Una ruta con el mar a la derecha

Traineras, playas y acantilados para un Subaru

29 Traineras, playas y acantilados para un Subaru
Fotos: Traineras, playas y acantilados para un Subaru
Pedro Madera
Pedro Madera


Hay viajes que no obligan ir en línea recta. La costa de Guipúzcoa tiene tantas emociones que casi nos obliga a entrar y salir, a mirar al monte o de bajar a la playa. Desde la noble y leal villa de Deva, que se encuentra en la desembocadura del río que le da su nombre, se abre un mundo de emociones.

07 costa guipuzcoa subaru 03

Deva es un sitio donde hay que abrir un mapa para entender lo que nos espera. Sus orígenes se remontan al siglo XI y son muchos los monumentos que hay que destacar en la villa. Encontraremos yacimientos arqueológicos, acantilados impresionantes y arquitectura medieval. Entre sus vestigios cabe reseñar sus cuevas, como la de Ekain, Cueva de la Ermita, Arbil o Praileaitz. En su casco viejo podremos visitar la iglesia parroquial de Santa María, construcción del siglo XV declarada Monumento Nacional, o el Santuario de Íciar, antigua iglesia parroquial del siglo XIII.

Según avanzamos hacia San Sebastián el paisaje cambia y el campo se cubre de viñedos y bodegas de txacolí. Caseríos, camino y un paisaje perfecto para subir y bajar con nuestro Subaru Forester.

08 costa guipuzcoa subaru 21 zumaia

Nos queda muy poco para llegar a Zumaia, un lugar muy ligado al pintor Ignacio Zuloaga, que aquí tiene un museo que lleva su nombre. Desde su faro, podemos contemplar el recorrido hecho hasta el momento con sus acantilados. Si el día ayuda, el recorrido es de cuento. Los chicos entrenan en el batel para ganar algún día con la trainera de su pueblo€ y en la sidrería del puerto se apuran unos vinos con unos buenos pinchos, porque sin buena comida aquí no se entiende la vida.

16 costa guipuzcoa subaru 27 jesuskoa

Hay que hacer noche en Jesuskoa. Barrio Oikia. Zumaia. Tlf: 635 758 849. Dicen que es una casa rural, pero es mucho más. Agroturismo Jesuskoa es un lugar fantástico en un entorno mágico. Se encuentra ubicada en un tranquilo valle de la costa vasca, a pocos minutos de la parte vieja de Zumaia y a 20 minutos en coche de San Sebastián. El edificio que cobija a esta casona data de finales del siglo XVIII y fue levantado por los Jesuitas.

24 espguip 00114

Posiblemente, nuestra siguiente parada será Getaria. Es un paseo corto, muy corto en coche, que puede hacerse también a pie en menos de dos horas. Y merece la pena, porque los paisajes son espectaculares. Desde el monte de San Antón se aprecia allá abajo este pueblo de casas apiladas, en las que se distinguen bien las casas nobles, con su torre, y las estrechas viviendas de los pescadores.

Entre bodegas, cepas de vino, magníficas vistas panorámicas de esta soberbia costa podemos realizar paradas puntuales para degustar los buenos pinchos que aquí se ofrecen. Pasaremos por Zarauz, en dirección a Lasarte, pero no lo hacemos por la A-8 sino por la N-634. Siempre hay que hacer una visita previa. Ya sea para disfrutar de un besugo en Orio o para hacer una excursión hasta la colina de Talaimendi, Monte de la Atalaya, en vasco.

29 rste eme be 01

Estamos llegando al final de nuestra ruta pero aún tenemos que guardar fuerzas para visitar la localidad de Lasarte donde nos espera un festín en un buen restaurante. El Eme Be, es una buena opción. Las Ideas de Martín Berasategui, las formas de Rafa en la sala y las carnes de Luismi son una mezcla obligada.

La costa vasca es visitable cualquier época del año pero sobre todo en primavera cuando el paisaje verde es espectacular en los días despejados. Las temperaturas se suavizan aunque nunca está demás llevar un buen chubasquero por si acaso.

Un abrazo y al monte que para comer hay que cansarse, y andar por el monte es una manera de conocer mejor la gastronomía.