Polaris RZR XP 1000 XT EPS de José Luis Peña: Campeones del Mundo

penatornabell
Polaris RZR XP 1000 XT EPS de José Luis Peña: Campeones del Mundo
Tomas Cordero
Tomas Cordero
Los intrépidos pilotos españoles José Luis Peña y Rafael Tornabell, a lomos de un rapidísimo Polaris RZR 1000 XT preparado por la escudería francesa Xtremeplus, se han catapultado al estrellato mundial FIA en la categoría T3 de Cross Country.


Como sucede en la mayoría de los increíbles logros obtenidos por pilotos no profesionales de nuestro país, todo surge por un cúmulo de coincidencias que terminan en éxitos espectaculares. José Luis comienza desde joven por una afición desmedida a los quads, que con el paso del tiempo deriva en los atractivos y potentes side by side, desde donde por múltiples destinos del azar le sitúan un día encima de un Polaris RZR 1000 XT de la escudería Xtremeplus y, al poco tiempo, compitiendo junto a Rafa Tornabell por las pistas más sinuosas del planeta, disputando y ganando el título de Campeón del Mundo de T3 Cross Country 2018.

Antes de conocer un poco más en profundidad quiénes son Peña y Tornabell, vamos a detallar las principales características del RZR 1000 XT de serie y las variaciones que ha experimentado en Xtremeplus para poder competir en el Campeonato del Mundo FIA de Cross Country y ganarlo.

Polaris RZR XP 1000

EL RZR 1000 XT es uno de los productos top de la marca estadounidense. Equipa un ligero motor bicilíndrico Polaris ProStar de 1.000 cm3 y alto rendimiento con inyección electrónica y 4 válvulas por cilindro que ofrece una potencia de 110 CV gracias a un ajuste de levas, a unos muelles de válvulas más grandes y a una optimización del mapa de combustible. Teniendo en cuenta que no dispone de turbo, es bastante alta para un vehículo de estas características.

Del sistema High-Flow de refrigeración de embrague y correa, han sido rediseñadas la tapa de embrague, la hélice secundaria y los conductos de aire que aportan el doble de flujo, logrando bajar hasta en 50º la temperatura máxima de la correa, evitando roturas tempranas y aumentando su duración.

Polaris RZR XP 1000

En el apartado de suspensiones, encontramos de serie en la parte delantera, sobre dobles trapecios, unos amortiguadores de doble muelle con bombona de gas separada, que ofrecen un recorrido de suspensión de 400 mm, mientras que en la trasera, uno esquema independiente de tres brazos, con unos amortiguadores con un recorrido de 450mm que se encargan de ofrecer una conducción más eficiente, suave y precisa.

El sistema 4×4 High Performance On Demand ha sido rediseñado para mejorar hasta en un 80 % la tracción estándar. El sistema cuenta con una relación de transmisión final más cerrada con objeto de mantener más tiempo las ruedas delanteras traccionando y maximizar, así, la entrega de par de las ruedas al suelo.

Una dirección EPS ayuda al manejo del vehículo, reduciendo el esfuerzo y la fatiga del piloto. Un aspecto que le da el toque deportivo son los dos asientos tipo baquet regulables tanto del piloto como del copiloto y el volante que se ajusta en inclinación para adaptarlo a las necesidades del piloto.

Preparación Xtremeplus

Sobre este potente y deportivo vehículo de serie, Xtremeplus ha realizado una preparación con la que poder disputar pruebas del Campeonato del Mundo de Bajas y Cross Country con la garantía de realizar un buen papel, como ha sido el caso de Peña y Tornabell, flamantes campeones del Mundo 2018.

Polaris RZR XP 1000

Las modificaciones que realiza Xtremeplus en los distintos sistemas del RZR 1000 XT de dos plazas son diversas.

El chasis es de tipo tubular completo bajo las normas de homologación FIA y protección inferior de la carrocería en Kevlar de blindaje de 6 mm.

La carrocería se compone de unas tapas laterales, el techo y la parte trasera en fibra de vidrio junto a guardabarros delanteros y traseros.

El habitáculo equipa dos asientos tipo baquet con cinturones de seguridad de seis puntos. Se instala un sistema de extinción de incendios automático y manual, el kit de seguridad obligatorio por la FIA, depósito de agua de reserva tipo camel back, puertas con rejilla, cortador de cinturón de seguridad y protecciones térmicas de partes como cables eléctricos. El volante es un Sparco desmontable Quick System.

Se le equipa con placas areneras, un gato, cincha para remolque, caja de herramientas y bomba de inflado manual, pues están prohibidos los sistemas automáticos, además de un kit de distintas piezas mecánicas de emergencia (correas, cables, etc.).

Todo el sistema eléctrico está protegido contra el barro y el agua. Sobre un tablero de carbono, incorpora todos los instrumentos de seguridad obligatorios, sistema de navegación con cartografías Xtremeplus, Iritrack, Sentinel, relojes extras que informan de puntos como la temperatura, la presión€ Además, se instalan un cortacorrientes eléctrico, luces LED adicionales y un sistema de comunicación Peltor.

En cuanto al motor, mantiene el Polaris ProStar 4T bicilíndrico de un litro, como ya se ha comentado, pero implementado con una bomba de gasolina doble, manguitos de aviación y un depósito homologado FIA de 240 litros. La refrigeración se realiza por medio de un radiador de grandes dimensiones, mientras que el escape es artesanal, de alto rendimiento y fabricado en Inconel, un acero de aleación de níquel muy resistente a la corrosión y la oxidación.

Polaris RZR XP 1000

Acoplado al propulsor, se mantiene el sistema VTC de transmisión variable refrigerado por ventilación eléctrica, mientras que la caja de cambios la enfrían por medio de un intercambio de agua y aceite. La tracción es a las cuatro ruedas sin diferencial, y el cardán trasero está reforzado.

Para las suspensiones, emplean cuatro amortiguadores Reiger High Low Speed, de doble pistón, mientras que los traseros son antivuelco y se refrigeran por ventilación. La barra estabilizadora está reforzada en tres puntos.

En el tren delantero se refuerzan las bieletas de dirección a la vez que los triángulos superiores e inferiores y las rótulas. El tirante del tren trasero está reforzado, y el brazo de suspensión soldado.

Los frenos son cuatro discos hidráulicos accionados por el pedal y un freno de mano. Sobre unas llantas Braid de aluminio monta neumáticos 30 x 10 x 14, con dos ruedas de repuesto.

El resultado es un rapidísimo y seguro side by side listo para ganar el mundial, como lo han demostrado José Luis Peña y Rafa Tornabell.

Polaris RZR XP 1000