¿Por qué el Subaru Impreza va a ser una buena compra?

14 ¿Por qué el Subaru Impreza va a ser una buena compra?
Fotos del Subaru Impreza 2018
Fernando Rivas
Fernando Rivas
El actual Subaru Impreza es la quinta generación de un modelo que la marca japonesa mantiene en el mercado desde hace veinticinco años. Un automóvil de éxito que ya ha conseguido vender nada menos que dos millones y medio de unidades en todo el mundo. Antes de verano, estará a la venta en nuestro país, aunque sólo en su versión de 5 puertas.


El Subaru Impreza de última generación fue presentado en el pasado Salón de Frankfurt de 2017. Un evento para la puesta de largo de este compacto que lleva en el mercado desde 1992. Aunque, curiosamente, este modelo ya se vendía en Estados Unidos, uno de sus principales mercados, desde finales de 2016.

Una de las novedades principales del renovado Subaru Impreza es que se construye sobre una nueva plataforma. Una plataforma global denominada SGP y que dará vida también a futuros modelos de la marca. Un bastidor que servirá tanto para modelos híbridos como eléctricos e, incluso, tendrá la capacidad de albergar el sistema de tracción total de la marca nipona.

La nueva plataforma modular de Subaru ofrece al Impreza una mayor rigidez torsional y la ventaja de repartir por el bastidor los ruidos y vibraciones. Con todo esto tanto volante, como suelo y asientos quedan perfectamente aislados y el confort de marcha se ha visto incrementado en gran medida según la marca.

Estará disponible en carrocería de cuatro puertas y con un tamaño de 4,63 metros o en versión de cinco puertas donde la longitud se reduce hasta los 4,46 metros. Aunque ambas versiones comparten batalla, 2,67 metros.

Subaru Impreza

Mecánicamente sólo en gasolina

Este nuevo compacto se podrá elegir con dos mecánicas boxer diferentes. El más potente será un dos litros de cuatro cilindros con inyección directa de combustible y 156 caballos de potencia. Un motor que no es totalmente nuevo pero que estrena un 80 por ciento de piezas nuevas en comparación con el que deriva. Sin embargo habrá otro propulsor de acceso a la gama. Se trata de un motor de 1.600 centímetros cúbicos, con cuatro cilindros igualmente, y una cifra de potencia algo más modesta, 114 caballos.

A nivel dinámico, y como equipamiento de serie, esta quinta generación del Subaru Impreza estará equipada, como no puede ser de otra forma, con la tracción total Symmetrical All-Wheel Drive de la marca. Un sistema al que hay que añadir una nueva suspensión enfocada a lograr un centro de gravedad más bajo. Con lo que esto significa en cuanto a mejoría de la estabilidad.

Utiliza el sistema de transmisión automática de variador continuo Lineartronic. Que para este modelo ha sido aligerado y mejorado. De esta manera se ha conseguido que ofrezca una respuesta más rápida, y como consecuencia, la aceleración y el comportamiento dinámico se han visto claramente beneficiados.

Subaru Impreza

Seguridad y acabados de nivel premium

A nivel de seguridad el fabricante japonés ha decidido ofrecer en la quinta generación del Subaru Impreza la tecnología EyeSight. Un sistema que integra el aviso por cambio involuntario de carril, el contro de crucero adaptativo, la frenada de emergencia o, entre otros, la gestión automática de luces de manera adaptativa.

Tecnológicamente tendrá un sistema multimedia de última generación al que se accederá a través de una pantalla táctil de ocho pulgadas. Además tendrá compatibilidad tanto con Android Auto como Apple CarPlay.

Su habitabilidad ha mejorado con respecto al modelo que precede gracias a las medidas de la nueva plataforma SGP. Su interior es sencillo y responde a la calidad y distribución que ya hemos visto en otros modelos de la marca como el Levorg. Donde ha dado un paso adelante ha sido en el nivel de calidad de sus materiales.

Su gama cromática constará de cinco colores llamados Crystal White Pearl, Dark Grey Metallic, Venetian Red Pearl, Ice Silver Metallic y Dark Blue Pearl.

Subaru Impreza

 

Subaru Impreza