Será sancionado con 20 millones de dólares

Elon Musk deja la presidencia de Tesla

elon1 1
Elon Musk deja la presidencia de Tesla
Nicolás Merino
Nicolás Merino
El fundador de la compañía tecnológica conservará el puesto de consejero delegado. La renuncia ha sido consecuencia de un pacto con el SEC tras confundir a los inversores a través de Twitter.


Elon Musk renuncia a la presidencia de Tesla. A pesar de la noticia, el líder de la compañía mantendrá un puesto relevante dentro de la marca, ya que Musk conservará el puesto de consejero delegado. Esto ha ocurrido como consecuencia de la publicación de un tuit en el que barajaba la posibilidad de sacar a Tesla de Wall Street, tal y como nos hicimos eco al principio del mes de agosto [leer: Elon Musk considera sacar a Tesla de Bolsa].

El SEC —el servicio regulador de Wall Street—, tomó cartas en el asunto tras identificar una posible confusión, así como una actividad fraudulenta por parte de Musk a los inversores. Y ya conocemos las consecuencias: Musk dejará la presidencia de Tesla, tendrá que renunciar al consejo de administración durante 3 años y además tendrá que pagar una sanción de 20 millones de dólares, a los que se suman otros 20 aportados por Tesla. Como parte de este acuerdo, la compañía tendrá que elegir a dos nuevos consejeros independientes.

Con este pacto, se evita que este asunto llegue a los tribunales y, además, el SEC se garantiza controlar más de cerca la conducta de Musk, sobre todo en redes sociales. Le ha dado un plazo de 45 días para abandonar la presidencia de Tesla. Aun así, seguirá siendo el máximo responsable de las operaciones del fabricante de coches eléctricos.

Pero el SEC no solo ha cargado contra Musk. También ve parte de culpa en la inacción de Tesla al no haber llevado a cabo los procedimientos necesarios para controlar el uso de las redes sociales del que ya no será su presidente. »Estas medidas están especialmente diseñadas para corregir los problemas de conducta, cuyo objetivo es prevenir nuevas disrupciones en el mercado y daños futuros a los accionistas», explica Stephanie Avakian, de la comisión reguladora.