Se rompe la tendencia a la baja de los últimos 13 años

La cifra de fallecidos en carretera crece en 2016

accidente 4
La cifra de fallecidos en carretera crece en 2016
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Gregorio Serrano, Director General de Tráfico, presentó este martes el balance de siniestralidad en las carreteras españolas durante el año 2016 con unos datos negativos.


Tras hacerse oficiales ayer los datos de siniestralidad en las carreteras españolas durante el 2016, el Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, ha presentado este martes el balance total del año y ha analizado las malas cifras obtenidas, ya que por primera vez en los últimos trece años, los fallecidos han superado a los del año anterior.

En total, 1.160 personas perdieron la vida el año pasado en las carreteras, lo que supone 29 más que en 2015 y rompe una tendencia a la baja que se ha mantenido durante los últimos 13 años, ya que desde el año 2003, cuando se contabilizaron 5.399, el número de víctimas había descendido año tras año.

Pese al cambio de tendencia, España sigue estando entre los países europeos con las tasas más bajas de fallecidos en accidente por cada millón de habitantes. Con los datos de 2016 en la mano, la tasa en España, sería de 38 fallecidos por un millón de habitantes, frente a los 52 de la media europea.

Aunque no es excusa, cabe destacar que el año pasado hubo 18 millones más de desplazamientos, con un aumento del 5 por ciento, mientras que el parque automovilístico tuvo un crecimiento neto de casi 700.000 coches, contabilizando las nuevas matriculaciones y las bajas.

La Dirección General de Tráfico (DGT) tendrá diseñado en un mes un paquete de medidas para reducir la siniestralidad vial. Es uno de los mandatos que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha trasmitido a Serrano, después de conocer los datos de la siniestralidad vial del año pasado.

«No existe una única causa para explicar el aumento de la siniestralidad, sino que se debe a una serie de factores como pueden ser las distracciones al volante, el consumo de drogas o los excesos de velocidad», explicó Gregorio Serrano.