Volvo cumple con lo prometido y limita sus nuevos modelos a 180 km/h

apertura s90 108kmh
Volvo cumple con lo prometido y limita sus nuevos modelos a 180 km/h
Álvaro Sauras
Álvaro Sauras

Esta nueva limitación electrónica entra en vigor para todos los nuevos lanzamientos y restylings de modelos ya a la venta, comenzando con los S90 y V90.


En marzo del año pasado, la marca de origen sueco Volvo anunciaba su intención de limitar electrónicamente la velocidad máxima de todos sus modelos a 180 km/h.

Según Volvo, la medida estaba concebida para «enviar una clara señal sobre los peligros de los excesos de velocidad», y estaba enmarcada dentro de su proyecto «Vision 2020», que nacía con el ambicioso objetivo de que, a partir de 2020, nadie falleciera o resultara gravemente herido a bordo de un modelo nuevo de Volvo.

Ahora, coincidiendo con el lavado de cara, restyling o facelift de sus modelos S90 y V90, Volvo ha comenzado a poner en práctica su estrategia. La marca ha preferido omitir el detalle en sus notas de prensa relativas al lanzamiento de ambos modelos pero, si rebuscamos en las hojas de características, nos topamos rápidamente con el detalle.

Ficha técnica - Volvo S90

Por supuesto, esta limitación de velocidad es puramente electrónica. Ambos modelos cuentan con potencia y relaciones de transmisión lo suficientemente largas como para superar muy holgadamente la barrera de los 180 km/h, e incluso la de los 250 km/h.

Obviamente, dado que todos los modelos (y especialmente la versiones B6 y T8 TwEn, dotadas de 300 y 303 CV respectivamente) cuentan con potencia de sobra para alcanzar esos 180 km/h, es de esperar que se obtenga una aceleración bastante enérgica hasta el límite de 180 km/h (que se alcanzará en la quinta de las ocho relaciones de las que dispone la caja de cambios automática), y que las prestaciones en todo el rango de velocidades «permitidas» sean bastante buenas.

Velocimetro Volvo hasta 260

Desde luego, no es la primera vez que un fabricante limita electrónicamente la velocidad de sus modelos, aunque no hay precedentes de limitaciones tan severas, salvo entre los eléctricos. Hasta ahora, un Volvo S90 D4 de 190 CV era capaz de alcanzar los 230 km/h, mientras que un S90 T6 AWD de 320 CV alcanzaba con holgura los 250 km/h, velocidad a la que entraba en funcionamiento la limitación electrónica.

De hecho, con el peso y dimensiones del S90, los 300 CV del nuevo S90 B6 (aún no disponible en nuestro mercado) deberían permitirle acariciar esa cifra de 250 km/h en cuanto alguien encuentre la forma de puentear ese limitador electrónico (algo que probablemente sea tan viable desde el punto de vista tecnológico como ilegal).