Todoterreno clásico

El primer Volkswagen T1 todoterreno vuelve a rodar

Volkswagen T1 8x4 con orugas
El primer Volkswagen T1 todoterreno vuelve a rodar
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
Hace 60 años, este Volkswagen T1 salió de la fábrica alemana de Hannover para viajar a Austria, donde su nuevo propietario, Kurt Kretner, lo convertiría en un auténtico todoterreno.

Aunque ya no está aquí para contarlo, Kurt Kretner no solamente era un gran esquiador, sino también un brillante mecánico. Kurt echaba en falta un vehículo que pudiera enfrentarse al invierno en los Alpes, que sirviera para cuidadores de refugios de montaña, cazadores, silvicultores, médicos, técnicos de mantenimiento de remontes, de postes de televisión y radio, tuberías… un furgón amplio y fácil de conducir capaz de alcanzar las praderas más altas. Y al no encontrar el vehículo que demandaba, decidió crearlo.

Volkswagen T1 8x4 con orugas
Volkswagen T1 8x4 con orugas

El punto de partida fue el Volkswagen T1, predecesor del actual Transporter y primo hermano del Escarabajo, con el que compartía su motor trasero y parte de su chasis. Kurt empleó cuatro años en desarrollar y construir su invento, que disponía de cuatro ejes: dos traseros motrices, calzados con orugas de diseño propio sobre llantas de 13”, y dos delanteros directrices, equipados con ruedas gemelas en llantas de 14”. El sistema motriz constaba además de un diferencial de acoplamiento viscoso.

Una adecuada desmultiplicación permitía al T1 desenvolverse fuera del asfalto con los modestos 34 CV de su motor de cilindros opuestos y 1,2 litros, conformándose a cambio con una velocidad máxima de 35 km/h.

Volkswagen T1 8x4 con orugas
Volkswagen T1 8x4 con orugas

Con todo ello, el T1 combinaba una motricidad sobresaliente incluso en condiciones de nieve profunda y una sencillez de conducción similar a la del furgón original, algo que no habría sido posible usando unas cadenas integrales manejadas por palancas, como era habitual en la maquinaria de obras de la época.

Kurt sólo consiguió fabricar dos unidades de su T1 Fox. El paradero de una de ellas es desconocido, mientras que la segunda ha sido restaurada por el departamento de vehículos clásicos de Volkwsagen, que ha devuelto la vida a este furgón producido en Hannover en mayo de 1962, hace nada menos que 60 años.

Volkswagen T1 8x4 con orugas

 

Artículos de Volkswagen