filosofía ha evolucionado hacia un estilo más cercano al de un todocamino como, por ejemplo, un Volvo XC60, gracias sobre todo a la generosa altura libre al suelo de la que dispone –160 milímetros–. No obstante, la carrocería mantiene un diseño de tipo monovolumen, con la posibilidad de equipar dos plazas adicionales en el maletero –desde 900 euros–; tanto estas, como las de la segunda fila, pueden plegarse de forma individual o todas a la vez, con solo pulsar un botón ubicado en el maletero o a través de la pantalla central.

Por el contrario, el Espace 2015 pierde algunos puntos en modularidad frente a su antecesor, ya que no se pueden desmontar las banquetas, aunque sí se pueden regular longitudinalmente y variar la inclinación del respaldo. Por otra parte, no hay disponible una versión alargada –Grand Espace– que, en la anterior generación, contaba con una mayor capacidad de carga; en cualquier caso, el Espace 2015 ofrece espacio de sobra para cinco adultos y un maletero que, en configuración de cinco plazas y con la segunda fila retrasada al máximo, alcanza unos notables 680 litros.

115

El habitáculo, por otra parte, ha evolucionado mucho en el aspecto tecnológico, en el que destaca la pantalla central táctil de 8,7″, que tiene un manejo bastante intuitivo y numerosas funciones. Entre ellas puede estar el sistema Renault MultiSense, que permite elegir entre cinco perfiles de conducción –Sport, Eco, Neutral, Comfort y Perso– que varían el sistema de cuatro ruedas directrices 4Control y la amortiguación pilotada –en caso de que se equipen–, la asistencia de la dirección, la respuesta del motor o el funcionamiento de la caja de cambios automática EDC –solo está disponible con esta transmisión–. Además, también modifica, entre otros parámetros, la sonoridad del motor o el ambiente luminoso del interior del habitáculo –verde, azul, beige, rojo o violeta– . Un botón ubicado en la consola central permite acceder de manera rápida y sencilla al menú donde se seleccionan los diferentes modos.

En el habitáculo, una de las principales virtudes del Renault Espace 2015 es la postura de conducción, muy alejada de la habitual en otros monovolúmenes y más equiparable a la de un turismo. La visibilidad es muy buena hacia delante y en los laterales, y algo peor a través del retrovisor central, debido al pequeño tamaño de la luneta trasera.

El equipamiento es muy completo en los tres acabados disponibles: Life, Zen y Initiale Paris. Son de serie elementos como el climatizador automático bizona, el parabrisas panorámico Lumiére, el acceso y arranque manos libres y el sistema Renault R Link 2 –incluye navegador, Bluetooth, cuatro puertos USB y sistema de sonido con 8 altavoces–. En el exterior, los más destacable es la inclusión de los faros con tecnología LED y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

Tres motores

Renault Espace 2015

La gama de motores del Renault Espace 2015 comprende tres opciones, todas de 1,6 litros de cilindrada. En gasolina, la única opción disponible en el TCe de 200 CV, disponible en combinación con la caja de cambios automática EDC de siete velocidades. Las otras dos opciones son están alimentadas por gasóleo u se basan en el bloque 1.6 dCi: una con un solo turbocompresor, con 130 CV y cambio manual de seis velocidades, y otra biturbo con 160 CV y cambio EDC de seis marchas.

Hemos probado los dos más potentes, que destacan principalmente por la baja sonoridad y el casi inexistente nivel de vibraciones que llegan al habitáculo, algo muy destacable en el caso concreto del dCi 160. Ambos presentan una buena respuesta, más convincente en el caso del TCe 200, ayudados por el buen funcionamiento del cambio EDC. Lo menos positivo de este ultimo es el selector, inspirado en la aeronáutica, que no permite una selección muy precisa de las diferentes posiciones. No hay disponibles una levas para el volante, por lo que el manejo manual debe realizarse desde la misma palanca –hacía adelante se reducen marchas y hacia atrás, se suben–.

En lo referente al chasis, el Espace 2015 estrena la nueva plataforma modular CMF, que también empleará el futuro Mégane. El sistema de dirección a las cuatro ruedas 4Control, de serie en el acabado más completo y opcional en el Zen, varía su funcionamiento tanto en función de la velocidad como del modo de conducción seleccionado, permite un paso por curva muy ágil y una mejor maniobrabilidad.

boton precio 1
boton seguro 1
boton mantenimiento

 

Renault Espace