En el concesionario pueden llegar hasta los 500 euros

Cómo ahorrar 400 euros en los trámites de matriculación de tu coche

ahorro matriculacion
Cómo ahorrar 400 euros en los trámites de matriculación de tu coche
Autofacil
Autofacil
Los gastos de matriculación de un coche pueden llegar hasta los 500 euros, si hacemos los trámites nosotros mismos, nos saldrá por unos 100 euros, por lo que ahorraremos casi 400 euros.


Para evitar confusiones, conviene aclarar que el gasto de matriculación y el impuesto de matriculación; son conceptos independientes y se pagan por separado. El primero se refiere a los trámites que el concesionario realiza para obtener las placas identificativas de nuestro coche. Pueden cobrarte por este servicio hasta 500 euros, pero, si lo realizas tú mismo (necesitarás un poco de paciencia y una o dos mañanas), el importe será de unos 100 euros. Con la ayuda de Autocasion.com, veamos cómo hacerlo:

  • Solicita el “tríptico” al vendedor. Se conoce con este nombre porque el documento tiene 3 hojas. Contiene los datos más importantes del coche, entre ellos, las emisiones de CO2, con las que se calcula el impuesto de matriculación que deberás abonar (si las emisiones son inferiores a 120 g/km, no hay que pagar nada).

  • Calcula el impuesto de matriculación. Con el impreso Modelo 576 –puedes descargarlo en la web de la Agencia Tributaria– puedes calcular el importe de este impuesto. Una vez satisfecho el pago, el banco te facilitará un código NRC (Número Referencia Completo); añádelo al modelo 576 y estará listo para ser presentado en la sede virtual de la web de Hacienda –para realziar estos trámites por Internet necesitarás un certificado digital o el DNI electrónico–. También puedes hacerlo de forma presencial, pero deberás pedir cita previa.

  • Abona el Impuesto de Circulación. Hay que pagarlo en el ayuntamiento en el que va a estar matriculado el coche (el mismo en el que estés empadronado tú, aunque no residas allí); su precio depende de cada municipio y de la potencia fiscal del vehículo. Se paga cada año.

  • Acude a Tráfico. Lleva la documentación anterior y los correspondientes justificantes de pago a la Jefatura Provinvial de tráfico. No olvides el tríptico y tu DNI, pasaporte o tarjeta de residencia. Te darán el número de matrícula y el permiso de Circulación, que cuesta 94 euros.

  • Recoge las matrículas. Con toda la documentación, ve a una tienda de recambios o a un especialista autorizado. Las placas te costarán entre 6 y 50 euros (en función de si las quieres de un material especial, como el metacrilato, por ejemplo). ¡Ojo! Algunos coches necesitan matrícula de formato reducido –presta atención a la ficha técnica de tu coche–, del mismo modo, si en la ficha técnica no viene recogida esta especificación no podrás instalar matrículas más pequeñas y te podrán multar.

  • Recoge tu coche. Con las matrículas y la documentación definitiva en tu poder, acude al concesionario, instala las placas y tu coche ya estaría en condiciones de circular.

Fuente: Autocasion.com