Una historia de castillos y princesas

Los mejores castillos para disfrutar en autocaravana

castillospeugeot traveller camper01
Los mejores castillos para disfrutar en autocaravana
Manuel Horcajo
Manuel Horcajo

¿Quieres hacer algo fuera de lo común? Disfrutar de un Castillo en autocaravana, puede ser una experiencia inolvidable.


¿Juego de Tronos o el Exin Castillo? Las fortalezas y las fantasías medievales no tienen edad, y pocos límites. Los torreones, las prisiones y las casas «retro» tienen un punto de excitación que no deja a nadie indiferente. Salta la muralla y atrévete a recorrer con la Peugeot Traveller Camper algunos de los mejores escenarios de España. Un castillo es un vínculo con la historia y con la opción de viajar por libre. La fantasía la pone el protagonista.

¿Kia ofrece un modelo electrificado para cada necesidad

img 20190909 170937093 1

1.- CASTILLO DE MEDINA DEL CAMPO. Valladolid.

No hay que dejarse engañar por la autovía porque conviene parar y entrar en Medina, ciudad castellana como pocas, que durante los siglos XV y XVI fue uno de los centros económicos y mercantiles más importantes de Europa. Los Reyes Católicos la protegieron y auspiciaron su desarrollo y por eso, el conjunto patrimonial que hoy disfruta es sobre todo de esa época, con un sabor medieval bien conservado que nos hace revivir los pasados tiempos de gloria. De su esplendor medieval da fe su Castillo de la Mota, el edificio más emblemático de la ciudad, casi de cuento, que llama desde lo alto a los viajeros de paso.

Estamos en plena «ruta de la lana», el artículo que propició la prosperidad de Castilla. Y para conocer la trascendencia de su comercio en la Baja edad Media, solo tenemos que visitar el Museo de las Ferias. Aquí nos cuentan cómo Medina del Campo se puso a la cabeza de la prosperidad castellana cuando su feria tomó relevancia europea desde el siglo XIV.

Inicialmente el mercado de lana y posteriormente el comercio de paños, sedas, tapices y bordados hicieron de ella el centro de contratación textil más importante de Castilla. En 1491 se declararon Ferias Generales del Reino por parte de los Reyes Católicos y desde entonces se convocaban feriales anuales, en mayo y octubre, que inicialmente eran grandes mercados francos de transacción de productos, pero evolucionaron con el tiempo en reuniones financieras.

02 cardona castillo 02 1

2 .- CASTILLO DE CARDONA. Barcelona.

Puede ser la fortaleza medieval más importante de Cataluña, pero la fama de este castillo románico y gótico se debe sobre todo a la habitación 712 del Parador que alberga. Desde hace algunos años, la habitación en cuestión fue sacada de la oferta del hotel debido a los extraños fenómenos que muchos clientes decían haber experimentado en su interior. Ruidos, cajones que se abrían, luces que se apagaban y se encendían.

Sea cierto o no, el misterio que rodea a la habitación concede más atractivo al Parador, que ya de por sí lo tiene todo. De hecho, una conocida comunidad de viajeros lo ha incluido entre los diez mejores castillos de Europa donde hospedarse. La opción de pernoctar en su parking, con un mirador salvaje sobre las montañas que rodean el castillo.

El fantástico recinto amurallado está en pie desde el siglo IX, vigilando de cerca la bonita villa de Cardona. En su interior se encuentra la Torre Minyona y una bonita iglesia, las dos del siglo XI, que muchos aprovechan para celebrar su boda y hacer un estupendo dos en uno, eligiendo sala para la celebración y la suite, a la altura de un cinco estrellas. Desde 117€.

Más información: Parador de Cardona. Castell de Cardona, S/N. 08261 Cardona. Barcelona. Tlf:938 691 275

img 20190909 185308998

3.- CASTILLO DE MONZÓN DE CAMPOS. Palencia.

Palencia siempre guarda rincones para el disfrute. Su red de castillos y escenarios dramáticos. Monzón de campos podría ser uno de esos pueblos olvidados, pero su castillo le convierte en un reclamo perfecto para una escapada de fin de semana.

Dicen que había otro castillo, pero el otro castillo parece que fue arrasado por las corrientes del Rio Carrión. La carretera que une el pueblo con el castillo es zona de tránsito vespertino y por supuesto lugar de prueba para las bicicletas que traen los reyes magos.

En la versión histórica, reyes y nobles batallaron de lo lindo en la zona. Antes de tener uso como reclamo turístico, el castillo sirvió como prisión, residencia y granero. Por suerte en la parte alta de la colina, protegido por la edificación y un buen parking hay una zona para pernoctar sin mayor problema.