A subasta, el Ford Escort RS Turbo de Lady Di

subasta FOrd Escort Lady Di 1
A subasta, el Ford Escort RS Turbo de Lady Di
Enrique Espinós
Enrique Espinós
Sale a subasta en Inglaterra el Ford Escort RS Turbo que fue el coche personal de Lady Di de 1985 a 1988. Con sólo 40.170 kilómetros en el marcador y un motor de 1,6 L que entrega 130 CV, se espera que las pujas superen de largo las 100.00 libras (aprox. 119.500 euros).

De asociarse a un coche, la figura de Lady Di ha quedado lamentablemente unida al Mercedes Clase S de 1994 que, el 31 de agosto de 1997; perdió la vida en un accidente automovilístico en París. Pero una próxima subasta trae de nuevo a la actualidad la figura de la princesa Diana.

La figura de Lady Di, para muchos, un icono social; ha estado unida a varios automóviles. De hecho, en Inglaterra, está fuertemente asociada a una marca como Ford y a un modelo como el primer Escort. Y es que Lady Di condujo bastante tiempo un Ford Escort Ghia de color plata que le regaló el príncipe Carlos. Y, a la hora de renovarlo, solicitó un nuevo Ford Escort Cabrio 1.6i de color rojo.

Pero dada su nula protección en caso de atentado y lo llamativo de su color; desde la casa real británica se instó a la princesa a contar con un vehículo de carrocería cerrada y, también, por si era necesario escapar de alguna amenaza; con más potencia.

Así las cosas, la casa real británica contactó con Ford Gran Bretaña en 1985 y desde la marca ofrecieron a la Princesa Diana la posibilidad de entregarle una unidad muy especial de su nuevo compacto deportivo: el Ford Escort RS Turbo. Este vehículo, que contaba con un motor gasolina de 1.597 cc turboalimentado que entregaba 130 CV y 180 Nm de par, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos y de alcanzar los 200 kilómetros por hora (124 millas/h) de velocidad punta. Unas prestaciones que, para 1985, no estaban nada mal en un compacto.

subasta Ford Escort Lady Di lateral
Este Ford Escort RS Turbo de 1985 perteneció a Lady Di y se subastará el 27 de agosto

Pero decíamos que este Ford Escort RS Turbo fue muy especial. Y lo fue, entre otras cuestiones, porque Ford se lo ofreció a Lady Di pintado en color negro (se rumorea que fue una solicitud del Servicio de protección de la casa real; ya que el tono blanco de serie se estimaba demasiado llamativo), haciendo de esta unidad el único RS Turbo de ese color que salió de fábrica.

La historia del Ford Escort RS Turbo de Lady Di a subasta

Ford le entregó el RS Turbo a Lady Di en 1985 y la princesa lo utilizó durante tres años en sus salidas de ocio por Londres; en las que siempre iba acompañada de un guardaespaldas y, en ocasiones, de sus hijos pequeños. Existen numerosas fotos de ella utilizando ese coche que, en 1988, la casa real británica devolvió a la marca estadounidense. De cualquier forma, la propia Lady Di no recurrió mucho a su Escort particular ya que cuando la casa real británica devolvió el coche a su fabricante, el Escort RS tan sólo acumulaba 10.940 kilómetros en su marcador (6.800 millas).

subasta subasta FOrd Escort Lady Di frontal

Ford se lo vendió al jefe de ventas para el Gobierno de la compañía, y fue su mujer quien le dio uso durante cinco años. Ya en 1993, la emisora de radio Kiss FM en Inglaterra lo adquirió y lo sorteó en un evento promocional; de hecho, el coche, que ya contaba con unos 19.300 km (aprox. 12.000 millas), lo ganó una tal señorita Jones. Y en 1 de noviembre de 1994, lo adquirió un tal señor Windsor que lo mantuvo en su poder hasta 2008, fecha en la que el coche fue adquirido por uno de los mayores coleccionistas de Ford de Inglaterra.

Finalmente, el coche será subastado por la firma británica Silverstone Auctions el próximo 27 de agosto, y se espera que las pujas se inicien, al menos, en 100.000 libras, aprox. 119.500 euros. Y es que, además del valor histórico del vehículo debido a quién fue su primera propietaria, el estado del coche, perfecto y restaurado (incluyendo incluso el uso de la matrícula que utilizó la princesa; así como todo el historial de mantenimiento); así como su bajo kilometraje (40.170 kilómetros) hacen de él un interesante vehículo de colección.