También en invierno

Consejos de mantenimiento para el aire acondicionado del coche

mandosaireacondicionadocoche 1
Consejos de mantenimiento para el aire acondicionado del coche
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Cuando comienzan las altas temperaturas, nos acordamos del aire acondicionado del coche. Sin embargo, la tarea de mantenimiento del sistema de aire acondicionado de nuestro vehículo la deberíamos tener en cuenta a lo largo de todo el año. El buen uso y mantenimiento del aire acondicionado es muy sencillo y puede conservar hasta el 95% de su eficacia original.


Los actuales sistemas de aire acondicionado y climatizadores no precisan de grandes mantenimientos. El sistema de aire acondicionado es uno de los mayores logros técnicos alcanzados para una mejor confortabilidad a bordo del vehículo. El objetivo del sistema es alcanzar de forma rápida y mantenida una temperatura en torno a los 18/25º C, con un funcionamiento parecido al de un frigorífico.

Tenemos que seguir una serie de consejos para evitar averías innecesarias en el sistema de aire acondicionado de nuestro vehículo; destacar las siguientes:

  • En invierno, enciende periódicamente el aire acondicionado para evitar obstrucciones (sería suficiente una vez al mes). Además, recuerda que en ésta época del año es un método rápido y excelente para eliminar el vaho de los cristales si lo conectas a temperatura alta.

  • Lo ideal es que el aire acondicionado funcione a una temperatura que oscile entre los 22 y los 23 grados. Una temperatura inferior durante un largo periodo de tiempo puede incrementar el consumo de combustible hasta un 20 por ciento.

  • Mantengamos limpio el área externa del radiador con agua y detergente, asegurándonos a su vez que las mangueras y cañerías no presenten pérdida de aceite, de ser el caso, debemos consultar con un especialista.

  • Es recomendable revisar las correas del sistema. Si éstas se encuentran sueltas, será muy útil ajustarlas para que puedan seguir impulsando el compresor de aire acondicionado.

  • Llevar el coche cada año al taller antes de la llegada del verano y anticiparse a la posible y desagradable sorpresa de encontrarnos con un climatizador que no enfría.

  • El filtro de aire del habitáculo acumula polvo, polen, bacterias y demás residuos, por lo que se obstruye y debe ser sustituido periódicamente al año o cada 15.000 km, e incluso periodos más cortos si circulamos habitualmente por terrenos con mucho polvo, por ejemplo, carreteras con obras o caminos etc.
     

aire acondicionado del coche