SsangYong Tivoli Grand: ocho razones por las que comprarlo y… por las que no hacerlo

18 SsangYong Tivoli Grand: ocho razones por las que comprarlo y… por las que no hacerlo
Prueba del SsangYong Tivoli Grand G15T
Enrique Espinós
Enrique Espinós
Este SUV urbano coreano ofrece, con 4,48 m de largo, un espacio interior notable y un maletero de hasta 574 L de capacidad. Analizamos si su versión de gasolina 1.5 de 163 CV es una buena compra.

Quizá no te suene mucho la denominación SsangYong Tivoli Grand, pero si te indicamos que se trata de la versión alargada del SUV urbano SsangYong Tivoli y que es, en realidad, el sustituto del SsangYong XLV, aparecido en 2016, la cosa cambia, ¿verdad?

EL SsangYong Tivoli Grand llegó al mercado en 2021, junto a la última actualización de su hermano pequeño, el SsangYong Tivoli. Cómo bien podrás deducir por su nombre, se trata de una versión alargada del Tivolí: tanto es así que, respecto a este (con quien comparte una distancia entre ejes de 2,63 metros), el SsanYong Tivoli Grand es hasta 25,5 cm más largo; alcanzando una longitud total de 4,48 metros y, sobre todo, ofreciendo 574 L de maletero.

SsangYong Tivoli Grand G15T

Por eso, y pese a ser técnicamente un SUV urbano, su gran longitud le proporciona un espacio superior a la media del segmento, así como un maletero también mayor. Por eso, este SsangYong Tivoli Grand puede suponer una alternativa, a menor precio, a SUV compactos como el Hyundai Tucson o incluso el VW Tiguan, que rondan los 4,5 m de longitud. Otros superventas del segmento SUV compacto, como el Nissan Qashaqai (4,34 m), son incluso más pequeños que el Tivoli Grand.

Eso sí, el SsangYong Tivoli Grand sólo se ofrece, como el Tivoli, con un único motor gasolina 1.5 turbo que entrega 163 CV y que hace que este coche disponga de la etiqueta C de la DGT. Ahora bien, por 2.500 euros, SsangYong ofrece la posibilidad de transformar este motor para su uso con GLP, homologando el coche así con la etiqueta Eco.

SsangYong Tivoli Grand: ¿por qué comprarlo?

SsangYong Tivoli Grand G15T
  • 1. POR SU ESPACIO INTERIOR

Es uno de los mejores reclamos de este SUV. Ya lo hemos indicado. De entrada ofrece una batalla de 2,63 m que garantiza un habitáculo amplio, pero es que el Tivoli Grand, respecto al Tívoli, añade otros 25,5 cm de longitud, que se reparten entre el maletero y el espacio para las piernas de los ocupantes traseros.

Así las cosas, el habitáculo del SsangYong Tivoli Grand resulta amplio… pero no demasiado ancho. Nos explicamos: en las plazas delanteras, dos adultos de 1,90 m o más podrán viajar con total comodidad. Y, en las traseras, otras dos personas de esa altura también lo lograrán: tanto el espacio para las piernas como la altura disponible al techo es amplia y dos pasajeros adultos viajarán muy cómodos.

¿Sólo dos? Pues sí, porque la anchura disponible en las plazas traseras no es de las mejores y, por eso, la plaza central (algo más cómoda y mullida de lo habitual en otros rivales) es mejor para un niño pequeño. Eso sí, esta plaza, a diferencia de las plazas laterales, no cuenta con anclajes Isofix.

SsangYong Tivoli Grand G15T
  • 2. POR SU MALETERO

574 litros es una capacidad bastante elevada para un SUV urbano, pero hay que tener en cuenta que 146 L de ellos se ubican bajo el suelo del maletero (el piso del mismo puede situarse a dos alturas. Sin embargo, las formas del habitáculo de carga (y de la boca del mismo) son regulares, facilitando la carga de objetos voluminosos. Además, el Tivoli Grand cuenta con varios elementos, como argollas o ganchos, para sujetar la carga.

Y algo muy útil: SsangYong indica para este modelo (contando desde el techo hasta el piso del maletero) una capacidad máxima de 720 L de carga. Una cifra que, con la segunda fila de butacas abatida,  aumenta hasta los 1.440 L y posibilita una superficie útil de carga de 188 cm. Algo que se traduce en que , en el maletero de este coche, es posible llevar tumbada en una mountain bike sin desmontar ninguna de sus ruedas. 

  • 3. SU PRECIO ES MUY COMPETITIVO

La versión más básica de este SsangYong Tivoli Grand, la Line, cuesta desde 20.200 euros (incluye un descuento promocional de 1.700 euros) y no va mal equipada. De hecho, incluye elementos como control de crucero, climatizador, faros Led… o elementos de ayuda a la conducción como frenado automático de emergencia, alerta por cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de carril, detector de fatiga del conductor y alerta de distancia de seguridad frente al coche que nos precede.

