¿Puede dar positivo el uso de gel desinfectante para manos en un control de alcoholemia?

test alcoholemia
¿Puede dar positivo el uso de gel desinfectante para manos en un control de alcoholemia?
Javier Jimenez
Javier Jimenez

En más de una ocasión hemos visto como el uso de gel desinfectante para manos puede jugarnos una mala pasada a la hora de realizar un control de alcoholemia. Te contamos cómo esta desafortunada combinación puede llegar a convertirse en un falso positivo.


De nuevo hemos podido conocer una nueva noticia relacionada con este caso que en este ocasión tiene como protagonista al reportero de televisión José Antonio León. Tras ser parado en un control rutinario de alcoholemia, el periodista —que afirma ser abstemio— dió como resultado en una cifra superior a 0,25 miligramos por litro en aire espirado. Concretamente, 0,35.

Pero lo más sorprendente es que apenas tres minutos después de realizar la primera prueba, se llevarían a cabo dos controles más que darían como resultado 0,03 y 0.0, respectivamente. Unas cifras que, más allá de confirmar que el conductor se encontraba en perfectas condiciones para circular, sembraban la duda de si el alcoholímetro podía estar estropeado.

gel desinfectante coronavirus

Sin embargo, el verdadero causante de este falso positivo no fue otro que el gel desinfectante de manos que el reportero utilizó antes de pasar el control de alcoholemia. Al parecer, al tocar la boquilla para hacer la prueba, parte del alcohol utilizado en sus manos podría haber quedado impregnado sobre el plástico y, una vez soplado, parte de estos gases podrían haber sido detectados por el aparato.

La clave de la cuestión está en la inhalación de los vapores de las soluciones al aplicarlas sobre las manos. Estos vapores, que contienen alcohol, pasan a diferentes zonas de las vías respiratorias y se mantienen ahí durante un breve periodo de tiempo. A raíz de ello, varios estudios médicos aconsejan que, si se va a realizar un test de alcoholemia, se haga tras haber esperado mínimo 15 minutos tras haber usado este tipo de geles, y, si hay resultado positivo, debería comprobarse mediante un test en sangre que descartaría la presencia de alcohol.

Una circunstancia muy desafortunada que conviene tener en cuenta a la hora de realizar esta prueba ya que por improbable que parezca podría suceder a cualquiera. Y es que, más allá del uso de la mascarilla en el coche, el uso de este tipo de soluciones se ha convertido en una práctica social habitual para combatir la expansión del coronavirus.