El informe Britax sobre el estado de la seguridad así lo revela

Falta de información en materia de seguridad infantil

viajarninoscoche
Falta de información en materia de seguridad infantil
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Britax, empresa dedicada a la movilidad infantil, ha comunicado los resultados del «Informe sobre el estado de la seguridad». El informe revela que, a pesar de que los accidentes de coches representan la mayor preocupación en cuanto a seguridad infantil para la mitad de los padres europeos, existe una considerable confusión sobre qué silla de seguridad escoger y como instalarla para que los niños vayan debidamente protegidos.


El «Informe BRITAX sobre el estado de la seguridad», que analiza la opinión de más de 4.500 padres en Europa sobre la manera en la que abordan la movilidad infantil, se diseñó para comprender mejor la forma en que los padres y futuros padres toman decisiones sobre la seguridad de sus hijos, así como para saber si cuentan con la información suficiente para proteger a sus bebés.

Casi una quinta parte de los padres admiten que simplemente desconocen el momento apropiado para cambiar la silla de seguridad de su hijo por una de un grupo superior y el 23% escogería incorrectamente el momento para cambiarla motivados por la llegada de un nuevo hijo o para tener más espacio en el coche (21%). Además, aunque instalar una silla de seguridad pueda resultar una tarea desalentadora solamente una tercera parte de los padres (38%) reciben ayuda por parte de personal cualificado.

Quizás es más preocupante que un tercio de los padres (33 %) admitió abiertamente viajar con su hijo sin una silla de seguridad apropiada, y la mayoría de ellos (44 %) lo hizo porque no tenía una a mano Además, el 35 % de ellos confesaron haberlo hecho en al menos cinco ocasiones, y uno de cada diez en más de veinte desplazamientos.

¿Cuáles son los principales problemas?

  • Posponerlo demasiado: Casi un cuarto (24 %) de los padres europeos compra la primera silla de seguridad una vez que el bebé ha nacido.
  • Problemas de compatibilidad: Uno de cada diez (9%) padres admiten que no comprobaron si su silla de seguridad era compatible con su coche antes de realizar la compra. 
  • Smartphone contra seguridad: Casi una quinta parte (18 %) de los padres dedicó menos de una hora a informarse.
  • Límites de velocidad: Casi una tercera parte (31%) confiesa haber superado el límite de velocidad mientras viajaban con un niño en el coche.
  • Desviar la atención al volante: Una quinta parte (21 %) admitió haber comido conduciendo y un 16 % haber usado el teléfono móvil sin el manos libres estando al volante y con sus hijos a bordo.