Volvo V90 T8 Twin Engine: así es su sistema de propulsión

vovlo v90
Volvo V90 T8 Twin Engine: así es su sistema de propulsión
Álvaro Sauras
Álvaro Sauras

El Volvo V90 cuenta con un propulsor térmico de dos litros, complementado con dos motores eléctricos: uno de 34 kW que trabaja en paralelo al térmico y otro de 65 kW que mueve el eje trasero.


El objetivo de Volvo era conseguir 408 CV utilizando, como elemento constructivo central, su bloque 2.0 de 4 cilindros en línea y desarrollando una gama de motores de potencia progresiva.

El punto de partida es realmente sofisticado. Se trata del motor de la versión T6 del V90. Este 2.0 es algo así como un homenaje a aquel propulsor 1.4 Twincharger de Volkswagen. Cuenta con un compresor Eaton, accionado por la correa de órganos auxiliares y capaz de girar hasta 24.000 rpm, que se encarga de la respuesta hasta unas 3.000 rpm. A partir de ese punto, el compresor se desactiva y toma el relevo un turbo twin scroll.

Kia ofrece un modelo electrificado para cada necesidad

Además, el motor 2.0 cuenta con una hibridación ligera, consistente en un motor eléctrico de 34 kW de potencia que se ocupa del arranque, de recuperar energía durante la retención y de apoyar durante las aceleraciones, eliminando a priori cualquier laguna de par.

Este motor térmico está montado en el vano en posición transversal –por delante del tren delantero, lo que se traduce en buena habitabilidad y cierta tendencia al subviraje– y está conectado a una caja de cambios automática de seis velocidades.

Volvo V90 T8 Twin Engine

La batería de litio de alta tensión se ubica en el túnel central del V90 T8 –resta bastante espacio al ocupante de esa quinta plaza… aunque el BMW también ‘carga’ con un voluminoso túnel de transmisión–. Emplea una química asequible y no muy sofisticada –óxido de manganeso, en contraste con las de tipo NMC que utiliza cualquier eléctrico moderno–, con 10,4 kWh de capacidad, de los cuales son utilizables para la propulsión 100% eléctrica unos 8 kWh. Cuenta con un cargador embarcado de 3,6 kW de potencia.

Detrás, encontramos un eje trasero electrificado mediante un motor de imanes permanentes capaz de desarrollar 65 kW de potencia –equivalentes a 88 CV– y 240 Nm de par.

Volvo V90 twin engine

Podríamos calificar al motor eléctrico trasero de relativamente humilde… si tenemos en cuenta que la máxima motricidad del V90 reside precisamente en su eje trasero. Con un motor eléctrico más potente sería capaz de aproximarse a las cifras de aceleración del BMW, sobre todo teniendo en cuenta que, en aceleración, el motor delantero es perfectamente capaz de agotar la motricidad disponible.

Vovo V90 D4

 

 

Volvo V90