Además, la versión intermedia Urban Plus, que ya añade cámara trasera, climatizador bizona, pantalla multimedia compatible con Android Auto y CarPlay, sensor de lluvia y luces… está a la venta por 24.400 euros. Eso es, por ejemplo, más de 3.000 euros menos que un Citroën C5 Aircross PureTech 130 CV Feel básico, que cuesta 27.595 euros.

SsangYong Tivoli Grand G15T
  • 4. POR SU MOTOR Y CONSUMO

EL propulsor de este SssanYong Tivoli Grand es un bloque gasolina de 1.497 centímetros cúbicos, turboalimentado y que entrega 163 CV a de 5.000 a 5.500 rpm, así como un par motor de 280 Nm desde 1.500 a 4.000 rpm. Con él, y gracias a un peso relativamente contenido de 1.404 kg, este Tivoli Grand alcanza los 181 km/h de velocidad máxima con un consumo homologado de 7,2 L/100 km.

En la práctica, se trata de un motor que no suena demasiado (el aislamiento del Tivoli Grand es menor que el de otros rivales) y que, hasta las 1.750 rmp, no entrega apenas fuerza. A partir de entonces ofrece una respuesta progresiva y relativamente contundente, suficiente para lograr aceleraciones y recuperaciones correctas. No es un motor que emocione, ni mucho menos, pero que sí mueve con soltura al Tivoli Grand en cualquier circunstancia y, con 163 CV, logra buenas prestaciones.

Algo muy a tener en cuenta es el consumo, bastante contenido y que puede quedarse con facilidad por debajo de lo anunciado por la marca. Y es que conduciendo con tranquilidad, con el afán que se le supone a este SUV familiar, el SsangYong Tivoli Grand se queda en unos 6,0 L/100 km en vías rápidas y consume del orden de 6,8 L/100 km en autovía, a 120 km/h o 130 km/h.  Ojo, estas cifras son válidas únicamente para los Tivoli Grand equipados con caja manual de seis velocidades, ya que en la prueba que realizamos con la versión automática, esta gastó del orden de 7,5 L/100 km en autovía.

  • 5. RESULTA UN COCHE CONFORTABLE

Debido a un tarado de suspensión más bien blando, que absorbe bien las irregularidades del pavimiento, el SssangYong Tivoli Grand resulta un coche cómodo en largos viajes. La amortiguación, aunque más bien firme no resulta incómoda, y el conjunto permite realizar kilómetros sin acusar mucho cansancio.

A ello contribuyen también unos asientos de mullido firme y que, aunque podrían ofrecer mayor sujeción a la altura de los hombros, sujetan lo necesario el cuerpo.

SsanYong Tivoli Grand: ¿en qué podría mejorar?

SsangYong Tivoli Grand G15T
  • 1. EN SU CALIDAD PERCIBIDA

Ojo, porque de entrada hay que señalar que el SsangYong Tivoli Grand es un coche bien ensamblado y acabado. Y aunque los ajustes entre los distintos plásticos están bien resueltos, sin que se aprecien holguras; sí es cierto que los plásticos del habitáculo son todos duros y sin una textura que denote especial calidad. Otros rivales ofrecen plásticos más vistosos y con mejor apariencia

Por su parte, el tacto de botones y mando resulta correcto; pero lo que no nos ha gustado demasiado es que SsanYong ha optado por colocar muchas superficies en tono negro lacado, que oscurecen el salpicadero y que, sobre todo, se marcan de huellas enseguida, haciendo que el coche pueda parecer sucio.

SsangYong Tivoli Grand G15T
  • 2. AMPLIANDO SU GAMA MECÁNICA

Su motor 1.5 L turbo de 163 CV cumple, por potencia y prestaciones, con las expectativas propias de un SUV familiar como el Tivoli Grand. Y, además, si necesitas la etiqueta Eco, SsanYong ofrece la posibilidad de convertirlo a GLP por parte de la marca.

Ahora bien, aún así, se echa en falta un motor de menor potencia que, aún siendo suficiente para una conducción tranquila, ofreciera una alternativa aún más económica al de 163 CV.

  • 3. EN SU AGILIDAD DE MARCHA

El SsangYong Tivoli Grand es un SUV con un marcado acento familiar. De ahí su suspensión confortable, con un tarado blando y que filtra bastante las imperfecciones de la carretera. Eso sí, a cambio, esa misma suspensión hace que el Tivoli Grand no resulte un coche ágil y que, en curvas lentas, los movimientos de la carrocería resultan algo acusados.

A esta falta de tacto de conducción contribuyen tanto la dirección, poco informativa y poco precisa; como el equipo de frenos. De entrada, el pedal ofrece un recorrido en vacío de unos 3 centímetros, y un tacto algo pastoso. Por potencia, los frenos detienen el coche en distancias seguras pero lo que no nos ha gustado es  la actuación de los neumáticos, en esta unidad, unos Nexen en medida 205/65 R16, que no destacan por su adherencia.

 

SsangYong Tivoli