La carrera para reducir los consumos

Cómo influye la aerodinámica en el consumo de un coche

aerodinamica y coches 1
Cómo influye la aerodinámica en el consumo de un coche
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio
La interacción del vehículo con el aire determian en gran medida su comportamiento, prestaciones, seguridad y, por supuesto, consumos, por eso los fabricantes intentan que los coches cada vez ofrezcan menos resistencia al aire.


En el diseño de cualquier vehículo, la aerodinámica juega un papel cada vez más importante. Según la mayoría de los estudios realizados, el aspecto más decisivo a la hora de comprar un coche es la línea, es decir, el diseño exterior.
Aunque la aerodinámica es uno de los factores que contribuye de manera fundamental a dar un aspecto más o menos atractivo al vehículo, no es ésta su única misión y hay importantes características técnicas y de seguridad que dependen de un eficiente diseño aerodinámico.
Por tanto, es importante para empezar, tener en cuenta que esta área del desarrollo de un automóvil no tiene únicamente un papel decorativo sino una gran influencia en el comportamiento global del mismo.
Al circular, el vehículo interacciona con el aire y ésto provoca la aparición de dos tipos de flujo que condicionan los efectos aerodinámicos: flujo externo debido al paso del aire por la superficie exterior del automóvil y flujo interno debido al aire que pasa, por ejemplo, por el motor o por el habitáculo de los ocupante del coche.

Para provocar que el vehículo tenga menos resistencia al aire y se reduzca el consumo del mismo, se montan sistemas que provocan la reducción de la resistencia al aire del vehículo.

La altura rebajada de la carrocería y el sistema de apertura variable de las ranuras de la parrilla delantera del radiador son dos recursos técnicos cada vez más utilizados por las marcas de automóviles.

En un vehículo que no cuenta con éste sistema de apertura de las ranuras de la parrilla del radiador, en todo momento el aire entra por dichas ranuras, por lo que varias marcas ya han ideado sistemas que regulan la apertura y cierre de dichas ranuras.

Con este recurso tecnológico, se elimina la resistencia que provocaría el flujo de aire constante a través del radiador. El tema está claro: a mejor aerodinámica, menor consumo de combustible.

El sistema Air Vent Control de BMW y el Airpanel de Mercedes-Benz, incorporan unas aletas de entra de aire al radiador, ajustables. Si sólo se requiere un rendimiento bajo de refrigeración de motor, el Airpanel permanece cerrado, reduciendo la resistencia del aire y por lo tanto el consumo de combustible, y cuando se requiere un rendimiento de refrigeración superior, se abren las aletas.

Air vent control BMWAirpanel de Mercedes-Benz

Air Vent Control, de BMW, y sistema Airpanel de Merceds_Benz.