Cómo saber si una gasolinera está cerca de la autovía o hay que desviarse varios kilómetros

senal gasolinera e1625486217156
refueling station road sign along a highway
Nicolás Merino
Nicolás Merino
En pleno viaje, la opción más recomendable, ya sea por que se tarda un menor tiempo o por el ahorro de combustible, es repostar en una gasolinera que esté pegada a la carretera.

La gasolinera se erige como uno de los escenarios más importantes durante los trayectos por autopista y autovía. No en vano, seguro que en alguna ocasión la reserva ha hecho acto de presencia, pero no ves una estación de servicio lo suficientemente de la vía por la que circulas como para detenerte.

¿Cómo encontrar gasolineras con AdBlue?

En cualquier caso, una vez decides parar, coger un desvío en el que la gasolinera está a varios kilómetros puede hacerte perder un tiempo precioso. Por eso, te traemos un truco para reconocer qué gasolineras sí están pegadas a las carreteras. Se trata de una recomendación especialmente útil para aquellos conductores que no saben exactamente la localización de las estaciones de servicio a lo largo de su recorrido.

Gasolinera autopista

En primer lugar, lo más recomendable es utilizar el sentido común: si puedes ver la gasolinera desde la propia autovía, lógicamente no tendrás que desviarte demasiado para llegar hasta ella. Sin embargo, si no puedes establecer contacto visual, para saber si una gasolinera está lejos de la autovía, debes fijarte en los carteles que anuncian la estación de servicio. A priori, podría parecer que no informa acerca de si tienes que salir de la autopista o no, aunque la clave está en su código de colores:

  • Azul: la gasolinera está ubicada en un lateral de la autovía.
  • Verde: la gasolinera está cerca, pero no en la autovía
  • Blanco: hay que salir de la autovía y seguir una carretera convencional para dar con la gasolinera.

Ojo, esto sólo sucede en las autovías. En las autopistas y autopistas de peaje, por normativa, las gasolineras tienen que estar al borde de las mismas. Además, la distancia entre estaciones de servicio debe ser, como mínimo, de 20 kilómetros y la máxima oscila entre los 40 y 60 kilómetros.

En otros casos, como cuando hay parques o reservas naturales, sí que puede haber una distancia mayor entre gasolineras. Por último, también puedes consultar dónde está la ubicación de una gasolinera con la ayuda de apps de movilidad como Google Maps. Esto te ahorrará el tener que desviarte mucho de tu ruta principal.