Toyota Land Cruiser HDJ100 SW Autotécnica

landcruiser008 1
Toyota Land Cruiser HDJ100 SW Autotécnica
Francisco Callejo
Francisco Callejo
El mes pasado traíamos a las páginas de TodoTerreno la impecable preparación de un Toyota Land Cruiser 80 Station Wagon (HDJ80) y te comentábamos que era uno de los mejores todoterrenos jamás fabricados. Hoy te presentamos a su heredero, el Land Cruiser 100.

«Autotécnica»

El Land Cruiser HDJ100 de hoy fue matriculado nuevo en España en junio de 2001 y llegó a las manos de su actual propietario unos años más tarde. Fue amor a primera vista. Su color original era verde metalizado, y el estado de conservación, impecable, aunque había recorrido varias decenas de miles de kilómetros sobre asfalto.

En su nueva vida estaría dedicado principalmente a las excursiones y rutas todoterreno y, muy especialmente, a viajes por Marruecos, donde acude varias veces al año.

Cuanto estamos ante un todoterreno tan bueno y de tanta calidad como este Land Cruiser hay que pensárselo dos veces antes de «meterle mano», no sea que el resultado final desmerezca netamente al automóvil original. Y así se ha hecho en este caso, donde los técnicos del taller Autotécnica, en la madrileña población de Alcobendas, buenos conocedores de Toyota en general y de los Land Cruiser en particular, han diseñado una preparación a medida para los deseos del propietario. Se han mantenido las numerosas virtudes del coche original, mejorando las prestaciones en utilización todoterreno intensiva.
El Land Cruiser 100, como todos los Station Wagon de Toyota (ya van cinco generaciones), es un automóvil de talla XXL, que se encuentra más cómodo y ofrece sus mejores virtudes en espacios abiertos como pistas y caminos despejados, aunque no exentos de dificultades, pero tampoco le hace ascos a la carretera, donde su elevadísimo confort y silencio de marcha son algunas de sus mejores virtudes.

insertarcreadorSu creador

Juan Carlos Gómez. Madrid, 1970. Residencia: Mejorada del Campo (Madrid). Técnico en redes de saneamiento. ¿Cómo te enganchaste al 4×4? Por culpa de mis amigos Ángel y Rafa. ¿Por qué elegiste este coche? En mis primeros viajes por Marruecos, lo pude ver en acción. Desde el primer momento, me quedé prendado de él. ¿Por qué esta preparación? Quería una preparación equilibrada entre prestaciones en rutas desérticas y confort en carretera. El asesoramiento de mis amigos de Talleres Autotécnica ha resultado fundamental.

¿Qué es lo que más te gusta del coche? La tranquilidad y la seguridad que me da conducir un Toyota, sabiendo que difícilmente me dejará tirado. ¿Qué es lo que menos te gusta del coche? Los frenos, falta mordiente en carretera para su elevada tara. ¿Qué es lo próximo a mejorar? Me gustaría sustituir el parachoques delantero, fabricar una nevera que se pueda instalar dentro de la cajonera y rotularlo con vinilo negro mate.

Por este motivo, el magnífico y muy completo sistema de suspensión original TEMS-Skyhook de control electrohidráulico de altura y dureza de suspensión ha sido mantenido, aunque en el taller Autotécnica han efectuado unos reglajes diferentes que permiten al vehículo ganar 50 mm de altura libre. Se libera, así, espacio suficiente para el montaje de las nuevas llantas desplazadas y los neumáticos de mayor diámetro que los originales.

La medida de los neumáticos instalados (285/75-16) resulta ideal para este vehículo (y también es idónea en los Land Cruiser 80), pues ofrece 50 mm más de diámetro que la original y eleva la panza del vehículo unos importantes 25 mm. No es una medida exagerada para un todoterreno de este porte; estéticamente resulta impecable (llena el hueco de los pasos de rueda), y el motor absorbe el incremento de desarrollo sin inmutarse; más aún en este caso, en el cual el propulsor está «vitaminado» con una centralita de potencia.

Las llantas con desplazamiento aumentan las vías en 100 mm y compensan de este modo la elevación del centro de gravedad que conlleva la preparación, pero han obligado a ensanchar los guardabarros, al objeto de cubrir los neumáticos de acuerdo con la directiva de recubrimiento de ruedas.

Además de los paneles inferiores de protección y las taloneras de protección lateral y para apoyo del gato Hi-Lift de desatasco, solo se ha añadido una toma elevada de admisión para alejar el polvo y el agua del motor, así como un potente cabrestante de 4.310 kilos de arrastre (en la primera vuelta del tambor) para asegurar el auto-rescate. El cabrestante ha quedado muy bien integrado en el parachoques y no modifica ni la elegante estética ni el ángulo de ataque de la carrocería.

Para «coronar» la preparación del Land Cruiser, la carrocería ha recibido un cuidadoso repaso y un nuevo tono de pintura, con un elegante gris plomo metalizado.

insertar2

¿Y cómo va?

Lo mejor que se puede decir de este coche es que no ha perdido ninguna de sus virtudes originales cuando se circula por carretera. El silencio de marcha y el confort siguen siendo irreprochables y dignos de una berlina de lujo, mientras que su estabilidad apenas se siente perjudicada por los neumáticos mixtos de todoterreno y perfil más alto. El cambio automático aporta un plus de confort, pero, con solo cuatro marchas, el salto entre ellas es excesivo y, a pesar de la buena respuesta y el poderío del motor, no vendría mal una marcha más. De hecho, la última serie de los Land Cruiser 100 ya incorporaba un cambio automático más moderno y con cinco velocidades.

