De 0 a 100 km/h en sólo 2,3 segundos

Praga Bohema: el superdeportivo checo con corazón de Nissan GT-R

Enrique Espinós
Enrique Espinós
Si tienes 1,28 millones de euros, lo mismo te interesa el Praga Bohema. Además de un diseño radical, pesa tan sólo 982 kg y monta un motor V6 biturbo procedente del Nissan GT-R.

Si hablamos de la República Checa en relación al mundo del motor, hay que hablar indefectiblemente de una marca como Skoda (y si te gusta mucho la historia del automóvil, quizá hayas oído hablar de Tatra). Pero si la marca englobada desde 1991 en el Grupo VW es hoy día un ejemplo de marca de gran volumen; en la República Checa también existe un pequeño fabricante que está dando mucho que hablar. Se llama Praga Cars (no, no fueron muy originales) y su última creación es un superdeportivo llamado Praga Bohema.

Praga Bohema 34del

Lo primero que hay que contar es que Praga Cars tiene 115 años de historia como fabricante de automóviles… Entonces, ¿cómo hemos oído hablar tan poco de ella? Pues porque, aunque produjo su primer coche en 1907 y siguió fabricando automóviles hasta el final de la II Guerra Mundial, el gobierno comunista instaurado entonces en el país decidió que Praga se dedicara a fabricar camiones y piezas para vehículos industriales.

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz clic aquí

Tras la caída de comunismo en el país en 1989, Praga se estableció de nuevo como una empresa privada y, en los años 90, además de seguir fabricando camiones, comenzó a fabricar motocicletas de motocross. Ya en la década de 2000, la empresa desarrolló y fabricó camiones todo terreno que tuvieron un buen desempeño en pruebas tan míticas como el Dakar. Y, en 2009, entró en el mundo de los karts, con los incluso ha ganado campeonatos del Mundo. La versatilidad de la empresa checa es tal que incluso cuenta con una división de aviación, Praga Avia, que actualmente está ultimando el desarrollo de un avión de despegue y aterrizaje para cortas distancias.

Praga Bohema trasera

Praga Bohema: de 0 a 100 km/h en sólo 2,3 segundos

Hace exactamente 10 años, en 2012, Praga volvió a entrar en el mercado del automovilismo deportivos, con el lanzamiento del prototipo R4S y, más tarde, del R1. Y ahora, Praga se pone serio con el lanzamiento, previsto para 2023, del Praga Bohema, un superdeportivo biplaza y de motor central que, debido al uso de la fibra de carbono en su chasis monocasco y en su carrocería, marca en báscula un peso de tan sólo 982 kg.

Praga Bohema 00008

Y eso que no incorpora precisamente un ligero motor tricilídrico. Qué va. Los responsables de Praga han apostado por el legendario bloque PL38DETT de Nissan, esto es, el 3.8 L V6 biturbo que equipaban los Nissan GT-R y que, modificado para la ocasión y situado en posición central, entrega nada menos que 710 CV y un total de 742 Nm. Toda esta potencia se gestiona mediante una transmisión secuencial de seis velocidades Hewland y se traspasa al suelo a través del tren posterior del vehículo.

Con semejante peso, potencia y una eficacia aerodinámica abrumadora (el Bohema es capaz de generar hasta 900 kg de carga aerodinámica a 250 km/h) las prestaciones son… escalofriantes ya que el Praga Bohema es capaz de alcanzar los 299 km/h pero, sobre todo, de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 2,3 seg.

Praga Bohema interior

Un superdeportivo ‘cómodo’ y muy muy exclusivo

Junto a esta configuración tan radical, desde Praga han buscado que el Bohema no sea un coche incómodo para sus ocupantes, sino que, en la medida de lo posible, resulte útil e incluso lujoso. Así, el Bohema cuenta con volante y pedales regulables (el primero, extraíble), ‘lujos’ como aire acondicionado y acabados en fibra de carbono en el interior del habitáculo, o un revestimiento del mismo en tela de Alcántara (con las costuras cosidas a mano); incluso dispone de un juego de maletas de cuero específicamente pensando para los espacios disponible tras los pasos de rueda traseros.

Praga Bohema lateral

El objetivo de Praga con el Bohema es sencillo: crear, a partir de 2023, unas 10 unidades al año para lograr la máxima calidad posible. Pero ojo, porque el Bohema tendrá un precio acorde a las expectativas de la marca: 1,1 millones de libras o, lo que es lo mismo, 1,28 millones de euros.

Y por si precio no le otorga la exclusividad suficiente, Praga sube la apuesta, ya que no tiene previsto fabricar más de 89 unidades del Bohema. ¿El motivo? Que este vehículo se trata, asimismo, de un homenaje a la victoria de un vehículo de la marca, el Praga Alfa, en las 1000 Millas de Checoslovaquia en 1933, hace justo 89 años.