Se presentará en el SEMA360 2020

Chevrolet K5 Blazer-E: un todototerreno clásico que vuelve con motor eléctrico

chevroletperformance sema360 k5
Chevrolet K5 Blazer-E: un todototerreno clásico que vuelve con motor eléctrico
Javier Jimenez
Javier Jimenez

La última creación del departamento Chevrolet Performance es una curiosa K5 Blazer que aúna el espíritu clásico del todoterreno de General Motors con la última tecnología eléctrica del fabricante.


Tomando la base de un Chevrolet K5 Blazer de 1977, la compañía estadounidense ha presentado su futuro paquete Electric Connect and Cruise que planea vender en los próximos años. El resultado es un clásico que vuelve como eléctrico y que será presentado en el SEMA360 de este año, que tendrá lugar del 2 al 6 de noviembre en Las Vegas. En esta edición atípica, la feria no acogerá a ningún asistente y todas las actividades se realizarán de manera virtual.

El Chevrolet K5 Blazer-E es un prototipo funcional encargado de mostrar al mundo el próximo kit que Chevrolet Performance planea poner a la venta a lo largo del segundo semestre de 2021. No es el primer proyecto que la marca nos presenta relacionado con la electrificación de alguno de sus clásicos. Recordemos que, el pasado año también pudimos conocer al Chevrolet E-10 Concept, un pick-up que tomaba la base de un Chevy C10 de 1962.

Chevrolet K5 Blazer-E

Más allá de la transformación de vehículos de combustión en modelos eléctricos, lo más interesante de esta propuesta es que se trata de una fórmula para salvar de las restricciones a los automóviles más veteranos. Se puede decir que Chevrolet pone sobre la mesa la opción de la electrificación como una solución para los amantes de los coches clásicos.

El K5 Blazer-E hereda la configuración eléctrica del Chevrolet Bolt

La unidad utilizada conserva la mayor cantidad posible de elementos originales del Blazer. Por otra parte, el 90% de los nuevos componentes instalados en el paquete eCrate proceden de la planta donde se produce el Chevrolet Bolt. El comienzo de la transformación pasó por retirar el bloque original V8 de 6.5 litros y 175 CV del todoterreno, así como la transmisión automática, la línea de escape y el sistema de inyección de combustible.

Chevrolet K5 Blazer-E

Una vez realizada esta tarea, el equipo de Chevrolet Performance procedió a la instalación del propulsor eléctrico del Chevrolet Bolt que entrega 203 CV de potencia y un par máximo de 360 Nm. Esta configuración se asocia a una transmisión automática de cuatro relaciones controlada electrónicamente. La caja de transferencia, los palieres y los ejes siguen siendo los originales.

Chevrolet K5 Blazer eléctrico

El motor eléctrico es alimentado por una batería de iones de litio de 60 kWh y 400 voltios que se ha instalado sobre la parte trasera del Blazer. El kit ofrece todas las características del tren motriz del Bolt, como frenado regenerativo, protección contra sobrecargas y mantenimiento de la temperatura de la batería. El cuadro de instrumentos también ha sido modificado para mostrar la información relevante para la conducción. Además, se incluye un inversor de corriente CC a CA así como un convertidor de potencia para alimentar diversos sistemas.