Entrando en pista se justifican todas las mejoras aportadas por la preparación, y el aplomo del coche es soberbio, especialmente si seleccionamos la opción «Sport» de los tres programas de dureza del sistema de suspensión TEMS Skyhook original del vehículo. La ganancia de altura libre demuestra aquí todas sus ventajas y, tanto en roderas profundas como en badenes abordados a buena velocidad, no hay miedo de arrastrar «la panza» por el suelo.
Nos cuenta su propietario que el franqueo de dunas es uno de sus escenarios favoritos, gracias a la mejora de ángulos y altura libre de la carrocería y la elevada potencia del motor, aumentada gracias al montaje de la centralita.

No es un coche para franqueo extremo, ni por su enorme tamaño ni por la preparación efectuada, pero te aseguramos que supera con facilidad los pasos más complicados que puedas encontrar en cualquier ruta.

El cambio automático y la corta reductora facilitan mucho la conducción en zonas de franqueo, sin olvidar que, en caso necesario, se pueden bloquear dos de los tres diferenciales, aumentando exponencialmente la capacidad de tracción del vehículo. Y en caso de empanzar los bajos, todavía nos queda un as en la manga, pues la suspensión permite estirar 50 mm los cilindros hidroneumáticos para liberar el coche.

Motor
Centralita de potencia NTDD 535 e
Filtro de aire de algodón lavable K&N 90 e
Toma elevada de admisión 350 e
Frenos/suspensión
Latiguillos de freno metálicos 190 e
2 muelles Mabilsa 227 e
Rescate
Cabrestante T-MAX 9500 con cable de plasma y mando R/C 1.100 e
Sistema eléctrico
Dos faros de largo alcance Hella Rallye 1000 398 e
Kit faros xenón (solo para viajes africanos) 131 e
Batería de gel 250 e
Dos faros completos (cortas y largo alcance) 180 e
Emisora de radio Yaesu (2 m) 199 e
Emisora de radio 27 MHz TCB 881 TTI CB 79 e
Convertidor corriente 12/220 V y 2.000 W 310 e
GPS Garmin MONTANA 450 e
Varios
I T V 115 e
Gastos de homologación 780 e
Carrocería
Aletines más anchos 520 e
Compresor de aire de 150l/min T-MAX 170 e
Taloneras laterales 300 e
Chapas de protección de bajos 598 e
Tintado de lunas 100 e
Ruedas
5 neumáticos Cooper Discoverer S/T 285/75-16 1.220 e
5 llantas MT 8 x 16″ 1.190 e

Ficha técnica
Motor
Tipo 1HD-FTE. Seis cilindros en línea, longitudinal
Distribución Árbol de levas en culata.OHV. 24 válvulas
Ciclo Diésel
Alimentación Inyección directa, con bomba rotativa mecánica, controlada electrónicamente. Turbocompresor e intercooler
Diámetro x carrera 94 x 100 mm
Relación de compresión 18,8:1
Desplazamiento 4.164 cm3
Potencia máxima 245 CV (serie: 204 CV a 3.400 r.p.m.)
Par máximo 538 Nm (serie: 439 Nm a 1.400 r.p.m.)
Transmisión
Relaciones 1ª: 2.95. 2ª: 1,530. 3ª: 1,000. 4ª: 0,765. M.A.: 2,678
Caja de cambios Automática, de cuatro velocidades. Tipo: A442F
Caja tránsfer Dos velocidades. Largas: 1,000. Cortas: 2,488. Tipo HF2A
Tipo de tracción Total permanente. Diferenciales central y trasero con bloqueo manual al 100%
Reducción en los diferenciales 4,100:1
Carrocería
Frenos Discos ventilados delante (Ø313 mm) y detrás (Ø329 mm). Asistencia mediante bomba hidráulica
Chasis Independiente, de largueros de acero y 9 travesaños
Carrocería De chapa de acero atornillada al chasis mediante 10 silentblocks
Suspensión delantera Independiente, con barras de torsión de Ø32 mm y amortiguadores hidroneumáticos controlados electrónicamente. Barra estabilizadora
Suspensión trasera Eje rígido guiado por cuatro tirantes longitudinales y barra Panhard transversal. Muelles hidroneumáticos, controlados electrónicamente con varias posibilidades de dureza y altura. Barra estabilizadora
Neumáticos 285/75-16 118 Q (serie: 275/70-16″)
Llantas 8 x 16″
Dimensiones
Longitud 5.050 mm (serie 4.890 mm)
Anchura 1.940 mm
Altura 1.930 mm (serie: 1.850 mm)
Vías delantera/trasera 1.715/ 1.710 mm (serie 1.620/1.615 mm)
Batalla 2.850 mm
Tara 2.850 kg (serie 2.575 kg)
Capacidad combustible 96 litros

El consejo TT

El Land Cruiser 100 es una buena elección para realizar una preparación que resulte en un todoterreno rutero eficaz, fiable, cómodo y potente. Ahora bien; su precio como V.O. resulta muy elevado. Nuestro principal consejo es que huyas de las unidades más recientes y busques una dotada de bloqueo del diferencial trasero. Este elemento fue reemplazado desde finales de 2004 por el control de tracción en el último restyling practicado al vehículo. Por eso, frente a lo que suele ser habitual, te recomendamos que no adquieras una de las unidades más modernas.

Vehículo base H H H H
Coste de la preparación H H H
Calidad de realización H H H H
Versatilidad H H H H
Resultado final H H H H

 

Toyota Land Cruiser