Descubre el dispositivo para no olvidarte a los niños dentro del coche

remmy olvidaninoencoche ninosdeshidratadosencoche peligrosdeninosencoche inventoitalianoseguridadninosencochemdsima2015060502661
Descubre el dispositivo para no olvidarte a los niños dentro del coche
Autofacil
Autofacil
No sería la primera vez que, por despiste, un padre o una madre dejan a sus hijos encerrados en el coche durante varias horas. En el verano esto puede acabar en tragedia, pero por suerte ya existe una solución. La marca italiana Remmy ha inventado un aparato que se conecta a la toma del mechero del vehículo y emite un sonido, a modo de recordatorio, al apagarse el motor. De este modo sabremos al instante que nuestro hijo o hija está dentro del coche.


La tecnología avanza a pasos agigantados y siempre nos da soluciones a ese tipo de problemas cotidianos que pueden terminar en tragedia. Por desgracia uno de ellos es el dejar a los niños -ya sea por prisa o por un despiste- dentro del coche. Para evitar este tipo de situaciones -muy peligrosas cuando hace demasiado calor- Remmy, marca italiana de accesorios, ha desarrollado un útil sistema para evitar este tipo de muertes infantiles o deshidrataciones que se producen al dejarse a un niño olvidado dentro del coche.

El aparato de pequeñas dimensiones se conecta a la toma del mechero que tienen todos los coches, hasta los más antiguos y a la sillita del bebé. Tiene un sensor que advierte cuando el niño se mueve de su sillita, pero además advierte al conductor cuando se apaga el motor, que el niño está a bordo.

El sensor de peso se coloca debajo de la sillita del bebé comunica al aparato central si la silla está vacía o si está sentado en ella. «Una señal sonora reclama la atención del conductor recordando la presencia del pequeño en el coche», ha explicado el inventor Michele Servalli.

El dispositivo utiliza dos pilotos LEDS, azul y verde, que señalan el correcto funcionamiento del aparato y también señaliza la presencia del niño en su sillita. Esta función en caso de que se quiera silenciar para evitar que el niño se despierte. Este aparato no tiene otra finalidad que no sea la de evitar muertes infantiles por este tipo de accidentes que, aunque parezca mentira, son más frecuentes de lo deseado. Unos 600 niños han muerto sofocados después de ser olvidados durante horas en los coches por sus padres, el 90% tenían menos de tres años. Esta cifra ha hecho pensar a dos técnicos, también padres, de cómo evitar estas tragedias.