No es algo habitual

«¡Coche al agua!»: ¿qué debemos hacer?

1332494806.232115. 800x450 1
«¡Coche al agua!»: ¿qué debemos hacer?
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Aunque no es una situación muy habitual, es algo que puede suceder. Por eso, desde Autofacil.es os vamos a dar una serie de consejos para salir airoso si tu coche cae al agua mientras conduces.


Que un coche caiga al agua es un tema más propio de las películas de cine que de la vida real. Sin embargo, seguro que todos hemos escuchado en los telediarios o incluso vivido de forma directa o indirecta una situación como esta. Las lluvias torrenciales, el desborde de un río, el temporal marítimo en las zonas de costa o un simple despiste pueden llevarnos a acabar con nuestro coche totalmente invadido por el agua en una situación límite en la que, sino sabemos actuar, podemos tener problemas graves.

Por eso y con el objetivo de poder salir airoso de una situación tan complicada como que un coche quede atrapado en el agua, es necesario seguir una serie de consejos básicos de actuación que pueden llegar a salvarnos la vida en esos momentos.

Tres consejos por si tu coche cae al agua

  1. Cinturón de seguridad: En el momento que el coche va hacía el agua no se debe desabrochar el cinturón. Lo mejor es mantener la calma, dentro de lo posible, y esperar a que el coche esté totalmente parado para quitarnos el cinturón de seguridad. ¿Por qué? El agua va a hacer que la velocidad de tu coche disminuya drásticamente y por esto el impacto se va a reducir muy considerablemente si llevas puesto el cinturón.
  2. Romper la ventanilla: Si la ventanilla no se abre normalmente, deberemos romperla a la fuerza con la ayuda de un martillo afilado, una llave inglesa o cualquier herramienta puntiaguda para golpear el cristal. Al estar laminada, la luna delantera es más resistente a los impactos, por lo que lo mejor será romper la ventanilla del piloto y del copiloto. Debemos tener en cuenta que siempre se deben romper ventanillas de los dos lados, ya que si solo rompemos el lado derecho, la presión y fuerza del agua nos hará volcar, perdiendo la estabilidad.
  3. Abrir la puerta: Para abrir la puerta deberemos esperar a que el vehículo se llene completamente de agua y la presión sea igual dentro que fuera. En este momento será más sencillo abrir la puerta. Hasta entonces, deberemos buscar el punto más alto en el coche para intentar no quedarnos sin oxígeno hasta el último momento.

Estos consejos son solo la teoría, ya que en una situación así lo más importante será mantener la calma y, en caso de haber varios pasajeros en el coche, tener un gran control para manejar la situación y poder resolver el problema de una forma organizada.