Suzuki Ibérica pone sus coches a disposición de los hospitales madrileños

304 1
Suzuki Ibérica pone sus coches a disposición de los hospitales madrileños
Alberto Pérez
Alberto Pérez

Suzuki Ibérica pondrá su flota de vehículos a disposición de los hospitales madrileños, facilitando así la labor del personal sanitario que tanta ayuda precisa en estos momentos.


Muchas son las empresas que se están volcando con el estado que estamos viviendo en estos días, favoreciendo todas que esta situación concluya lo antes posible, poniendo todos los medios a su alcance para conseguir esta ansiada finalidad. Hemos sabido que algunas empresas textiles han detenido su normal facturación para comenzar a dar salida a materiales de protección para sanitarios, como mascarillas. Cada una aporta el granito de arena que está en su mano, y desde Suzuki no han sido menos.

Hace escasos días, desde Hyundai anunciaron una medida de ayuda a todo el personal sanitario, cediendo sus vehículos para que estos pudieran realizar un desplazamiento hasta su lugar de trabajo, también hemos sabido que Toyota se ha ofrecido para el mismo tipo de labor. Ahora desde Suzuki hacen lo propio, cediendo también toda su flota de vehículos para el buen desarrollo de las labores sanitarias pertinentes.

 

De esta manera, los centros sanitarios u hospitalarios que precisen de algún coche para facilitar el desplazamiento de su personal o el transporte de medicinas u otros útiles con los que salvar vidas, pueden ponerse en contacto con Suzuki a través de su teléfono informativo 911 519 500 o enviando un mensaje directo por el perfil de Facebook de Suzuki Ibérica (https://www.facebook.com/SuzukiIberica/).

En palabras de la propia compañía: «Suzuki quiere poner su grano de arena en la lucha de todos contra el coronavirus, cediendo sus vehículos para apoyar las labores logísticas y de transporte de los hospitales de Madrid«. De esta manera, ya son dos marcas de importante calado las que se han ofrecido a poner su flota de vehículos en manos de los sanitarios, facilitándoles así una labor tan encomiable, a la par de dura.